18.2 C
La Plata
25 febrero, 2024
PAÍS

Macri, desilusionado y furioso con el gobierno de Milei, porque según él está lleno de “peronistas”

Es tal la obsesión de Mauricio Macri por repeler todo lo que sea peronista o se le parezca, que por estos días llegó al extremo de mostrar una indisimulable furia a sus allegados, porque está convencido de que el gobierno de Javier Milei, que conducirá el rumbo del país a partir del domingo, está plagado –según su particular punto de vista- por figuras del movimiento fundado por Juan Domingo Perón allá por 1945.

Quienes están cerca del ex presidente aseguran que es tanto su enojo por el rumbo que podría tener la nueva administración, que lanzó a su tradicional ejército de trolls y odiadores con el único objetivo de atacar a Guillermo Francos (designado ministro del Interior) y Nicolás Posse (jefe de Gabnete), porque los acusa de “peronistas”.

Concretamente, a Francos lo critica duramente por privilegiar el nexo con el peronismo en su búsqueda de un acuerdo de gobernabilidad al que se ve obligado Milei por ser la tercera minoría en el Congreso. A Posse le achaca lo mismo.

Después de las elecciones del 22 de octubre, cuando Juntos por el Cambio salió tercero, cómodo, Macri se imaginó como el jefe detrás del presidente electo y que le poblaría el gobierno con facilidad. Él mismo había dicho que Milei era “fácilmente infiltrable. Pero con el correr de los días el ex presidente no pudo colar a nadie directamente y hasta se distanció de Patricia Bullrich, que negoció de manera personal con Milei su nombramiento como ministra de Seguridad.

Macri pedía la presidencia de Diputados para Cristian Ritondo, y culpa a Francos por esa maniobra fallida en la que incluso aparece el kirchnerismo como el garante de la llegada de Martín Menem a la titularidad de la Cámara baja.

La furia del ex presidente quedó en evidencia el domingo último, cuando María Eugenia Talerico, una ex funcionaria de segunda línea que trabajó en la UIF durante el mandato de Cambiemos, anunció que finalmente no será la titular de Migraciones.

La “caída” de Talerico fue sorpresiva y largamente lamentada por un ejército de trolls que atacaron a Francos y lo señalaron como el que llamó a la ex candidata a diputada para decirle que no iba a formar parte del gobierno.

Hoy el diario Clarín confirma que la incertidumbre de Macri fue creciendo con algunos de los últimos movimientos del líder libertario. “A veces va para acá, a veces va para allá. Ahora está rodeado de peronistas”, ampliaba en clara señal de disgusto, gesticulando con las manos.

En tal sentido, se asegura que una de las primeras advertencias que le había hecho el ex mandatario a Milei antes del balotaje, era justamente que no confiara en el peronismo.

“Scioli en la embajada de Brasil, el viceministro de Interior o Justicia que seguirían, Royón en Minería, la gente de Schiaretti en Anses y Transporte, Roust que era vocero de Alberto y trabaja con Santa María y Wado de Pedro manejará la pauta en la secretaría de Medios. Tenés del peronismo federal y también del no federal, kirchneristas…”, enumeró una fuente macrista que sigue de cerca las negociaciones.

Y enseguida apunta al futuro funcionario detrás de la peronización libertaria: “Es toda de Guillermo Francos”, resume, para cuestionar el accionar del próximo ministro de Interior y uno de los hombres clave en el armado de Milei. Francos estaba también detrás de la movida para ubicar a Florencio Randazzo como jefe de Diputados, maniobra que quedó abortada por el rechazo (entre otros) de Cristina Kirchner.

Para intentar recomponer la relación, Macri y Milei tuvieron una larga charla el viernes. Desde el entorno del ex presidente hablaron primero de un contacto telefónico. Otras fuentes confirmaron luego que también hubo un diálogo personal. La mirada de Macri, sobre las designaciones, de todos modos, no varió. Y así se lo hizo saber a su aliado electoral.

El acuerdo entre Macri y Milei, del que también participó desde su origen Patricia Bullrich, la derrotada candidata que Juntos por el Cambio, constaba de tres patas: apoyo en los medios para la campaña, ayuda con la fiscalización (donde la UCR dio un soporte fundamental en las sombras) y garantía de gobernabilidad, acompañando los proyectos desde el Congreso.

Según Macri, aquel llamado “Pacto de Acassuso” (la reunión se hizo en la casa del ex mandatario en esa localidad) no incluía nombramientos en cargos de primera línea. Sin embargo, varios ex funcionarios de Cambiemos se fueron sumando.

 

También en info135

Los vicegobernadores apoyan a Chubut y cuestionan al presidente

Alfredo Silletta

Patagonia Rebelde: Los gobernadores se hartaron de Milei y amenazaron que no entregarán el petróleo y gas

Alfredo Silletta

El presidente Javier Milei afirmó en TN que “no hay plata para los jubilados”

Alfredo Silletta

Salir de los comentarios