9.5 C
La Plata
5 julio, 2022
PAÍS

El déjà vu de Alberto Fernández y la frase de Mao Tse Tung

Por Alfredo Silletta

Para muchos argentinos, especialmente la generación sub-50, sorprendió el final de la extensa charla entre el presidente Alberto Fernández y su par de China, Xi Jimping, cuando el primer mandatario lo miró a los ojos y afirmó: “Si usted fuera argentino, sería peronista”, lo que produjo una sonrisa en el premier chino.

En psicología el déjà vu o paramnesia es una reacción psicológica que produce el cerebro al transmitir que esa situación se siente como si se hubiera vivido previamente pero que en realidad nunca sucedió.

Para quienes pintamos canas y militamos en el peronismo, la frase del presidente nos trasladó rápidamente a fines de los sesenta y principio de los setenta, cuando miles y miles de jóvenes de clase media y universitarios empezaban a dejar el anti-peronismo de sus padres para comprender la lucha de la clase trabajadora, identificada con el peronismo, que había sufrido cárcel y fusilamientos como resistencia para la vuelta del general Perón del exilio.

Perón percibió rápidamente esos cambios y desarrolló lo que se conocería como el trasvasamiento generacional, ayudado por grandes pensadores e intelectuales como Raúl Scalabrini Ortiz, Arturo Jauretche, Abelardo Ramos, Rodolfo Puiggros o Juan José Hernández Arregui.

El trasvasamiento al campo nacional y popular no fue fácil ya que muchos jóvenes se habían formado en la admiración por la revolución cubana, la rusa o el trotskismo y tenían dudas del general Perón, exiliado en Puerta de Hierro y que hablaba con todos los sectores sociales, inclusive con los sectores burocráticos del movimiento obrero comandados por Augusto Vandor que habían pactado con el general Onganía.

Es probable que el presidente argentino al mencionar esa frase a su par chino lo haya llevado a tener un déjà vu de aquellos años. Hay una anécdota que circuló con mucha fuerza y que estaba en las conversaciones de la militancia. La historia cuenta que un grupo de estudiantes argentinos viajó a China para entrevistarse con Mao Tse Tung. En la reunión, uno de los estudiantes, encandilado por la presencia del gran revolucionario le expresó a viva voz: ¡Yo soy maoísta!. ¿Cómo?, le respondió Mao, simulando no haber entendido. ¡Yo soy maoísta!, repite el joven. A lo que Mao le contesta: “¡Si yo fuera argentino sería peronista!”.

Fueron años de largos y apasionados debates donde los jóvenes de clase media comenzaron a mirar con simpatía al líder que vivía exiliado en España como un elemento clave para la liberación del país.

Para Freud, la sensación de lo déjà vu corresponde al recuerdo de una fantasía inconsciente. Quizas los que portamos canas y militamos en aquellos años al escuchar la frase del presidente nos trae el déjà vu que todavía deseamos un mundo más justo y más igualitario como soñaron Perón y Mao.

También en info135

El Gobierno define el reemplazo de Guzmán: Massa ya está en Olivos reunido con el presidente

Nico Brutti

Tras la renuncia de Martín Guzmán, Alberto ratificó el programa económico: “Se respetará a rajatabla”

Nico Brutti

Cristina en Ensenada: “Perón agarró la lapicera y no la largó más y la usó en función del pueblo”

Alfredo Silletta

Salir de los comentarios