14.5 C
La Plata
25 abril, 2024
OPINIÓN PAÍS

El nuevo arzobispo y la orden del Papa para terminar con los grupos sectarios de ultraderecha que funcionan en la Iglesia Argentina

Por Alfredo Silletta

El papa Francisco nombró al actual obispo de Río Gallegos Jorge García Cuerva como nuevo arzobispo de Buenos Aires y su nombramiento produjo indignación en sectores de la derecha católica, no solo por ser un “cura villero”, sino por el rol de Comisario Pontificio que terminó hace unos meses con una de las sectas católicas que funcionaban en Argentina.

Meses atrás, por decisión de García Cuerva, se ordenó el cierre de la secta Miles Christi que funcionaba en la ciudad de La Plata y que había sido patrocinada por Monseñor Aguer. El grupo, conservador y de extrema derecha, estaba a cargo del colegio San Francisco y la parroquia de Villa Elisa.

La primera tarea fue la expulsión de su fundador y ex sacerdote Roberto Juan Yannuzzi por sus abusos sexuales y en los últimos tiempos la disolución de la congregación a cargo de los niños y la parroquia.

El grupo había nacido en 1994 cómo una Asociación Pública de Fieles Clerical en la Arquidiócesis de La Plata y se había expandido dentro del país, México, Estados Unidos y Roma. En 1999 recibieron el grado de Instituto Religioso Clerical. El grupo era tan conservador que entre sus miembros estaba prohibido tomar mate o que se vayan de vacaciones con sus familias.  La orden de cierre produjo una andanada de agresiones contra el obispo Víctor “Tucho” Fernández, García Curva y el Papa Francisco.

El Papa viene tomando medidas concretas y duras contra aquellos grupos nacidos en las últimas décadas, con un pensamiento de extrema derecha, sectarios, que dan misa en latín y con ideas preconciliares. Al cumplirse 10 años de Papado, Francisco ofreció varios reportajes a medios locales. En una entrevista con Jorge Fontevecchia para Perfil, el Papa habló del crecimiento de las sectas en América Latina y consideró que “la derecha exagerada, desarraigada, es muy peligrosa”. Consultado sobre los jóvenes desencantados y violentos les dejó un mensaje:

-“Que no se sectaricen. No conozco bien esto que usted me cuenta (sobre Revolución Federal) de cómo son estos jóvenes, pero cuando un joven se sectariza, se estancó en una secta, aunque no sea una secta, pero una actitud sectaria. Y ahí vienen las locuras que hacen a veces, como en este posible caso. Que no se sectaricen, por favor, los jóvenes. Y nosotros no los ayudemos a idealizar. Por ejemplo, hay movimientos católicos donde a los jóvenes los sectarizan, algunas congregaciones nuevas fundadas en Argentina, que forman seminaristas sectarios, cerrados. Tuvimos que disolver tres congregaciones nuevas en la Argentina por esta mentalidad sectaria, cerrada, que en el fondo hay una presunción de salvadores de la patria”. 

Hay que señalar, que a partir del Concilio Vaticano II, nacieron grupos religiosos y laicos, aceptados por Roma que son conocidos como asociaciones o comunidades eclesiales. Lamentablemente muchos de estos grupos son totalitarios, represivos con sus fieles, con líderes carismáticos y megalómanos que manipulan a sus adeptos y que cumplen con cualquier manual de secta peligrosa.   En el libro Shopping Espiritual se mencionan algunos grupos de manipulación psicología dentro de la Iglesia Católica: Tradición, Familia y Propiedad; La Comunidad Jerusalén del padre Antelo; El Verbo Encarnado; Sodalicio de Vida Cristiana; Los Legionarios de Cristo y el Opus Dei.

El Papa realizó una fuerte investigación sobre El Verbo encargado (IVE) fundado por el padre Carlos Buela en Mendoza y decidió denunciarlo al sacerdote por abuso sexual en el 2016. Aquella decisión fue un golpe mortal contra la credibilidad del Instituto, y finalmente en 2020, el Papa Francisco ordenó cerrar el seminario Santa María Madre de Dios en San Rafael, ya que todo lo que salía de esa ciudad estaba vinculado al integrismo y a la ultraderecha, impregnado por las enseñanzas del obispo León Kruk (1973-1991) y por el propio Buela.

El Papa Francisco ordenó la reclusión del padre  Buela en un Monasterio en San Isidro de Dueñas de Palencia, España e intervino el IVE nombrando al cardenal Santos Abril como Comisario Pontificio del mismo pero sus integrantes no reconocen la autoridad del Vaticano. En octubre del año pasado se hizo público un descargo del cardenal Abril sobre el manejo mafioso y sectario del grupo creado por Buela. Dice en su carta el cardenal Abril que “compruebo con dolor la existencia de un gobierno en la sombra, como ha sucedido con todos los anteriores Comisarios, lo cual resulta muy triste, pues además de constituir una clara desobediencia a lo establecido por la Santa Sede, en nada ayuda al presente y futuro del Instituto”.

A principios de este año, desde el portal Info135 se realizó una investigación sobre la Orden San Elías, fundada por los padres Javier Olivera Ravasi y Federico Highton en 2016, luego de marcharse del Instituto del Verbo Encarnado y que funciona en la zona Norte del Gran Buenos Aires. Dije en aquel momento que había preocupación el Episcopado y las críticas fueron feroces hacia este periodista, muy al estilo de cualquier grupo sectario. Para no ahondar en este grupo que da misas en Latín y tiene un cura carismático qu promociona el uso de armas y los collares hechos con bala vamos a poner el link de la nota:

https://info135.com.ar/2023/02/23/sectas-en-la-iglesia-catolica-hoy-el-ive-y-la-orden-de-san-elias/

Con la llegada de García Cuerva al arzobispado de Buenos Aires y próximamente cómo cardenal y responsable de la Iglesia Católica Argentina llega la orden de poner límites a los grupos conservadores y sectarios que todavía funcionan dentro de la Iglesia.

 

 

 

 

También en info135

El día después de la marcha: a pesar de los discursos, el Gobierno sintió el cimbronazo de la masiva protesta

Eduardo

Histórica marcha en defensa de la Universidad pública: Milei sufrió la protesta más grande de la última década

Eduardo

Kicillof, Massa, Grabois y otros dirigentes participaron de la marcha universitaria

Alfredo Silletta

Salir de los comentarios