25.1 C
La Plata
8 diciembre, 2021
PAÍS

En el Gobierno no descartan la implementación de un nuevo IFE

“Si no hacemos algo ahora, en dos meses va a ser mucho más complicado”, reconocen desde un despacho importante de Casa Rosada, anticipándose a la realidad que llega de Europa, con las imágenes de cierres masivos de actividades a raíz de la segunda ola de contagios por el coronavirus.

Ante este panorama, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, volvió a ratificar esta mañana la posibilidad de tomar “medidas sociales excepcionales” si durante este año se repite la caída de ingresos en los sectores vulnerables, y se incrementan los casos de coronavirus en Argentina.

Al respecto, el funcionario se refirió a la necesidad de asistencia en el marco del aumento de los contagios por Covid, y no descartó un nuevo Ingreso Familiar de Emergencia (IFE): “Si hay un rebrote y la situación social se complica, vamos a tomar medidas excepcionales”, afirmó.

En diálogo con El Destape Radio, Arroyo adelantó que “se está buscando generar nuevos montos para las Tarjetas Alimentarias, un apoyo extra a las Tarjetas e incorporar a gente que no estaba”, y detalló que “en diciembre se duplicó el monto de las Tarjetas Alimentarias y se cubrieron a más de 11 millones de personas con asistencia alimentaria”. “Tenemos la intención de mejorar la calidad nutricional”, planteó el ministro.

Por otra parte, Arroyo se refirió al aumento en el precio de los alimentos, a lo cual, apuntó que “el mayor problema es el costo de los artículos de primera necesidad y el endeudamiento de las familias”, y focalizó en que avanzaron “con el tema de los alimentos y de la leche. Con ensachetadoras y el plan de bajar el precio de la leche”.  Además, sostuvo que “en las panaderías populares, donde en algunos lugares ya se está vendiendo el pan a $70”, en respuesta a la posibilidad de que el pan aumente esta semana un 15%.

A fines de noviembre pasado, el Gobierno congeló la posibilidad de implementar un cuarto Ingreso Familiar de Emergencia (IFE 4) durante el transcurso de 2020 y en el presupuesto 2021 tampoco se contemplaron ayudas.

Sin embargo, Arroyo insistió en que si se produce un rebrote de casos de coronavirus y “la situación social vuelve a ser de emergencia, vamos a encarar las políticas necesarias”.

En ese sentido, ratificó que el compromiso del presidente Alberto Fernández es “tomar medidas excepcionales si hace falta”.

Durante la entrevista, el ministro Arroyo remarcó que su cartera está pendiente de la construcción, producción de alimentos, actividad textil, la economía del cuidado y reciclado, que es donde “trabaja el sector informal” y que “define cuanto mejora la situación en los barrios”.

El Ingreso Familiar de Emergencia IFE llegó a 9 millones de personas con tres pagos de $ 10.000 cada uno que se concretaron entre abril y septiembre de 2020. El Estado destinó $ 270.000 millones a esta ayuda que llegaba a desocupados, titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH), empleadas domésticas, trabajadores informales y monotributistas de las categorías A y B.

Además, el año pasado también se desarrolló el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), una pieza clave para sostener la actividad privada en medio de la cuarentena estricta. A través del ATP el Estado se hacía cargo del pago de hasta el 50% de los salarios. A medida que se retomaron las aperturas esa asistencia se fue achicando hasta que el programa terminó en diciembre.

El IFE y ATP se fueron discontinuando mientras la pandemia mostraba signos de retracción y se confiaba en el avance de las vacunas. El motivo principal para acotar estas ayudas fue ponerle límites al déficit fiscal.

También en info135

Junto al presidente se lanzó el programa Más Cultura

Alfredo Silletta

Para frenar el golpe blando de la Corte, el gobierno enviará un proyecto para ampliar el Consejo de la Magistratura

Alfredo Silletta

Más de 2 millones de trabajadoras y trabajadores cobran el complemento para el salario familiar

Alfredo Silletta

Salir de los comentarios