5.7 C
La Plata
2 agosto, 2021
PAÍS

La vacuna rusa dispara hasta límites inimaginables la mala fe del macrismo y los medios

Tal vez como nunca había ocurrido a lo largo de este primer año de gobierno de Alberto Fernández, la llegada de la vacuna Sputnik V exacerbó hasta los límites imaginables de mínima tolerancia el bombardeo de una oposición que, representada por el macrismo, sólo busca transmitir un mensaje negativo basado en la desesperanza, con el único fin de poner palos en la rueda y apostar al fracaso de la administración del Frente de Todos.

Y por supuesto, no son ajenos los grandes medios hegemónicos, que no sólo ningunean burdamente una excelente noticia, como lo es el hecho de que el martes se pondrá en marcha el gigantesco operativo de vacunación contra el Covid-19, sino que con la habitual irresponsabilidad y mala fe por parte de los Leuco, Majul, Lanata, Morales Solá y compañía, no dejan de lanzar críticas, en muchos casos despiadadas y sin un basamento real, contra todo lo que haga y digan el presidente y sus funcionarios, sin rescatar jamás algún aspecto positivo.

Cada día está más claro de qué manera el establishment económico, mediático y judicial insisten con llevar adelante esta guerra para desgastar la gestión: ya sea a través de la desinformación o bien, como lo hicieron con las marchas / movilizaciones / banderazos alentadas desde el macrismo, y protagonizadas por los archiconocidos odiadores de siempre.

Y motorizados desde Juntos por el Cambio, la famosa “vacuna rusa” es el instrumento elegido para seguir con una escalada que no tiene otro fin más que erosionar al gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

En realidad, nadie debería sorprenderse ante los movimientos de esa fuerza enemiga de una administración a la que le toca tomar las riendas en un momento que nadie hubiera deseado, con una pandemia que no se detiene en todo el mundo, y ahí están, bombardeando las 24 horas.

No tienen respiro, y así, el Grupo Clarín con sus diarios, radios y canales de televisión, seguido por La Nación, el Grupo América e Infobae, se muestran exacerbados y no disimulan tanto odio y resentimiento que -hay que reconocerlo- tan bien saben transmitir sobre las huestes de ciudadanos casi inermes con quienes se retroalimentan, y que no están esperando otro mensaje más que ese del desprecio, y que evidentemente necesitan casi como el aire que respiran. Están completamente alienados y son irrecuperables.

Y está demostrado que no importa si para lograr sus objetivos hay que recurrir a la difusión de las llamadas ‘fake news’, o resaltar hasta el hartazgo los testimonios de auténticos 4 de copas que perforan cualquier tipo de pensamiento más o menos racional o sensato.

Seguramente, quien cruzó (una vez más) las fronteras de la cordura y la sensatez esperables en una dirigente política, fue Elisa Carrió con su insólita denuncia penal por “envenenamiento” contra el presidente Alberto Fernández, su ministro de Salud, Ginés González García y Carla Vizzotti, secretaria de Acceso a la Salud, por la compra de Sputnik V.

Mientras, los máximos referentes de Juntos por el Cambio salieron a pedir explicaciones al Gobierno nacional acerca del proceso de vacunación en la Argentina, en tanto insisten de manera irresponsable con echar un manto de dudas sobre posible corrupción en torno a la adquisición de la vacuna.

Alfredo Cornejo, titular de la UCR, habló de “mucho humo, grandilocuencias y comparaciones ridículas mes a mes”, y pidió conocer “cuáles son las exigencias particulares de Pfizer, y por qué son distintas a las de otros países, porque en Chile ya empiezan a vacunar y en México también tienen un cronograma de vacunación”, por lo que solicitó la interpelación del ministro de Salud, y hasta evaluó pedir el juicio político del funcionario.

Por su parte, la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, lanzó: “Nos estamos enterando que Pfizer pedía condiciones que no están en la ley, hay olores extraños, no sé si alguien intentó meter alguna empresa que no es adecuada para las negociaciones, y se está diciendo que Pfizer va a denunciar los casos de corrupción que puede atravesar el mundo y algo pasó con la contratación, queremos saber qué pasó”. Y sentenció: “No vaya a ser cosa que descubramos que no tenemos la vacuna porque alguien en el medio metió la mano”.

En tanto, Maximiliano Ferraro, en representación de la Coalición Cívica destacó que “Juntos por el Cambio actuó de buena fe como la mayoría de la sociedad argentina, y nos venimos a enterar que la vacuna que viene de Rusia no es recomendable para uno de los mayores grupos de riesgo, que son los mayores de 60 años”.

También en info135

Carrió y Vidal volvieron a confrontar con Manes y la interna con la UCR está al rojo vivo

Jorgelina

YPF hace cambios en su estructura organizativa

Alfredo Silletta

Más de 62 mil mujeres bonaerenses podrán acceder a una jubilación

Alfredo Silletta

1 comentario

Enloquecidos de odio por el inicio de la vacunación, Macri y Bullrich le hicieron un perverso pedido a Larreta en CABA - INFO135 29 diciembre, 2020 at 10:26 am

[…] La vacuna rusa dispara hasta límites inimaginables la… […]

Respuesta

Salir de los comentarios