11.8 C
La Plata
21 julio, 2024
PAÍS

Entre amenazas y delirios, Milei confirma que no tiene la mínima empatía con los jubilados y los pobres

Fiel a su desagradable costumbre basada en el odio y el desprecio, Javier Milei no deja de proferir amenazas, descalificar a quienes no piensan como él, y aferrarse obsesivamente a su idea del “déficit cero”, aunque eso signifique seguir empujando al precipicio a los sectores más desprotegidos de la sociedad.

Así, en las últimas horas ratificó que vetará el proyecto de ley que prevé una actualización mensual por inflación para las jubilaciones, y un recupero del 8,1% de lo perdido en enero si es que también es aprobado en el Senado. “No voy a entregar el equilibrio fiscal de ningún modo. Defenderé la caja a veto puro si es necesario. A puro déficit fiscal empobrecieron al país, por lo que de ningún modo voy a permitir que esto se repita”, publicó el presidente en su cuenta de la red social X.

A través de un comunicado oficial, también anunció que renunciará a su jubilación de privilegio, luego de criticar a los diputados por subirse sus dietas, el mismo día que obtuvo media sanción el proyecto de ley de la oposición para establecer una nueva fórmula jubilatoria. Además, consideró que los proyectos enviados al Congreso tratan de entorpecer el programa económico, y hasta habló de “una trampa legislativa de Máximo Kirchner”.

“Este Gobierno tiene el mandato de rescatar al país de la miseria a la que ha sido relegado como consecuencia de la irresponsabilidad fiscal de aquellos que, paradójicamente, proclaman defender a los jubilados mientras sostienen jubilaciones de privilegio multimillonarias”, dice el escrito difundido por la Oficina de la presidencia. “El presidente Javier Milei presentará ante la ANSES su decisión de no ejercer el derecho a la jubilación de privilegio”.

En ese sentido, agrega: “Esta administración lamenta que diputados bien intencionados participaran de la trampa legislativa de Máximo Kirchner, y reitera su decisión inquebrantable de mantener el equilibrio fiscal utilizando todas las herramientas que proporciona la Constitución Nacional, incluyendo el veto, de ser necesario”.

Desde el Gobierno consideraron que el Ejecutivo, liderado por Milei, ya “demostró de sobremanera la voluntad de coopera con la dirigencia política recurriendo al Congreso de la Nación en búsqueda de las herramientas necesarias para salir de la crisis” y recordaron el llamado al Pacto de Mayo, que finalmente no se concretó.

“Han dilatado el tratamiento de la Ley Bases, han agredido sistemáticamente al gobierno nacional, y todas las semanas proponen una nueva agenda legislativa dedicada a entorpecer el programa económico de este Gobierno. Algunos actores quieren que la Argentina siga por el mismo rumbo que nos ha condenado al fracaso”, señalaron.

Por esta razón, es que Milei arremetió contra la media sanción de la reforma jubilatoria dispuesta en la Cámara de Diputados y aseveró enfáticamente que la iba a vetar: “Les voy a vetar todo, me importa tres carajos”, dijo horas antes frente a los asistentes al Latam Economic Forum en el Complejo Parque Norte. También anticipó que echará a 50.000 empleados públicos más.

“A diferencia de otros, que con ajustes de medio punto terminaron volando por los aires, nosotros hicimos un ajuste de siete puntos, estamos acá parados y vamos a seguir dando la pelea. Y cada vez que los degenerados fiscales de la política quieran ir a romper el equilibrio fiscal, les voy a vetar todo. Me importa tres carajos”, marcó el presidente, en un mensaje directo al kirchnerismo, la Unión Cívica Radical (UCR), Hacemos Coalición Federal, Innovación Federal y la Coalición Cívica, bloques que confluyeron para que avance la recomposición de los haberes para los jubilados, ahora fijados a través de un decreto que firmó el mandatario.

“Ayer un diputado se puso a defender las jubilaciones de privilegio. Algo a lo que vamos a renunciar es a eso. Yo puedo estar cuatro u ocho años. Pero después, ¿qué hago? Voy a tener que salir a laburar. Como tengo que hacer eso, me tengo que ocupar activamente de hacer cosas que están bien, porque si no, el día después me quedo sin laburo y me cago de hambre. Eliminar las jubilaciones de privilegio es un incentivo para hacer las cosas bien. Se les terminó el seguro. Si hacen las cosas mal, que se caguen de hambre por ser una mierda”, marcó, luego de que en Diputados rechazaran dar de baja esas asignaciones.

Y cerró su disertación con una idea delirante: “La zona que menos crece es Europa porque está repleta de regulaciones. En Estados Unidos están temerosos con la Inteligencia Artificial (IA). Queremos que la Argentina sea el cuarto polo porque tenemos extensión de tierra y clima frío. Y tenemos el Capital Humano. Si generamos las instituciones correctas, o todo lo que queda pendiente, en 40 años estarán dadas las condiciones para ser la primera potencia mundial”.

 

 

 

 

 

También en info135

En el invierno más crudo de los últimos años, la ministra Sandra Pettovello retiene 65 mil frazadas y no las reparte

Eduardo

Pedir la escupidera: Karina Milei fue a la embajada de Francia a suplicar perdón por los dichos de Villarruel

Alfredo Silletta

El sincericidio de Caputo: el ministro celebró que la gente tenga que vender sus ahorros para pagar impuestos

Eduardo

Salir de los comentarios