11.7 C
La Plata
1 julio, 2022
PAÍS

Gasoducto Néstor Kirchner: el ministro Guzmán tomará el control total y la supervisión de la obra

En medio de una campaña para desprestigiar una obra que resultará clave para millones de argentinos en los próximos años, el presidente Alberto Fernández tomó la decisión de que sea su ministro de Economía, Martín Guzmán, quien tome el control total y la supervisión del gasoducto Néstor Kirchner.

Según revela hoy El Destape, el titular de la cartera de Hacienda ubicará al frente de esa área al Secretario de Energía, Darío Martínez. Por ahora se desconoce si saldrá la decisión en una comunicación en el Boletín Oficial, o será solo un trámite administrativo. “Será un área creada que se formalizará en los próximos días”, confirmaron desde Presidencia.

La idea del Gobierno sobre la continuidad de la obra es que se siga adelante con el primer tramo del gasoducto situado en Vaca Muerta, y que Fernández quiere tener operativo a mediados de 2023.

Esta decisión surge en medio de la investigación del juez federal Daniel Rafecas sobre el megaproyecto, debido a la denuncia en el off del ahora ex ministro de Producción, Matías Kulfas.

El viernes último, el ex funcionario negó ante el magistrado conocer algún delito cometido en la licitación por la obra del gasoducto Néstor Kirchner. Kulfas había declarado en off the record a algunos medios que los pliegos de la licitación habían sido elaborados de tal manera que el único oferente posible era la empresa Techint, propiedad de Paolo Rocca.

“En una exposición de dos horas, y con la presencia del fiscal Carlos Stornelli, Kulfas negó reiteradamente tener conocimiento de posibles delitos relacionados con la construcción del gasoducto de Vaca Muerta. Aclaró que sus expresiones, tanto en “off the record” como en público, no fueron más que discrepancias y discusiones políticas y de políticas públicas, ante lo que consideró un ataque injustificado hacia su ministerio de parte de la vicepresidenta”, Cristina Kirchner, informó el juzgado de Rafecas.

Fernández había lanzado la licitación del gasoducto, largamente anunciado, a fines de abril pasado con un acto en Tratayén, Neuquén, donde está situado Vaca Muerta. Desde ese momento, el Gobierno procuró avanzar, pero surgieron problemas. Primero, la renuncia del encargado de ejecutarla, el ahora ex funcionario de IEASA, Antonio Pronsato.

Luego, en el acto por los 100 años de YPF llegó la crítica de Cristina Kirchner porque Techint fabrica los tubos necesarios en Brasil, en vez de hacerlo en Argentina. Tras ese hecho, apareció un off the record del entorno de Kulfas con la denuncia de “una licitación a medida”.

Tras estos desbarajustes en el oficialismo, llegó la denuncia de Juntos por el Cambio para la investigación de posibles irregularidades en la licitación de la obra, que recayó en Rafecas. El magistrado ya citó a declarar también a Pronsato el próximo lunes. La oposición pretende paralizar la obra, pero ahora el Gobierno continuará según los pasos previstos.

Una vez terminado, según se espera, a mediados de 2023, el gasoducto Néstor Kirchner llevará 44 millones de metros cúbicos diarios de gas desde Tratayén a Salliqueló, provincia de Buenos Aires, lo que permitirá el ahorro de varios millones de dólares anuales gracias al gas que el país ya no deberá importar.

 

 

 

 

También en info135

The Lancet publicó un estudio realizado en conjunto entre PAMI y el CONICET sobre la eficacia de la vacuna de refuerzo contra el Covid en personas mayores

Alfredo Silletta

Calendario de pagos de julio en ANSES

Alfredo Silletta

El BNA presentó la tarjeta “Industria Nación” 

Alfredo Silletta

1 comentario

Salir de los comentarios