15.2 C
La Plata
18 junio, 2024
PAÍS

El presidente le pegó duro a Macri y Bullrich por incitar a la rebelión

El presidente Alberto Fernández, en una conferencia de prensa, luego de haber recibido al jefe porteño Horacio Rodríguez Larreta, advirtió que “la saturación de camas en la ciudad de Buenos Aires es realmente preocupante” ante la segunda ola de contagios por coronavirus y, al ratificar la vigencia del DNU con las nuevas medidas, remarcó que “ninguno de nosotros quisiera frenar la presencialidad” en las escuelas.

“Nuestra idea es reducir drásticamente la circulación en las próximas dos semanas. Eso le expliqué al jefe de Gobierno”, dijo Fernández en rueda de prensa en Olivos tras el encuentro de más de una hora con el titular del Ejecutivo porteño, en la que agregó que su decisión “no es un acto de altanería ni prepotencia”.

En la conferencia fue muy critico con Mauricio Macri que llamó a la rebelión y contra Patricia Bullrich, presidenta del PRO que fue a la residencia de Olivos a insultar al presidente de la Nación. “A mi la rebelión no”, dijo.

 

Sobre Larreta dijo que “no fue feliz lo que dijo con respecto a las vacunas Horacio. Estaba muy exaltado hablándole a su público. Hoy hablamos bien, escuchándonos, expresando una vocación común de ayudar en este momento difícil. Ayer fue muy ingrato cuando habló del tema de las vacunas. Yo también tengo una mirada crítica de cómo se hizo el sistema de vacunación en la Ciudad”.

El Presidente dijo que “los datos científicos dan cuenta que el problema no ocurre en los colegios, sino que detrás de la presencialidad de alumnos se genera todo un movimiento social que incrementa mucho la circulación ciudadana”.

“El virus no nos deja dudar y no nos da tiempo cuando dudamos. Con el virus no negociamos y debemos ser inflexibles. Por eso tomé la decisión que tomé”, aseguró el mandatario, al ratificar la vigencia del decreto de necesidad y urgencia publicado este viernes en el Boletín Oficial con las nuevas medidas.

“Vamos a seguir adelante con el decreto puesto en marcha. Vamos a coordinar con la ciudad de Buenos Aires la acción de las fuerzas de seguridad y un seguimiento conjunto de cómo las camas se van liberando y se va aflojando la tensión en el sistema hospitalario de la ciudad”, afirmó.

Fernández dijo que confía llegar al 30 de abril y que “hayamos ganado el tiempo necesario para parar los contagios de coronavirus y vaciar las camas” de la ciudad de Buenos Aires.

Además, ratificó la continuidad en el cargo del ministro de Educación, Nicolás Trotta, con quien mantuvo una “larga charla” esta mañana.

Consultado sobre los sectores que ya se pronunciaron en contra de las medidas, el Presidente dijo que “las leyes se hacen para ser cumplidas” y sostuvo que “a los que no les gustan (las medidas adoptadas para mitigar los contagios de coronavirus) que recurran a la Justicia”.

“A mí la rebelión, no. En un estado de derecho las leyes se cumplen. No estoy para tolerar la indisciplina de muchos restaurantes colmados de gente”, enfatizó Fernández, y aseveró que el Estado “seguirá asistiendo” a bares y restaurantes afectados por las medidas.


La reunión

El presidente Alberto Fernández se reunió a solas con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para analizar las nuevas medidas implementadas desde este viernes por el gobierno nacional en el Area Metropolitica Buenos Aires (AMBA) para mitigar la expansió de la segunda ola de coronavirus.

 
Rodríguez Larreta y el vicejefe Diego Santilli arribaron a las 9.55 a la residencia de Olivos, y de inmediato comenzó el encuentro entre el Presidente y el titular del Ejecutivo porteño, a solas.

En tanto, Santilli permaneció con el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello, en otra sala.

El encuentro se produce en el marco de las nuevas medidas implementadas en el AMBA, que incluyen la suspensión de las clases presenciales por 15 días a partir del lunes, medida con la que Rodríguez Larreta expresó el jueves su desacuerdo y que derivó en la presentación, antes del inicio de la reunión en Olivos, de una acción declarativa de inconstitucionalidad ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación por parte del Ejecutivo porteño.


 

También en info135

Persecución a la prensa crítica: reabren causa penal contra Roberto Navarro, y piden de 3 a 6 años de prisión

Eduardo

Grave: Karina Milei habría apretado a la jueza Servini para que no libere a ningún detenido 

Alfredo Silletta

Se tensa la relación con Chile: ultimátum de Boric para que Argentina retire los paneles solares

Eduardo

Salir de los comentarios