5.7 C
La Plata
2 agosto, 2021
PAÍS

Papelón por la irresponsabilidad de Patricia Bullrich: debieron interrumpir una obra de teatro porque no respetó los protocolos

Patricia Bullrich quedó otra vez en vuelta de un escándalo por su negacionismo de la pandemia, en este caso, en una obra de teatro que debió ser interrumpida porque no accedía a respetar los protocolos sanitarios en medio de la segunda ola de contagios de coronavirus.

El viernes, tras un mes y medio de cierre, los teatros de la ciudad de Buenos Aires volvieron a subir sus telones y a dar sala, bajo estrictos protocolos que incluyen suministro de alcohol en gel y toma de temperatura en el ingreso al lugar para los espectadores, aforo del 30 % y disposición especial de las butacas.

Ocurrió en el Multiteatro durante la obra “El acompañamiento”, protagonizada por Luis Brandoni, el actor radical convertido en fanático ultramacrista y envenenado anti K. El periodista y abogado Christian González D’Alessandro, relató en Twitter y luego en C5N, el insólito episodio que sufrió por la actitud irresponsable de la presidenta del PRO durante la función.

D’Alessandro contó que una pareja se sentó detrás suyo, sin respetar las medidas de seguridad. “Hice parar la función. Dije que corran a esa gente, que el teatro no respetaba las medidas de seguridad. Con sorpresa me di cuenta que esa pareja era Patricia Bullrich y su acompañante, un tal Guillermo, los que estaban incumpliendo, además de haber entrado tarde a la función”, recordó.

“Con poca vergüenza, al parecer, el señor con el que estaba ella, se corrió un poco pero siguió sin respetar nada. Brandoni, enojado porque hice parar la función, me dijo que si me quería ir me devolvían el dinero. Por supuesto no me fui porque yo quería ver la obra”, lamentó.

Explicó que antes de que comenzara la función, un acomodador contó cómo eran los protocolos para la salida. Una vez con la pieza en curso, D’Alessandro vio que hicieron levantar a dos mujeres de la fila 3 para ubicar a una pareja. “Los pusieron justo detrás mío, que es un lugar que no se debe utilizar, porque el aforo debe ser del 30 %, el hombre se sienta atrás mío y la mujer al lado de él. Yo me puse incómodo, inquieto, porque no me gustaba la situación y no podía decirlo”.

Entonces miró a la acomodadora y le hizo señas que, según él, ella percibió. Fue en ese momento que decidió hacer algo más drástico: “La acomodadora no me da bola y cuando veo que nadie reaccionaba, paro la obra. Discúlpenme, estaba incomodo, pido que saquen a esta persona de atrás y no la sacan. Brandoni corta la función, mira, me doy vuelta y me doy cuenta que la mujer que estaba atrás mío era Patricia Bullrich, no la había visto antes. Brandoni se enoja y me dice que me devuelvan la plata, y yo digo que no”.

“Yo jugué de visitante porque no sabía quién estaba, estaba (Hernán) Lombardi, (Fernando) Iglesias y el hombre que estaba detrás mío se corrió un banco y la mujer inmutable, pero mal ubicados, y para el cotado de la fila 3 había lugar, se podrían haber movido 4 asientos mas”, recordó.

Una de las cosas que más le molestó fue la reacción del actor: “Que encima Brandoni me diga que si no me gustaba me daban la plata no me gustó, porque el aforo estaba. Yo me cuido y cuido a mis viejos, me aplicaron las dos vacunas y a mis viejos también, entonces respire, sino no salgo ni a la puerta. Esto no lo digo con Patrcia Bullrich, lo digo por cualquiera, porque en las filas había lugar para que no se molestara al resto”.

Por su parte, la ex ministra de Seguridad compartió en sus redes que estuvo junto con Hernán Lombardi, Maximiliano Guerra y Fernando Iglesias, entre otros, “en el Multiteatro, disfrutando del esperado regreso de El Acompañamiento. ¡Felicitaciones a todo el elenco!”.

Pero lo que sucedió fue otro escándalo que demuestra que su republicanismo y respeto a las instituciones y medidas es de la boca para afuera.

Por último, D’Alessandro disparó contra Patricia Bullrich, a quien calificó como “una persona que se caga en la gente, en el laburante del teatro y en toda la sociedad”, y concluyó: “Ahora corroboré lo que realmente es. El teatro es seguro, lo que lo vuelve inseguro es la miseria humana de gente como esa mujer”.

 

 

 

 

También en info135

Carrió y Vidal volvieron a confrontar con Manes y la interna con la UCR está al rojo vivo

Jorgelina

YPF hace cambios en su estructura organizativa

Alfredo Silletta

Más de 62 mil mujeres bonaerenses podrán acceder a una jubilación

Alfredo Silletta

Salir de los comentarios