16.7 C
La Plata
30 septiembre, 2022
PAÍS

Papa Francisco: “Latinoamérica será víctima hasta que no se termine de liberar de imperialismos explotadores”

“Latinoamérica todavía está en ese camino lento, de lucha, del sueño de San Martín y Bolívar por la unidad de la región. Siempre fue víctima, y será víctima hasta que no se termine de liberar, de imperialismos explotadores”. Así lo sostuvo el papa Francisco, durante una extensa entrevista exclusiva concedida a la agencia de noticias Télam.

Además, recordó que “el sueño” de San Martín y Bolívar de aunar a todo el pueblo latinoamericano va “más allá de la ideología, con la soberanía”, y apunta a que “cada pueblo se sienta a sí mismo con su identidad y, a la vez, necesitado de la identidad del otro”.

Por otra parte, subrayó que “no podemos volver a la falsa seguridad de las estructuras políticas y económicas que teníamos antes. Así como digo que de la crisis no se sale igual, sino que se sale mejor o peor, también digo que de la crisis no se sale solo. O salimos todos o no sale ninguno”.

Y agregó que “la pretensión que un solo grupo salga de la crisis, por ahí te puede dar una salvación, pero es una salvación parcial, económica, política o de ciertos sectores de poder. Pero no se sale totalmente”.

Durante el diálogo que mantuvo con la presidenta de Télam, Bernarda Llorente, que se extendió por una hora y media, el sumo Pontífice apuntó contra el manejo de los medios de comunicación: “Si hablo yo todos dicen “habló el Papa y dijo esto”. Pero también es cierto que te agarran una frase fuera de contexto y te hacen asegurar lo que no quisiste decir. O sea, hay que tener mucho cuidado”.

Al respecto, resaltó que, por ejemplo, con la guerra hubo toda una disputa por una declaración que hice en una revista jesuita: dije “aquí no hay buenos ni malos” y expliqué por qué. Pero se tomó esa frase sola y dijeron “¡El Papa no condena a Putin!”. La realidad es que el estado de guerra es algo mucho más universal, más serio, y aquí no hay buenos ni malos. Todos estamos involucrados y eso es lo que tenemos que aprender”.

Para Francisco, “tenemos que ser muy conscientes que comunicar es involucrarnos. Y ser muy conscientes de la necesidad de involucrarnos bien. Por ejemplo, está la objetividad. Yo comunico una cosa y digo: “pasó esto, pienso esto”. Ahí me juego yo, y me abro a la respuesta del otro. Pero si yo comunico lo que pasó podándolo, y sin decir que lo estoy podando, soy deshonesto porque no comunico una verdad”.

Añadió que “por eso es importante distinguir “pasó esto y pienso que es esto”. Hoy, lamentablemente, el “pienso” lleva a deformar la realidad. Y esto es muy serio”.

Para el Papa, “un medio de comunicación tiene que estar atento a no caer en la desinformación, en la calumnia, en la difamación y en la coprofilia. Su valor es expresar la verdad. Digo la verdad, pero soy yo quien la expreso y le meto mi salsa. Pero dejo bien claro lo que es mi salsa y lo que es lo objetivo. Y la transmito”.

Consultado sobre el rumbo que está tomando el planeta, Francisco expresó su descontento y se fijó en las desigualdades que siguen dominando la estructura social.

“No me está gustando”, dijo sobre el mundo que continúa en pandemia, aunque con menor cantidad de muertes y contagios que en las primeras olas. “En algunos sectores se ha crecido, pero en general no me gusta porque se ha vuelto selectivo. Fijate, el solo hecho de que África no tenga las vacunas o tenga las mínimas dosis quiere decir que la salvación de la enfermedad también fue dosificada por otros intereses. Que África esté tan necesitada de vacunas indica que algo no funcionó”, expresó.

Retomó, además, una de sus frases más conocidas en medio de la pandemia. “Así como digo que de la crisis no se sale igual, sino que se sale mejor o peor, también digo que de la crisis no se sale solo. O salimos todos o no sale ninguno”, agregó.

Otra de las temáticas que recorrió la entrevista realizada por Télam fue el nivel de compromiso de los jóvenes con la política.

“¿Por qué no se comprometen en política, por qué no se la juegan? Porque están como desanimados. Han visto -no digo todos, por Dios- situaciones de arreglos mafiosos y de corrupción. Cuando los jóvenes de un país ven, como se dice, que “se vende hasta a la madre” con tal de hacer un negocio, entonces baja la cultura política. Y por eso no quieren meterse en política”, analizó.

Recomendó, además, que no sea sólo la protesta la forma de los jóvenes de hacer escuchar sus voces, sino que se hagan cargo “de los procesos que nos ayuden a sobrevivir”.

Respecto a las opciones de extrema derecha y los “discursos de odio”, el Papa se mostró más positivo: “En mis tiempos, no nos vendían un buzón, nos vendían el Correo Central. Hoy están más despiertos, son más vivos”, dijo sobre los jóvenes.

También analizó que “el proceso de un país, el proceso de desarrollo social, económico y político, necesita de una continua revaloración y un continuo choque con los otros”.

Sobre el desarrollo del conflicto ruso-ucraniano y el peso de los organismos internacionales, aseguró que las Naciones Unidas no tienen “poder para imponerse” a los países para que suspendan las hostilidades.

 

También en info135

La AFIP notificó a 181 monotributistas que compraron entradas para la primera fase del mundial

Alfredo Silletta

Batakis recibió a representantes de movimientos de trabajadores rurales y cooperativas lácteas

Alfredo Silletta

Calendarios de pagos de octubre en ANSES

Alfredo Silletta

1 comentario

Salir de los comentarios