23.2 C
La Plata
25 febrero, 2024
PAÍS

El nuevo Congreso: los libertarios saldrán a cazar votos como sea, para que avancen las leyes de Milei

Consciente de su extrema debilidad numérica en el Congreso (sólo 7 senadores y 39 diputados propios), Javier Milei y sus legisladores vienen entablando negociaciones con distintas fuerzas políticas que muy posiblemente acompañen con su voto lo que serán las primeras leyes que el presidente electo enviará al parlamento.  

Se ilusionan con el hecho de que la presión social que representa el 56 % de los votos alcanzados en el balotaje del 19 de noviembre les facilitará la tarea de sumar adhesiones cuando el flamante presidente envíe su ambiciosa “ley ómnibus” con la que inaugurará su gestión.

En la Cámara de Diputados, unos 150 legisladores se pronunciaron, con sus matices, a favor de facilitar la gobernabilidad de la nueva gestión ejerciendo una “oposición constructiva”. En el Senado, otras 50 voces se expresaron en un sentido similar. Nadie garantiza apoyo irrestricto, pero La Libertad Avanza corre con una ventaja: la fuerte atomización que presentarán ambas cámaras a partir del 10 de diciembre.

En este sentido, los libertarios están convencidos que con esta nueva configuración parlamentaria podrán sumar votos tanto entre los representantes de Juntos por el Cambio –que quedará dividida en varios bloques- como en el peronismo no kirchnerista.

Se sabe que finalmente Milei decidió colocar un legislador propio al frente de cada Cámara con la lógica de asegurar una línea de sucesión afinada, pero sacrificando apoyos que le garantizaran un piso de gobernabilidad. Eso significa que, desde ahora, cada quórum y la aprobación de cada proyecto, deberá ser negociado con todos los bloques, un trabajo arduo de resultado incierto.

La inicial prueba de fuego será con la “ley ómnibus” que, anticipan, contendrá un ajuste de una magnitud nunca vista, además de muchos agregados que van desde la derogación de centenares de leyes hasta la eliminación de las PASO.

En el entorno de Milei confían que el apoyo conseguido en el balotaje servirá para facilitar un rápido tratamiento con el respaldo de los bloques afines de Juntos por el Cambio, partidos provinciales y el peronismo cordobés. Sin embargo, aún desde el PRO respondían que había que esperar ver qué era lo que recibirían el próximo lunes. “Se supone que lo vamos a aprobar, pero para responder tendríamos que saber qué es lo que hay ahí adentro”, sostenía en las últimas horas un diputado macrista.

El hecho es que, contra todos los pronósticos, Milei resolvió el fin de semana promover a dos representantes de La Libertad Avanza a la presidencia provisional del Senado y a la de Diputados, tal como había sugerido la vicepresidenta Cristina Kirchner: Martín Menem en Diputados, y Francisco Paoltroni, en el Senado.

Los dos, con una escasa experiencia en política, tendrán por delante la tarea de conseguir apoyos para impulsar las iniciativas del Ejecutivo con muy pocos legisladores propios. Con estas designaciones, el presidente electo descartó la posibilidad de un acuerdo explícito con el macrismo, que le exigía el nombramiento de Cristian Ritondo. Otra variante impulsaba el futuro ministro del Interior, Guillermo Francos, que promovía a Florencio Randazzo para acercar al peronismo antikirchnerista.

Juntos por el Cambio tiene un total de 94 diputados. Sumados a los 38 de LLA, alcanzarían 132, una cifra suficiente para el quórum y aprobar la norma con lo justo. Sin embargo, de esos 94, los integrados al nuevo oficialismo serán apenas entre 10 y 15 -depende de quien haga la cuenta-, que responden a la fórmula Patricia Bullrich-Luis Petri, reconvertidos en ministros de Seguridad y Defensa, respectivamente.

Por su parte, los legisladores afines a Horacio Rodríguez Larreta, los radicales de Martín Lousteau y de los gobernadores y la Coalición Cívica de Elisa Carrió ya habían adelantado que se consideraban opositores, y que analizarían cada iniciativa del Ejecutivo antes de votarla o no.

Después de que fuera desestimado como presidente de la Cámara, Ritondo avisó que el subbloque del macrismo tampoco formaría parte del oficialismo y que ellos también analizarán cada propuesta y no votarán nada a libro cerrado. “Suponemos que vamos a acompañar, pero no tenemos idea de qué vendrá. Lo que entendamos que sean cosas normales para apuntalar el cambio las vamos a votar, si hay otras cosas habrá que analizar. No somos empleados del nuevo gobierno, ni pertenecemos al oficialismo”, subrayaban desde la oficina de Ritondo.

Con la designación del ministro de Finanzas cordobés Osvaldo Giordano en el Anses, Juan Schiaretti y Florencio Randazzo -la fórmula que salió cuarta en la elección- se mostraron juntos para informar que ayudarían a la gobernabilidad. Habrá que imaginar que los cinco diputados del peronismo cordobés más Randazzo acompañarán la ley ómnibus. En cambio, los socialistas santafesinos que integran el interbloque no serían de la misma visión.

En tanto, gobernadores de partidos provinciales de Salta, Neuquén, Río Negro y Misiones anunciaron la conformación de un bloque común para “promover iniciativas que defiendan los intereses provinciales y el federalismo”. Es decir, estarán atentos a lo que el proyecto contemple en cuanto a la coparticipación y los recursos provinciales, una preocupación general de todos los mandatarios. Serán alrededor de otros 8 diputados que también esperarán conocer la propuesta del Ejecutivo antes de decidir si la aprobarán.

Mientras, Unión por la Patria contará con la bancada más numerosa de algo más de 100 legisladores. Se estima que ellos, más los cinco de la izquierda, estarán posicionados contra las medidas de ajuste que promueva Milei.

En definitiva, el oficialismo libertario parece estar todavía lejos de los apoyos necesarios para conseguir quórum y avanzar con un proyecto que, se anticipa, contendrá iniciativas muy controvertidas. Seguramente Milei buscará presionar a las bancadas opositoras recordando que ganó prometiendo ajuste y levantando una motosierra.

También en info135

Los vicegobernadores apoyan a Chubut y cuestionan al presidente

Alfredo Silletta

Patagonia Rebelde: Los gobernadores se hartaron de Milei y amenazaron que no entregarán el petróleo y gas

Alfredo Silletta

El presidente Javier Milei afirmó en TN que “no hay plata para los jubilados”

Alfredo Silletta

Salir de los comentarios