11.8 C
La Plata
21 julio, 2024
PAÍS

A seis años del suicido de Nisman, los medios hegemónicos vuelven a mentir

Como era de esperar, los medios hegemónicos salieron a mentir sobre un supuesto asesinato del fiscal Alberto Nisman, al cumplirse seis años de su muerte. Por suerte, dos periodistas que sí investigaron el caso salen a contar la verdad. El primero es Raúl Kollmann, de Página 12 y Pablo Duggan, autor del libro ¿Quien mató a Nisman?

En el día de hoy, Kollmann publicó una detallada nota sobre las falacias del peritaje de Gendarmería que sostuvo la hipótesis del asesinato sin el más mínimo protocolo. “La Gendarmería Nacional no observó los protocolos de actuación en la escena del crimen y en el análisis de lo ocurrido en el peritaje del caso de la muerte de Alberto Nisman. La fuerza  que, por otra parte, estaba desactualizado respecto de los avances científicos.” El texto, dice el periodista, es parte de una revisión completa, ordenada por el Ministerio de Seguridad, de todos los peritajes hechos por las fuerzas nacionales de seguridad en casos de importancia y servirá de base para el establecimiento de un nuevo protocolo que se pondrá en marcha en los próximos meses. 

Según Kollmann, “aquel peritaje de la Gendarmería es el único elemento con el que la trama judicial-política-mediática alineada con Cambiemos sostiene la hipótesis de que Nisman fue asesinado. Y como se trató de un estudio delirante, contradictorio con lo señalado por forenses y peritos idóneos, el juez y el fiscal esquivaron lo que se hace en todos los expedientes: llamar a declarar bajo juramento a los peritos para que expliquen cómo obtuvieron las conclusiones. A seis años de la muerte –se cumplen este lunes–, está claro que Nisman se disparó a sí mismo y eso hace que se haya diluido la campaña de Cambiemos y sus aliados para adjudicarle la muerte al peronismo. 

Según el periodista de Página 12, no hay ningun elemento para indicar que hubo un asesinato:

– No hay ninguna evidencia de que alguien haya entrado al edificio Le Parc donde vivía Nisman.

-Tampoco se encontró ningún rastro que indique que alguien entró al departamento del piso 13, cerrado por dentro, con sendos pasadores puestos en la puerta principal y en la de servicio.

-Tampoco dentro del baño se encontró ninguna evidencia del ingreso de otra persona que no fuera el mismo fiscal. O sea, Nisman se suicidó.

-Al técnico informático Diego Lagomarsino, quien le prestó el arma a Nisman y que, según está probado de manera demoledora, no estaba en el departamento a la hora del disparo –las cámaras demostraron que se fue a las 20.30.54–, no se le encontró en seis años ningún vínculo extraño ni llamadas sospechosas. Se lo imputó como partícipe de un comando que supuestamente mató a Nisman pero no se le detectó relación con ninguna persona sospechosa de integrar el inexistente comando. 

-En el departamento no había desorden ni rastros de pelea ni vestigios de lesiones defensivas del fiscal que, por lo tanto –según la hipótesis oficial surgida de la Gendarmería– se dejó llevar mansamente por tres sujetos hasta el baño. 

Por su parte, Pablo Duggan, salió a desmentir las mentiras de Clarín en un hilo de twitter: “Otra vez más Clarín miente. Hoy con Lucía Salinas y Héctor Gambini vuelve a intentar hacernos creer que la causa que investiga la muerte de Nisman avanza. Es falso. No ha avanzado nada en 6 años. Taiano ha fracasado. No ha descubierto nada desde que tiene la causa”.

Luego el hilo sigue:

 

 

 

 

 

Empieza a salir a la luz el lado oscuro de Nisman: ordenan investigar lavado de dinero

 

También en info135

En el invierno más crudo de los últimos años, la ministra Sandra Pettovello retiene 65 mil frazadas y no las reparte

Eduardo

Pedir la escupidera: Karina Milei fue a la embajada de Francia a suplicar perdón por los dichos de Villarruel

Alfredo Silletta

El sincericidio de Caputo: el ministro celebró que la gente tenga que vender sus ahorros para pagar impuestos

Eduardo

Salir de los comentarios