14 diciembre, 2018

El conurbano se convierte en la tumba electoral de Macri y el retorno de Cristina

Por Alfredo Silletta. Más allá del pavoroso ataque económico-mediático-judicial contra la ex presidenta Cristina Kirchner, los números en la provincia de Buenos Aires, han dejado nocaut tanto al presidente como a la gobernadora María Eugenia Vidal. Tres encuestas realizadas en municipios del Sur, del Norte y el Oeste del Gran Buenos Aires muestran que la ex mandataria está arañando el 60 por ciento de la imagen positiva, mientras que el presidente ronda entre los 14 y 20 puntos. Un poco mejor la imagen de la gobernadora, la cual también viene cayendo en los últimos meses en parte por la situación económica-social y la denuncia de los aportantes truchos.

Contamos hace unos días atrás en Info135, que en el último  timbreo los ministros y funcionarios de Cambiemos se reunieron por en la noche del sábado para hacer catarsis luego del rechazo generalizado de los bonaerenses a la política económica y social del gobierno. Frases como “no vuelvan nunca más”, “perdí el trabajo”, “no llego a fin de mes” o “no puedo pagar pagar las tarifas de luz y gas”, repiqueteaban en los oídos de los funcionarios.

El intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, afirmó que hoy la imagen de Cristina está en 58% y la de Macri en un 14% en su municipio. El jefe comunal afirma que el presidente “ha sido afectado y tiene la peor imagen en Merlo y eso en el Conurbano se evidencia mucho”. Luego cuenta que Sergio Massa está en solo un 9 por ciento.

Por su parte, si vamos a un municipio del Sur, como Almirante Brown, donde gobierna Mariano Cascallares, la imagen positiva la ex presidenta mide 60 puntos y la de Macri sólo 20 puntos.  La situación es explosiva en casi todos los municipios del sur del conurbano, más allá del trabajo de los jefes comunales para paliar la crisis de su gente.

Si nos trasladamos al Norte del Gran Buenos Aires, la imagen del presidente está un poco mejor pero también ha caído mucho. Si tomamos un municipio como Malvinas Argentinas, gobernado por el joven Leonardo Nardini, la imagen de Macri está en 23 puntos, mientras que Cristina Kirchner suma el 53% de imagen positiva. Mas allá que en Malvinas mejora en un par de puntos la imagen presidencial, más del 75% desaprueba la gestión de gobierno.

Hay que destacar que en todos los municipios, tanto del Norte, Sur y Oeste la imagen negativa del presidente está entre los 70 y 80 puntos.

Las razones de la debacle en la imagen del presidente son simples en el Gran Buenos Aires: cierre de fábricas, tarifas de luz y gas por las nubes, un transporte que no para de subir, el precio de los alimentos y una fuerte decadencia en estos dos años de gobierno de Vidal en de la salud pública, las escuelas y el aumento de la inseguridad.

Todos los jefes comunales del Gran Buenos Aires reconocen que día a día aumenta la demanda en los comedores donde miles de chicos y familias se acercan para recibir un plato de comida.

Con un presupuesto que solo plantea más ajuste a los argentinos, el Gran Buenos Aires se está convirtiendo en la tumba del presidente y en la vuelta de la ex presidenta. Quizás Cristina debería reiterar aquella primera frase del general Juan Domingo Perón cuando fue derrocado en 1955 y dio su primer reportaje en Paraguay a la Nacional Broadcasting Company. Al final del reportaje el periodista le preguntó que pensaba hacer para retornar:

“-¿Yo….? Nada, en absoluto”

Se produjo un breve silencio y agregó:

-Todo lo harán mis enemigos”.

 

Facebook

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*