7 C
La Plata
20 julio, 2024
PAÍS

Hasta Clarín ya lo dice: la clase media es el sector más golpeado por las políticas de Macri

La clase media argentina, que representa en promedio el 45% de la población y que con sus votos posibilitó el triunfo de Mauricio Macri en 2015, resultó ser el sector más golpeado por la política económica implementada por el gobierno de Cambiemos.

Tan crítica es la situación, que hoy hasta lo reconoce el mismísimo diario Clarín, sin lugar a dudas un medio que resultó decisivo a la hora de incidir en el voto a favor del actual gobierno.

De acuerdo a lo que se revela, si bien, la base de la pirámide social es, sin dudas, la más afectada en los consumos básicos (alimentos), la clase media baja es la más afectada por el impacto de las tarifas y el deterioro del poder adquisitivo por la inflación, entre otras cosas. Son hogares que dependen mucho de la evolución de sus salarios, que temen ahora más al desempleo que a la inflación, y que luchan por sostener su nivel aspiracional y no caer en la pobreza.

El director del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), Agustin Salvia, destaca la segmentación de la tradicional clase media argentina, que fue mutando en las últimas décadas. “Tenemos un segmento superior de la clase media alta, más vinculado al mercado globalizado, con patrones de consumo americanos y europeos, altamente politizado; profesionales, en general, a quienes hoy la crisis, los afecta poco”, explica.

Y agrega que “en cambio, el otro segmento de la clase media, conformado por personas con oficios, obreros industriales formales o empleados de pymes, que accedieron a la educación privada y pública, que viven en espacios más heterogéneos, que dependen mucho más de cómo evolucionan sus salarios, es el segmento al que la esta crisis le pega fundamentalmente”.

De hecho, en la Capital Federal, por ejemplo, la clase media se redujo. En el segundo trimestre de este año, había una población total de 3.064.000 habitantes, de los cuales 2,1 millón eran de clase media; 565.000 eran pobres y 386.000, ricos. Respecto del mismo periodo del 2017, resultaron ser 104.000 personas menos de clase media y 69.000 pobres más, según la estadísticas del gobierno porteño. También, se contabilizaron 40.000 ricos más.

Según Salvia, el Gobierno tuvo una fuerte adhesión de la clase media baja porque el macrismo le ofreció una representación política. “Son segmentos que aspiran a recuperar su condiciones de clase media. ¿Que piden? Más trabajo, crecimiento, seguridad, mejor salud. Por eso, hoy están fuertemente decepcionados porque son los que más se están empobreciendo”, dice.

También en info135

Pedir la escupidera: Karina Milei fue a la embajada de Francia a suplicar perdón por los dichos de Villarruel

Alfredo Silletta

El sincericidio de Caputo: el ministro celebró que la gente tenga que vender sus ahorros para pagar impuestos

Eduardo

Jubilaciones: se posterga el debate en el Senado, mientras el oficialismo negocia con la oposición dialoguista

Eduardo

Salir de los comentarios