22.8 C
La Plata
9 febrero, 2023
PAÍS

A horas de proscribir  a CFK estalla un Watergate que compromete al partido judicial, a la oposición y al Grupo Clarín

Por Alfredo Silletta

Hace 50 años, estallaba el escándalo  político más crucial en Estados Unidos que obligó al presidente Richard Nixon a presentar la renuncia. La historia relata que el 17 de junio de 1972 cinco personas fueran detenidas en la sede del Partido Demócrata en Watergate, por introducir micrófonos para espiar a los dirigentes políticos. Fue el mayor escándalo de espionaje que, gracias a la investigación de un grupo de periodistas del diario The Washington Post, que posteriormente continuó en una investigación del Senado de Estados Unidos.

Allí se supo que el espionaje llegaba hasta el presidente, recién reelegido. El ruido fue de tal magnitud que el presidente Nixon presentó la renuncia en agosto de 1974 para no ir a un proceso de juicio político.

En la Argentina, el escándalo de los chats filtrados entre jueces federales, dos directivos del Grupo Clarín, un ministro de Horacio Rodríguez Larreta, el jefe de los fiscales de CABA y un empresario con pasado en la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), para mentir sobre una estadía en la mansión del magnate Joe Lewis en Lago Escondido, y anunciar la cárcel para quienes  relataron ese viaje, produjo un “silenzio stampa” en el partido Judicial, en los medios hegemónicos y en la oposición política.

El diputado Rodolfo Tailhade se preguntó en  Twitter: “A qué hora se ordena la detención de los mafiosos Mahiques padre e hijo, Yadarola, Ercolini, Caysials, D’Alessandro, Casey y Rendo?”. Por su parte, el senador Parrilli afirmó que fueron a la Patagonia para “diagramar una estrategia con la que proscribir a Cristina Kirchner en 2023”, y los tildó de “mafia”.  Y agregó que “la connivencia entre los directivos de Clarín Jorge Rendo y Pablo Casey, los jueces Julián Ercolini, Pablo Yadarola, Pablo Cayssials y Carlos Mahiques, el fiscal Juan Mahiques, el ex SIDE Leonardo Bergroth, el publicista Tomás Reinke y el ministro de Seguridad porteño Marcelo D’Alessandro es más que el lawfare y el partido Judicial, es la mafia, y con la mafia no hay democracia”.

La Corte Suprema de Justicia hace silencio y el Consejo de la Magistratura que preside en presidente de la Corte, Horacio Rosatti tampoco reúne a sus miembros. En Brasil, cuando se conocieron los chats entre el juez Moro y varios fiscales en el operativo Lava Jato para encarcelar al ex presidente Lula rápidamente tomo asunto la Corte de ese país, que avaló los chats y Lula da Silvia terminó libro y elegido presidente en las pasadas elecciones.

Mañana, el partido Judicial, el brazo armado del poder económico, condenará a Cristina Kirchner y intentara proscribirla de por vida. No es la primera vez que lo hacen con el peronismo, sucedió con el general Perón que tuvo que exilarse durante 17 años para no terminar preso.

“El peronismo es el hecho maldito del país burgués”, decía John William Cooke. A 77 años de su nacimiento parece que sigue siendo el odio de la derecha criminal argentina para que desaparezca de estas tierras.

 

 

 

Con los chats de jueces cómplices de Magnetto, se consolida la búsqueda de la muerte política de Cristina

 

También en info135

Con más de 1.800 productos, se puso en marcha la nueva edición de “Precios Justos”

Eduardo

ANSES: Calendarios de pagos que inician hoy

Alfredo Silletta

El presidente duro con el macrismo: “Hicieron negocios con sus familias y le robaron 25 mil millones de dólares a los argentinos”

Alfredo Silletta

Salir de los comentarios