5.7 C
La Plata
2 agosto, 2021
PROVINCIA

La difícil carrera de obstáculos de Vidal para volver a Provincia: ahora se interpone Monzó

Por Alfredo Silletta

Desde hace un año, cuando perdió por paliza en las PASO del 11 de agosto, María Eugenia Vidal recibe una y otra vez malas noticias.  Ninguneo a Axel Kicillof y perdió por 15 puntos, tanto en la primaria como en la general de octubre; aparecen graves denuncias de espionaje ilegal orquestado desde su gobierno para controlar a la oposición; todos le recuerdan que no quiso abrir hospitales en estos días de pandemia; los intendentes de Juntos por el Cambio ya no le responden, incluso Jorge Macri anunció que quiere ser candidato a gobernador en 2023; apareció Elisa Carrió y dice que quiere estar en la lista bonaerense del próximo año; su jefe político, Horacio Rodríguez Larreta analiza un posible enroque donde Vidal vaya a CABA y Santilli a Provincia y por último reapareció por estas horas Emilio Monzó y anunció que se “si tengo que ser candidato en 2021, lo seré”, en un Zoom antes 600 mujeres militantes.

El ex presidente de la Cámara de Diputados aclaró en el Zoom que “yo siempre fui candidato, solo fui un armador en una etapa de mi vida. Y si tengo que ser candidato en 2021, lo seré”. Por ahora, Monzó no dice si estará en Juntos por el Cambio o si romperá para armar una estructura más centrista. Tanto Sebastián García de Luca, ex viceministro del Interior, como el ex diputado Marcelo Daletto trabajan dentro de JxC pero con autonomía.

Una Vidal asustada por el acuerdo Macri-Carrió cierra con el radicalismo bonaerense

Monzó mantiene un buen trato con Rodríguez Larreta y con Martín Lousteau pero su relación con  Mauricio Macri, Patricia Bullrich y Elisa Carrió es nula. “Quiero que en la Argentina haya acuerdos, reglas y luces. Una Argentina normal, es un país rico falta que hagamos una pausa y pensemos la estrategia más que la táctica”, afirma a quien lo quiera escuchar.

La gran pregunta es cómo está hoy en día la relación con la ex gobernadora. Más allá de un almuerzo que organizó el jefe de gobierno porteño, la relación es muy difícil.

Monzó y su gente no se olvidan del mal trago que pasaron en junio del 2019 cuando la ex gobernadora lo citó a una reunión en el segundo piso del Museo Ferroviario de Retiro. Allí en una breve reunión, Vidal humilló a Monzó y no le dio ni un lugar en la lista de diputados nacionales ni provinciales. “Ni un concejal fue la consigna”, desde el vidalismo.  El presidente de la Cámara de Diputados se retiró a los pocos minutos.

Un año después, Vidal sabe que el monzonismo no olvida y muchos menos confía en lo que ellos llaman la “falsa sonrisa” de Mariu.

Por ahora, el ultimo año político de Vidal ha sido pésimo. Su única alegría es que consiguió novio.

 

También en info135

El plan de vacunación del gobierno para agosto: aplicación a adolescentes y esquema completo

Nico Brutti

Los docentes con factores de riesgo también tendrán que volver a dar clases presenciales

Jorgelina

Un estudio del Ministerio de Salud reveló que la combinación de vacunas no genera efectos adversos

Jorgelina

2 Comentarios

Salir de los comentarios