15.6 C
La Plata
12 junio, 2024
PAÍS

Disputas de última hora: cómo conquistar a jóvenes y no tanto

Como no podría ser de otra manera, a cinco días de las PASO los candidatos apuntan sus últimos cartuchos hacia todos aquellos que forman parte de ese sector tan difuso como real, y que se conoce como “el universo de los indecisos”.

Está claro que atraer a esos votantes díscolos no es tarea sencilla. Porque más allá de la existencia de quienes reflejan apatía y lanzan el discurso de que “son todos iguales”, o “qué sentido tiene votar”, la búsqueda apunta a lo que tiene que ver, por ejemplo, con las franjas etarias de la población y qué es lo que vienen reflejando en las últimas elecciones de acuerdo a la edad.

Sin lugar a dudas se trata de una cuestión clave a la hora de transmitir un mensaje que llegue a la mayor parte de esos sectores que se pretendan conquistar.

Así, y de acuerdo a lo que ocurrió en las presidenciales de 2015, existe una lógica y marcada diferencia entre la generación más joven, es decir entre quienes tienen entre 16 y 24 años, y aquellos que superan los 60.

Según revelaron los análisis posteriores a aquel comicio, en ese momento el Frente para la Victoria (hoy Unidad Ciudadana) generó más atracción entre los más jóvenes, mientras que, por el contrario, la franja de los denominados “adultos mayores” se volcaron hacia las listas de Cambiemos.

De acuerdo a los datos actualizados del padrón a nivel nacional, los electores de entre 16 y 24 años representan el 16 % de los que están habilitados para emitir su voto, mientras que los de 60 en adelante conforman el 22 %. En tanto, en la provincia de Buenos Aires, los adultos mayores constituyen el 23 % del padrón, y los más jóvenes alcanzan el 15 %.

Cuando se analiza la división por géneros, queda asentado que sobre el total de mujeres empadronadas, el 25 % corresponde a adultas mayores, y el 15 % a las jóvenes, y en territorio bonaerense son prácticamente iguales esos guarismos. Mientras, los hombres mayores constituyen el 20 % del padrón de varones (tanto a nivel nacional como en la provincia), mientras que los más jóvenes suman el 16.

Para el sociólogo Carlos De Angelis, “la división etaria en las preferencias electorales es un fenómeno que trasciende la experiencia argentina y que ya observamos en la última elección nacional”.

Y anticipa que en los próximos comicios todo indicaría que la tendencia no registrará mayores cambios. Al respecto, sostiene que “la identificación de los mayores con el discurso del macrismo es fuerte”, ya que “se trata de electores que vivieron sucesivas crisis, tienen en la memoria reciente el veto al 82 % móvil, y fueron interpelados por la narrativa de la reparación histórica”.

Contrariamente, los jóvenes se sienten atraídos por  el kirchnerismo a partir de lo que significó la muerte de Néstor y el acercamiento a la militancia. Por eso mismo, a partir de 2010 se observa una identificación evidente con el costado épico del discurso de Cristina, lo que se tradujo en la creciente presencia juvenil en los actos y convocatorias de la ex presidenta.

Un dato no menor contra el que deberán remar los candidatos de Cambiemos, tiene que ver con el considerable aumento que se registra en la tasa de desempleo juvenil (18 a 24 años) desde el año pasado: creció del 17,75 % en 2015 al 23,44 en 2016.

En cuanto a los adultos mayores que apoyan al macrismo, también se encienden luces de alerta en el gobierno. Según el último informe del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA, el 11,2 % del grupo etario de 60 años en adelante sufre inseguridad alimentaria,  y advirtió que la vulnerabilidad más alta de esa problemática se registra en el conurbano. Como si fuera poco, el 37,8 % afirma que sus ingresos no alcanzan para cubrir las necesidades del mes.

También en info135

Ley Bases: en un final abierto, mañana será la hora de la verdad en el Senado

Eduardo

La catástrofe Milei: ya se perdieron más de 120.000 puestos de trabajo registrado

Alfredo Silletta

Axel Kicillof se reunirá el jueves con el Papa Francisco en el Vaticano

Eduardo

Salir de los comentarios