19.5 C
La Plata
18 septiembre, 2021
PAÍS

En “Juntos” empezaron a mostrar la hilacha, y ya se desató una durísima batalla interna

Pasaron sólo tres días desde que se oficializaron las listas para competir en las PASO, y parece ser que más allá de la búsqueda de buenas intenciones con el nombre de “Juntos”, en ese espacio opositor ya empezaron a tirarse con munición gruesa: a la luz de algunos cruces que se dieron en las últimas horas, todo indicaría que esto recién empieza, y que las diferencias irán creciendo hasta el 12 de septiembre, cuando se lleven a cabo los comicios.

En este contexto, el primer precandidato a diputado nacional de la UCR en la Provincia, Facundo Manes, apuntó contra el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y quien será su principal contendiente, es decir, Diego Santilli.

“Espero que no se gasten los impuestos de los porteños en la campaña”, dijo el neurocirujano, al calificar la interna como “David contra Goliat”. La respuesta no tardó en llegar: “El Frente de Todos ya no necesita más candidatos”, cargó irónico el diputado Cristian Ritondo, que acompaña el desembarco del ahora ex ministro de Seguridad de la Ciudad en el Conurbano.

“Yo vengo a discutir el futuro de la oposición y dar un salto cualitativo”, dijo Manes. El médico es la esperanza de los radicales en territorio bonaerense, pero, aunque ahora compite por un lugar en la Cámara de Diputados, ya apunta bastante más allá. “No voy a competir con el Pro, sino con la decadencia argentina”, suele repetir sin ocultar sus ambiciones de pelear por la presidencia en las elecciones de 2023, una aspiración que comparte justamente con Rodríguez Larreta.

En su último contacto con los medios, Manes demostró que está dispuesto a jugar fuerte. Comparó su interna con Santilli con la pelea entre “David y Goliat” y lanzó un mensaje que, sin nombrarlo directamente, apunta contra Rodríguez Larreta, el que ideó el saltó de Santilli a la Provincia como parte de su estrategia presidencial.

“A propósito, quiero una campaña lo más austera posible, porque estamos en una pandemia y no se pueden gastar millones de pesos. Espero que no se gasten los impuestos de los porteños en la campaña”, provocó Manes en una entrevista con el diario La Nación.

En su raid mediático el neurocirujano intentó subir al Jefe de Gobierno a la pelea, otra forma de mostrar a lo que realmente aspira. “Me gustaría discutir con Rodríguez Larreta y Santilli, porque no tengo claro el proyecto de país que quieren”. Por ahora, Larreta y Santilli evitarán convertirlo en interlocutor, y de ahí que serán otros los que salgan al cruce.

Cristian Ritondo fue el primero en levantar el desafío: “Facundo, decís que llegás para sacar lo mejor del potencial argentino pero solo sembrás desconfianza y dudas en tu propio espacio”, escribió el jefe del bloque PRO en Diputados en su cuenta de Twitter.

Y agregó: “No caigas en las peores costumbres de la vieja política si querés renovación”. “El Frente de Todos ya no necesita más candidatos”, ironizó.

No fue el primero en ponerle límites a la esperanza radical. Antes del cierre de listas, Elisa Carrió, también aliada del Jefe de Gobierno, dejó claro que no va a ser sencillo el desembarco de Manes en la coalición opositora: “Él sabe de neurociencia, pero otra cosa es defender la Nación en el Congreso”, lo provocó la líder de la Coalición Cívica. Para tener un rol en el Congreso, le explicó, “hay que saber leer, escribir y redactar un artículo de una ley”.

Mientras, en esta cuestión de mostrar la hilacha en el arranque de la campaña, Ricardo López Murphy, precandidato a diputado nacional por la ciudad de Buenos Aires, disparó, muy suelto de cuerpo, que “no hay 30 mil desaparecidos”.

Agregó que “ahí yo creo lo que dijo Graciela Fernández Meijide y lo que dijo Darío Lopérfido, lo que está en los documentos oficiales. Yo no creo en ese número”, y sostuvo que el número “se originó para llamar la atención de los europeos, en el proceso del terrible conflicto interno que vivimos”.

Por otra parte, ya dejó de ser un secreto en el seno del universo cambiemita, que empezó a tambalear la posibilidad de que Sabrina Ajmechet, apoyada por la líder del PRO, Patricia Bullirch, se vea obligada a bajar su candidatura, como consecuencia del masivo rechazo que, puertas adentro y no tanto, viene generando el descubrimiento de viejos tuits de la historiadora, en los que escribió mensajes xenófobos, violentos y contra la soberanía por las islas Malvinas.

La precandidata intentó eliminar muchos de estos mensajes al quedar en evidencia y recibir un repudio generalizado, pero fueron capturados por los usuarios y se volvió tendencia en las redes sociales.

También en info135

Horas decisivas: Alberto anunciará entre hoy y mañana el nuevo gabinete

Jorgelina

ANSES: calendarios de pago del viernes 17 de septiembre

Alfredo Silletta

Rumores y desmentidas sobre la salida de Wado De Pedro del gabinete

Jorgelina

1 comentario

Jose Tony 27 julio, 2021 at 6:58 pm

Si un ciudadano argentino pretende ser diputado o senador tiene que estar preparado saber por lo menos las circunstancias de cómo se hizo la patria. Habría que exigirles un curso de seis meses de historia, de rigor histórico, con cuatro o seis profesores universitarios que les tomen examen. Necesitamos ciudadanos que estén involucrados con el sentimiento de la patria, no con el sentimiento del partido. Hay gente que va al Congreso a pelear por cosas del partido (para financiarlo). A los argentinos les importa el país. Y si quieren incursionar en la política para que estemos mejor tiene que comprometerse con ello. Los que no somos parte de ese negocio (eterno candidato vividor del estado) nos molesta mucho cuando hablan de política. Los trabajadores de clase media sentimos que nos permiten estar en este país, únicamente para pagar impuestos ya que a los de clase alta les facilitan permanentemente evadirlos.

Respuesta

Salir de los comentarios