7.2 C
La Plata
6 mayo, 2021
PROVINCIA

Tras reunirse con prepagas, Kicillof alertó que “no hay camas” y reclamó coordinar con Larreta

El gobernador Axel Kicillof aseguró hoy que “si siguen los contagios de coronavirus, no hay sistema de salud que aguante” luego de mantener una reunión con representantes de la medicina prepaga y obras sociales en la que coincidieron con el mandatario en que la situación “es crítica” y adelantaron que “las próximas tres o cuatro semanas serán muy duras”.

“Cuando el virus crece, no hay sistema de salud que aguante. Por eso hay que bajar los contagios. Debemos evitar el desborde del sistema de salud, tomando medidas dolorosas porque a nadie le gusta limitarle a los ciudadanos lo que disfruta, pero estamos en una pandemia”, dijo el mandatario bonaerense tras el encuentro, que se desarrolló en la Casa de la provincia de Buenos Aires, en el centro porteño.

Kicillof, quien pidió coordinar con la Ciudad, agregó que “esta segunda ola es mucho peor que la primera y los contagios crecen a una velocidad insólita”.

Los casos de coronavirus en la provincia de Buenos Aires ascendieron a 1.187.837 tras confirmarse 14.665 nuevos contagios en las últimas 24 horas y la ocupación de camas de terapia intensiva en el AMBA es del 73,7% y del 50,9% en el interior.

Con este panorama, el Gobernador advirtió tras el encuentro con los representantes del sistema de salud privado que “el sistema está saturado”, aunque aclaró que no significa que esté “colapsado”, sino que “hay mucha dificultad para encontrar camas”.

Kicillof explicó que precisamente esa dificultad frente a la voracidad que tiene el virus en esta segunda ola es lo que lo llevó a mantener esta reunión con representantes de la medicina prepaga y obras sociales.

Participaron del encuentro los presidentes de OSDE, Luis Fontana; de Galeno, Julio Fraomeni; de MEDIFE, Jorge Priva; de Swissmedical, Claudio Belocoppit; de OMINT, Juan Carlos Villa Larroudet; y Mario Lugones, del Sanatorio Güemes.

Tras la reunión, Belocoppit, también presidente de la Unión Argentina de Salud, advirtió que “el sistema de salud está en una situación crítica” y remarcó la necesidad de “dejar el pensamiento político de lado las próximas 3 o 4 semanas” que, adelantó, “serán muy duras”.

“El sistema de salud está en una situación crítica. Tratemos de dejar el pensamiento político de lado las próximas 3 o 4 semanas, que serán muy duras, y poder transmitir un discurso único, para que la sociedad comprenda la gravedad de lo que estamos viviendo”, remarcó.

Agregó que se trabaja en conjunto con la provincia de Buenos Aires “para articular y ser más eficientes” en la gestión de camas, pero manifestó que “el sistema tiene un limite”.

“Si no achatamos la curva, por más que seamos eficientes o ingeniosos, no van a alcanzar nuestras habilidades o posibilidades con este nivel de crecimiento”, dijo al tiempo que ratificó el objetivo del sector de “colaborar” porque la realidad actual “duele y aterra”.

En tanto, el gobernador bonaerense sostuvo que revertir esa situación depende tanto “de las conductas individuales” como de las decisiones de la dirigencia, “que debe estar a la altura de esta grave emergencia”.

En ese marco, Kicillof razonó que si hay cuidados colectivos e individuales “la curva de contagios puede bajar” y subrayó que para que ello ocurra, es necesario “que la población sepa lo que ocurre y en qué situación estamos”.

“Sé que es antipático hablar de esto, pero no quiero que se corra el riesgo de que luego alguien diga: ‘a mi no me avisaron’. La situación de emergencia hay que tratarla como tal, tomando medidas que no son fáciles ni simpáticas”, reiteró.

Pese a que planteó no desear “entrar en polémicas inconducentes”, recordó que “dicen que los contagios no son en la escuela, no son en las empresas, no son en el turismo, no son en el transporte” y pidió “reducir la circulación” al tiempo que se preguntaba: “¿Entonces dónde son los contagios?”.

El mandatario planteó que “como no quedan camas”, se trabaja con los representantes de la medicina prepaga y obras sociales “para mejorar los mecanismos de articulación para que el sistema actúe coordinada y eficientemente”.

“Se trata de buscar soluciones para que la provincia ayude y sea ayudada por las prepagas. Estas tienen una gran infraestructura pero, como en otros lados del mundo, si los contagios crecen, empiezan a llenarse las camas”, graficó.

Luego, dijo que “la provincia aceptará a cualquiera que necesite atención médica”; destacó el hecho de que el sistema privado “también está a disposición” y opinó que tanto el sector público y privado de CABA y la provincia “deben trabajar juntos y con la Nación”.

Sostuvo que se debe “coordinar con la Ciudad porque si las medidas son distintas de un lado y otro de la General Paz, no sirven” y se mostró dispuesto “a seguir coordinando” acciones con el Gobierno porteño.

Así, reiteró que se necesita “coordinar mejor porque el grado de ocupación es absolutamente límite” y contó que en el AMBA quedan 800 camas de terapia intensiva disponibles.

“Buscamos ponernos de acuerdo sobre el estado de situación, porque si partimos de lugares distintos va a ser muy difícil”, expuso y agregó que “el sistema sanitario y demográfico es uno solo”.




También en info135

Kicillof durísimo con el macrismo: “Van a buscar a los jueces para tomar decisiones que no pudieron conseguir por las urnas”

Jorgelina

Macri se sube al fallo de la Corte para torcerle el brazo a Kicillof y habilitar las clases presenciales

Jorgelina

Kicillof participó del acto por los 220 años de Ensenada

Jorgelina

Salir de los comentarios