10.6 C
La Plata
6 julio, 2022
PAÍS

Hace 4 años Rosatti decía todo lo contrario a lo que hace hoy: “Es muy importante que el juez nunca reemplace al legislador”

“Es muy importante que el juez nunca reemplace al legislador”. Eso es lo que decía el presidente de la Corte Suprema Horacio Rosatti en 2018 sobre una posible declaración de inconstitucionalidad de la composición del Consejo de la Magistratura por parte del máximo tribunal.

Sin embargo, en un llamativo giro que pulveriza aquella postura, ayer se autoproclamó titular del organismo que designa a los jueces, sin esperar a que el Congreso sancione una nueva ley, lo que evidencia un gran cambio sobre la división de poderes que la Corte –y particularmente él- anuló con su intromisión en el Consejo.

Así lo expresaba Rosatti entrevistado por el periodista Carlos Pagni en LN+, respecto de la composición del organismo que controla y designa a los jueces, y que ahora él preside por decisión propia.

De esta manera, lo que dijo el titular de la Corte es todo lo contrario a lo que resolvió ayer con su decisión de dar un golpe de timón en el Consejo, declarar inconstitucional la conformación que tenía y, por lo tanto, anular las designaciones de diputados y senadores que representaban al Poder Legislativo en esa mesa de decisiones.

“El legislador es el que tiene que establecer las reglas generales. Los jueces, lo que podemos hacer es descalificar una ley si agravia la Constitución, pero no podemos reemplazar al legislador diciendo cuál es la ley necesaria para tal o cual caso”, definió Rosatti durante esa entrevista.

Cuatro años después de esos dichos, tomó una decisión a contramano de esa definición, en una movida que desde el Gobierno nacional definieron como un “golpe institucional”.

Rosatti fue más amplio en las definiciones que luego contradijo. En la conversación periodística se preguntó: “¿Qué dice la Constitución?” Y él mismo se respondió: “Que en la conformación del Consejo de la Magistratura debe estar equilibrados la política, es decir legisladores del oficialismo y la oposición; representantes del Poder Ejecutivo, la Justicia, los abogados y académicos y hombres de ciencia”.

La definición que dio estaba en línea con la conformación de ese cuerpo hasta antes de su desembarco de facto. Y esto quedó ratificado en su explicación posterior:

“Nosotros en la Convención (Constituyente) del ’94 no pusimos cuántos integrantes de cada estamento debían participar porque no se llegó al consenso para ello”, dijo. A esto, agregó, “lo dejamos para los legisladores”, pero “las leyes que ha dictado el Congreso han sido constantemente cuestionadas en su constitucionalidad por el debate en torno de si había o no equilibrio entre los sectores que lo componían”, interpretó.

Luego se refirió al expediente sobre el tema que por esos días la Corte tenía en sus manos y que ahora resolvió por la inconstitucionalidad de la ley vigente hace 16 años. Según la versión 2018 de Rosatti, esa causa no se resolvía porque el máximo tribunal consideró que había varios proyectos de ley ad hoc en el Congreso que podían saldar la demanda de los cortesanos.

A la Corte Suprema, agregó, “le pareció importante dar un tiempo para que el Congreso pueda dirimir, desde la política, este tema. ¿Por qué? Porque yo creo en el diálogo entre los poderes y porque es muy importante que el juez no reemplace al legislador”, concluyó.

 

 

También en info135

Ante la llegada de Batakis, el poder real ensaya otro intento de golpe de mercado

Eduardo

Anuncio de Manzur: “Por ahora” no habrá más cambios en el gabinete, y Sergio Massa seguirá en Diputados

Eduardo

Batakis, la nueva ministra que llega para combatir la inflación, mejorar los salarios, crear empleo y utilizar el Estado para frenar al establishment económico 

Alfredo Silletta

1 comentario

Salir de los comentarios