27 julio, 2021
PROVINCIA

Quereilhac cruzó a Sarlo y la acusó de “cacarear mentiras en los medios”

Soledad Quereilhac, la esposa del gobernador Axel Kicillof, realizó su descargo sobre las declaraciones de Beatriz Sarlo en un posteo que publicó en su cuenta de Facebook. Allí, la compañera del gobernador explicó que “no tiene potestad” para ofrecer vacunas a nadie, ratificó toda la información brindada por el mandatario sobre la campaña pública a favor de la Sputnik V y condenó la actitud de Sarlo, quien supo ser su profesora durante la carrera de Letras.

“No tengo la potestad de ofrecer vacunas a nadie. No soy funcionaria del gobierno de la Provincia de Buenos Aires. Yo no fui vacunada aún y estoy esperando mi turno como todo el mundo. Ni mi madre, ni mi suegra, ni ningún familiar ni amiga o amigo cercano recibió tampoco la vacuna. Todxs están esperando su turno, como corresponde”, afirmó y subrayó: “No fomentamos ni participamos de ningún privilegio ni de ningún trato “vip” (siglas de una tontería innegable, además)”.

También explicó que no tiene trato con Sarlo desde 2004, cuando ella renunció a su cargo docente en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, y que no tiene “ni su correo electrónico ni su teléfono”. 

“Si nadie de mi círculo se vacunó, si ni yo misma me vacuné, dado que jamás pasaría por arriba de los derechos de los demás, ¿por qué le ofrecería la vacuna a Beatriz Sarlo, persona con la que no tengo ningún trato ni vínculo? La acusación carece de lógica, además de no tener sustento ni basarse en pruebas”, reflexionó en su posteo.

Ya sobre el final de su descargo, acusó a la ensayista de “cacarear mentiras en los medios” y le pidió que se rectifique. “Cuesta creer que quien fuera Profesora Titular de Literatura argentina del siglo XX durante más de dos décadas, tenga problemas de lectura frente a un simple correo electrónico. Lo cierto es que, para sobreactuar su honestidad, Beatriz Sarlo no ha tenido otro recurso que cacarear mentiras en los medios”, señaló Quereilhac.

“Habló de propuestas ´por debajo de la mesa´ y con ello no sólo sembró dudas sobre el proceso de vacunación en su conjunto, sino que, sobre todo –y aquí lo más imperdonable–, terminó involucrando en sus mentiras a Carlos Díaz, una persona de bien, respetada y querida por gran parte del campo intelectual argentino. Y de paso, también me ensució a mí, atribuyéndome actos de corrupción y nepotismo que jamás en mi vida cometí”, siguió Quereilhac y cerró: “A la luz de su autopercepción como una persona que ´tiene ética´, sólo cabe esperar que se rectifique. Mientras tanto, sigo sin decidirme entre la pena por su enorme torpeza o el desconcierto ante su mala fe”.

Visiblemente molesta, Sarlo se retractó: “No debí haber dicho debajo de la mesa”

También en info135

Unidad en Hurlingham: Zabaleta acordó con La Cámpora y bajó su candidatura

Jorgelina

Insaurralde presentó la campaña del Frente de Todos de Lomas con Tolosa Paz

Alfredo Silletta

Desde el viernes, habrá “vacuna libre” para mayores de 18 años en toda la provincia

Jorgelina

Salir de los comentarios