21 C
La Plata
26 noviembre, 2021
PAÍS

Massa le ganó de mano al macrismo: convocó al diálogo a los bloques opositores

En una audaz jugada que termina desarmando los caprichos de Juntos por el Cambio que contribuyeron a impedir el normal funcionamiento del Congreso, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, convocó esta mañana a los presidentes de todos los bloques parlamentarios para definir la modalidad de las sesiones para los próximos dos meses.

La reunión está prevista para mañana a las 19, y el objetivo principal, además de intentar limar las asperezas que dejó la bochornosa sesión del martes último, será avanzar en la implementación de un sistema mixto (virtual y presencial).

“Voy a seguir promoviendo el diálogo más allá de cualquier agresión”, afirmó Massa, en referencia a las amenazas que recibió y denunció ante la Justicia, luego de la sesión de la semana pasada, donde oficialismo y oposición no pudieron ponerse de acuerdo en cómo debatir y aprobar los temas conflictivos, como la reforma judicial y el Aporte Extraordinario Solidario, si de manera virtual, como impulsa el Gobierno, o de manera presencial, como pretende Juntos por el Cambio.

Aunque la semana pasada el bloque que lideran Cristian Ritondo, Mario Negri y Maximiliano Ferraro amenazó con recurrir a la Justicia para impugnar la sesión virtual que finalmente se desarrolló, ahora el camino sería la apertura de una nueva vía de negociación para establecer acuerdos básicos, siempre y cuando el oficialismo acepte las sesiones presenciales para los proyectos importantes, y que solo convoque a sesiones virtuales cuando los asuntos tengan la aprobación previa de las dos bancadas más importantes de Diputados.

Otro de los temas que generó rispideces entre oficialismo y oposición es el denominado Aporte Solidario Extraordinario (ASE), que prevé gravar por única vez las fortunas de unos 12.000 multimillonarios. Su tratamiento, con el resto de las iniciativas, depende del diálogo político que impulse Massa.

El Frente de Todos tiene 119 diputados, uno menos si se considera que José Ignacio de Mendiguren se encuentra de licencia. Juntos por el Cambio alcanza a 116. Aunque otros bloques consensuaron la semana pasada la renovación del protocolo de funcionamiento remoto, hay coincidencia en que resulta imprescindible un acuerdo para seguir adelante. Incluso, quienes se sentaron en sus bancas o se conectaron en forma remota piden acordar y bajar la tensión entre ambas fuerzas.

A la inversa de lo que se supone, el Frente de Todos no tendría inconvenientes en aprobar el proyecto de ley de Aporte Solidario y Extraordinario sobre los patrimonios superiores a 200 millones de pesos. No sólo lo votarían los diputados propios. También hay voluntad en el Interbloque Federal y en Unidad Federal para el Desarrollo. Entre ambas bancadas, que lideran Eduardo ‘Bali’ Bucca y José Luis Ramón, el oficialismo podría sumar entre 14 y 19 votos.

En Juntos por el Cambio adelantaron su rechazo al tratamiento del proyecto autoría de Carlos Heller y Máximo Kirchner, al menos si se debate en forma remota. Sin embargo, el Aporte Solidario podría quebrar al bloque, según admitieron algunos diputados radicales que están dispuestos a votar a favor y ya lo expresaron puertas adentro.

Con su convocatoria a los titulares de los bloques opositores, Massa se anticipó a la jugada que preparaba la conducción tripartita de Juntos por el Cambio, que tenía previsto presentarle una propuesta al presidente Alberto Fernández, que tenía como título “Cuatro acuerdos para una nueva etapa”.

Más allá de lo que gritaron a los cuatro vientos, interiormente el macrismo no quiere recurrir a la justicia para resolver sus desavenencias con el bloque oficialista en Diputados, por lo que ahora Massa les ganó de mano.

Por las dudas, desde ese espacio aclaran que no es que Juntos por el Cambio pretenda imponer su plan al Frente de Todos, sino que aseguran que la idea es ofrecer un punto de partida ante la crisis económica post COVID-19.

Ese texto político sujeto a ratificación en el zoom previsto para esta tarde, fija las bases para cuatro posibles acuerdos entre ambas coaliciones políticas: institucional, social, productivo y de integración al mundo, que fueron diseñados por los equipos técnicos del PRO, la Unión Cívica Radical y la Coalición Cívica.

“Le decimos al presidente, como oposición constructiva y responsable, que sobre estas bases Juntos por el Cambio está dispuesto a dialogar, discutir, aportar y acordar lo que sea necesario para iniciar una nueva etapa de la Argentina”, propone el documento que, por estas horas, se desconoce si será finalmente enviado a la Casa Rosada.

También en info135

Los centros de Jubilados de PAMI tendrán gratis Futbol para Todos

Alfredo Silletta

Reunión de las autoridades de YPF con el Sindicato de Petroleros de Neuquén

Alfredo Silletta

Macri celebra: ahora la Justicia lo autoriza a viajar fuera del país

Eduardo

Salir de los comentarios