22.7 C
La Plata
24 febrero, 2024
PAÍS

Macri al fin reconoce que la deuda del FMI se usó para financiar la fuga de dólares

En medio de la negociación con el Fondo Monetario Internacional por parte del Gobierno Argentino, el ex presidente Mauricio Macri reveló cuál fue la presunta utilización del préstamo del ente a ese gobierno. El ex mandatario aseguró: “La plata del FMI la usamos para pagar a los bancos comerciales que se querían ir porque temían que vuelva el kirchnerismo”.

Mauricio Macri reveló finalmente que los 45 mil millones de dólares que el Fondo Monetario Internacional (FMI) le prestó a Argentina durante su mandato no fue para “pagar deudas” anteriores, como declaró su ex ministro de Economía, Hernán Lacunza, sino que ese dinero se destinó para “pagarles a los bancos comerciales que se querían ir” del país, “porque temían que vuelva el kirchnerismo”.

De esta manera, el ex presidente se sinceró sobre el préstamo más grande de la historia otorgado por el organismo financiero, que fue tomado por su Gobierno entre 2018 y 2019.

Según explicaron distintos economistas y expertos en la materia, el acuerdo stand by que firmó Macri era de carácter precautorio: el dinero estaría disponible para recobrar la confianza de los inversionistas, no para ser usado, y menos para salidas de capital. La ficción duró poco.

Tal como confesó Macri este domingo en una entrevista con Marcelo Longobardi por la señal ‘CNN en español’, la plata se dispuso para abonar a acreedores privados que intentaban retirar sus inversiones financieras del país. 

Por eso, el Fondo no reconoció que financiaba a la Argentina para que reembolsara a sus acreedores privados, porque sus estatutos establecen que “ningún país miembro podrá utilizar los recursos generales del Fondo para hacer frente a una salida considerable o continua de capital” (Artículo VI, Sección 1 del Convenio Constitutivo del FMI).

Asimismo, es importante recordar que el préstamo se tomó en 2018, un año antes de que se realizaran las elecciones presidenciales, es decir, en un escenario en el que “el cuco del regreso del kirchnerismo” aún no era una posibilidad.

Así, Macri reveló así cuál fue -según su versión- el uso que se le dio al dinero del Fondo que tiene una situación de vencimientos muy cercana y asfixiante a raíz de lo que firmo el gobierno de juntos por el Cambio.

En otras palabras, el dinero, en vez de invertirse en ampliar la capacidad exportadora y productiva del país, se perdió en la fuga de divisas para los bancos y sectores del poder económico concentrado.

Asimismo, el ex mandatario reconoció las gestiones del entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para la aprobación del crédito. Aseguró que el dirigente republicano “se portó muy bien” y “colaboró muchísimo” con su gobierno.

En este marco, Macri se refirió a las negociaciones que lleva adelante la Casa Rosada y le reclamó a la gestión de Alberto Fernández que presente “un plan” para concluir con la refinanciación de la deuda con el organismo internacional.

“El FMI pide un plan; si hay un plan, esto se refinancia. No están para ganar plata, sino para que a la Argentina le vaya bien. Necesitan que todos los países del mundo se fortalezcan y contribuyan a mejorar la calidad de vida de los habitantes de este planeta”, dijo.

En ese momento, el ex ministro de Economía de Cambiemos, Hernán Lacunza, aseguró que el dinero “no se fugó”. “Se usó para pagar deudas anteriores”, señaló. Sin embargo, el propio Macri ofreció este domingo una nueva versión sobre el destino del dinero: “La plata del FMI, que es la plata de los demás países, la usamos para pagar a los bancos comerciales que se querían ir porque tenían miedo de que volviera el kirchnerismo”.

De ese modo, Macri desmintió a Lacunza y confirmó que el dinero del FMI se utilizó para financiar la fuga de capitales, tal como ha venido denunciando el kirchnerismo.

El dinero no se destinó solo a pagar deudas, como dijo Lacunza, sino también para que aquellos grandes fondos que querían sacar sus dólares del país pudieran hacerlo sin problemas. Es decir, el Estado no tenía dólares genuinos provenientes, por ejemplo, del superávit comercial, sino que volvió al FMI para conseguir las divisas necesarias para mantener el grifo abierto y seguir garantizándoles libre acceso al mercado de cambios a los grandes jugadores que le dieron forma a la corrida financiera aprovechando que el dólar se ofrecía a un precio subsidiado.

Recién después de la derrota en las PASO de agosto de 2019 el gobierno de Cambiemos decidió poner el cepo cambiario para frenar la sangría, pero para ese entonces ya habían rifado los 45 mil millones de dólares que les había girado el FMI.

“Lo que está diciendo Macri es la cruda realidad de para qué pidió prestada esa plata. Lo hizo para que a través de los bancos pueda haber fuga de capitales por parte de los sectores más concentrados de la economía, de los cuáles muchos son sus amigos”, aseguraron en las últimas horas fuentes del kirchnerismo.

“Lo que está diciendo Macri es casi la confesión de un delito, o bien la instrumentación de una política económica totalmente desastrosa para el país mediante la cual, tanto el Gobierno anterior como los sectores concentrados de la economía, en este caso los bancos, fueron parte beneficiosa en términos monetarios”, agregaron.

 

 

 

 

También en info135

Patagonia Rebelde: Los gobernadores se hartaron de Milei y amenazaron que no entregarán el petróleo y gas

Alfredo Silletta

El presidente Javier Milei afirmó en TN que “no hay plata para los jubilados”

Alfredo Silletta

Docentes confirman que habrá paro y movilización el próximo lunes

Alfredo Silletta

1 comentario

Generalizado repudio a la confesión de Macri, de que se usó el préstamo del Fondo para fugar divisas - INFO135 8 noviembre, 2021 at 3:26 pm

[…] Macri al fin reconoce que la deuda del FMI se usó para financiar la fuga de dólares […]

Respuesta

Salir de los comentarios