19 C
La Plata
12 abril, 2024
PAÍS

Feroz interna en JxC: después de La Pampa, la UCR se envalentona y el PRO dispara contra Larreta

A la luz de los chispazos que se encendieron el mismo domingo a la noche, apenas se confirmó la victoria del radical Martín Berhongaray sobre el macrista Martín Maquieyra en las internas de La Pampa, inevitablemente empezaron a surgir secuelas en la estructura nacional de Juntos por el Cambio, justo cuando estamos en el punto de partida del calendario electoral.

Como no podría ser de otra manera, así como el resultado envalentonó a la UCR, para el PRO fue un paso en falso. Si bien éste fue el primer round en el que midieron fuerzas los principales socios de la coalición opositora, la pelea de largo aliento que tendrán hasta las PASO nacionales promete elevar la temperatura interna cada vez más.

Según destaca hoy el sitio elDiarioAR, La Pampa puso cierta luz sobre la inconveniencia de “nacionalizar” cada contienda provincial, en un mapa poco armonizado para JxC, sobre todo en los distritos donde no hay primarias obligatorias, pero tiene chances serias de ganar, como Córdoba y Mendoza. Pero también puso en cuestión el dominio amarillo del universo cambiemita, por lo que fórmulas puras o mixtas será el debate a dilucidar en las próximas semanas.

Por lo pronto, el titular de la UCR, Gerardo Morales, y el senador Martín Lousteau –jefe político de Berhongaray– buscaron llevar agua para sus molinos. Incluso el neurólogo Facundo Manes, un outsider en la UCR pero con aspiraciones presidenciales, se paseó por la capital pampeana. El nombre del perdedor quedó ligado al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que recibió un pase de factura de los halcones de su partido.

Larreta estaba cerca de La Pampa el domingo, en San Luis, por si el resultado finalmente lo favorecía. Finalmente, no se subió al avión con el que está recorriendo el país ya desde el año pasado. Pero asumida la derrota de su alfil, rápidamente salió a felicitar a Berhongaray. De esa manera, buscó dejar en evidencia a Patricia Bullrich y a Mauricio Macri, que optaron por el silencio.

En el radicalismo no podían ocultar su satisfacción -y en más de un referente se dibujaba una sonrisa-, cuando repasaban de qué manera el PRO había intentado nacionalizar la interna pampeana, con el protagonismo que en los últimos días habían asumido en apoyo de su candidato, desde Mauricio Macri y Larreta, pasando por Patricia Bullrich y Elisa Carrió.

“Siempre se subestima la territorialidad del radicalismo”, destacaba un operador del partido centenario, horas después del veredicto de las urnas. “El PRO nacionalizó la elección, poniendo mucha plata y a los dirigentes nacionales recorriendo La Pampa. Berhongaray hizo una campaña local, como tenía que ser. Maquieyra parecía más de Palermo que un pampeano”, chicaneó.

“Los ciudadanos de La Pampa eligieron a un candidato sin marketing”, dijo por su parte Lousteau, que viajó especialmente hasta Santa Rosa para validar el triunfo del diputado nacional de su sector, Evolución Radical. Morales fue más explícito: “Larreta puede ser mi candidato a vice”, dijo en la misma noche del domingo.

Fueron dardos sensibles para Larreta, que es criticado por el resto del PRO por sus vínculos con el radicalismo. Hace tiempo que el alcalde porteño y el gobernador jujeño negocian la posibilidad de combinar una fórmula, aprovechando la vidriera que tiene la Ciudad y la extensión federal de los comités radicales. El acuerdo tendría a Lousteau como asterisco clave, ya que el economista quiere tener el camino allanado para ser el próximo jefe de Gobierno porteño.

“La elección fortalece al radicalismo en la mesa de discusión nacional de JxC y además debilita mucho sector de los ‘halcones’ y su argumento mezquino de que no nos van a entregar la Ciudad”, consideraron en el espacio del senador.

En Uspallata buscaron pasar el mal trago con una salida hacia adelante. “Nosotros estamos muy bien con Martín y Gerardo. De hecho, internamente siempre se nos critica el buen vínculo con los radicales y Lilita. Maquieyra la tenía difícil y lo sabíamos. Eso no quita que Horacio lo haya apoyado. Pero inmediatamente después estamos juntos apoyando a quien ganó y es el candidato de Juntos por el Cambio”, comentó un vocero.

Con la UCR enrostrándole la victoria al PRO, se complejiza aún más la discusión abierta entre Larreta-Bullrich por quién será el candidato amarillo. Sigue anotada en la carrera María Eugenia Vidal –que también viajó a La Pampa para apoyar a Maquieyra– y se mantiene el misterio de qué hará finalmente Macri.

Berhongaray no recibió llamado del ex presidente, y tampoco de Bullrich, según supo elDiarioAR en su entorno. Tampoco hubo referencias en las redes sociales. Pero el disgusto entre los halcones por el resultado del candidato que eligió Larreta fue notorio. “Con la plata de Horacio no alcanza. No entienden lo local”, dispararon en el equipo de campaña de la titular de PRO.

En el búnker de Bullrich aseguran que la ex ministra no estaba de acuerdo con la jugada amarilla y recordaron que la idea de Javier Mac Allister –ex secretario de Deportes en tiempos macristas e impulsor del PRO pampeano– era que Maquieyra fuera candidato en General Pico, de donde el actual diputado nacional es oriundo. Larreta ganó esa pulseada y Bullrich aceptó ir a apoyarlo. “Se creen que van y se instalan con encuestas y plata, pero los armados electorales no son así. Hay una mirada muy porteña sobre eso”, se quejó un halcón.

Mientras tanto, después de La Pampa se viene un calendario “caliente” para JxC, que tiene cada vez más anotados a las presidenciables, con el lanzamiento de Elisa Carrió la semana pasada. Cerca de Lousteau ponderaron el perfil “localista” de Berhongaray con el santafecino Maximiliano Pullaro y el cordobés Rodrigo De Loredo, dos distritos donde la discusión interna está abierta.

En Santa Fe la candidatura se definirá por PASO, pero en Córdoba no. Todavía no se sabe cómo saldarán su disputa De Loredo y el senador Luis Juez, que no es amarillo puro pero que tiene el respaldo del PRO. Otro de los casos emblemáticos es el de Mendoza, donde hay una guerra declarada entre el radical Alfredo Cornejo y el diputado macrista Omar de Marchi, que ya avisó que quiere abrirse del frente cambiemita local.

También en info135

Karina “lopecito” Milei, la Rasputín del presidente no duda: “El Jefe soy yo”

Alfredo Silletta

Acercamiento del Gobierno con la CGT por la reforma laboral, aunque sería inevitable otro paro general

Eduardo

Cristina Kirchner, lapidaria contra el gobierno de Milei: “Horrible es poco”

Eduardo

Salir de los comentarios