17.7 C
La Plata
26 septiembre, 2020
PAÍS

Larreta analiza un fuerte enroque político: Vidal a CABA y Santilli a Provincia

Por Alfredo Silletta

 

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, planifica paso a paso su candidatura presidencial para las elecciones de 2023. Sabe que además de tener que enfrentarse al Frente de Todos tiene que cerrar la unidad con todos los sectores de Juntos por el Cambio que todavía dudan si el puede ser el candidato o volver a apostar por Mauricio Macri.

Más allá de la ‘cordialidad’ pública de Larreta para mantener la unidad y su propuesta no agresiva tiene que lidiar con un ex presidente lleno de rencor por su fracaso electoral, con la ultra de Patricia Bullrich y con la hiperactiva Lilita Carrió, ya de regreso a la escena política.

El sector ultra de la oposición, encabezado por Macri, Bullrich, Carrió y Pichetto, quieren ocupar los principales lugares en 2021  y llevar una campaña del odio irracional hacia los gobiernos de Alberto Fernández y Axel Kicillof. El sector moderado que conduce Larreta sabe que esa postura le quitará protagonismo en las legislativas y de allí que analiza una serie de jugadas en el tablero de ajedrez.

Larreta no quiere que ni Macri ni Patricia Bullrich encabecen la lista el próximo año en Capital Federal, al que considera su territorio y, paralelamente, María Eugenia Vidal no quiere compartir la lista bonaerenses con Elisa Carrió y Miguel Ángel Pichetto.

De allí que el jefe de gobierno porteño piensa una jugada fuerte en el tablero de ajedrez: un enroque. Para quienes no saben de ajedrez es la única jugada donde se mueven dos piezas a la vez y también la única en la que el rey mueve más de una casilla para protegerse.

La idea que trabaja Larreta es que Vidal encabece la lista porteña, para dejar afuera a Bullrich o al mismísimo Macri y que en la Provincia vaya Carrió pero poner de segundo a Diego Santilli, dejando el tercer lugar para un radical, con lo cual Pichetto iría recién cuarto o quinto.

Según trascendió  en su circulo cercano, la dirigente de la Coalición Cívica aceptaría con gusto, no solo porque ella encabezaría en Buenos Aires sino que le cortaría las alas a dos enemigos porteños que tiene: Martín Lousteau y Patricia Bullrich.

La ex gobernadora aceptaría porque Larreta es su jefe político y ella podría trabajar los próximos años para el armado bonaerense y ser la candidata en el 2023 a la gobernación en la Provincia o quizás aspirar a acompañar a Horacio en la fórmula presidencial.

También en info135

Jorge Alemán: “Hay sectores dispuestos a destruir el país con tal desalojar al gobierno”

Alfredo Silletta

Daniel Arroyo dio positivo de coronavirus y es el primer caso en el gabinete nacional

Jorgelina

Daniela Vilar en el Congreso sobre Escazú: “La construcción de una nueva normalidad nos demanda una agenda ambiental popular”

Alfredo Silletta

3 Comentarios

Salir de los comentarios