19.4 C
La Plata
17 abril, 2024
PROVINCIA

Cumbre del PJ bonaerense: más allá de las internas, se priorizó la unidad para enfrentar a Milei

Un día después de los fuertes cruces entre Javier Milei y el gobernador de Chubut, Ignacio Torres -que contó con el respaldo del resto de los mandatarios provinciales, con excepción del tucumano Osvaldo Jaldo-, el PJ bonaerense que preside Máximo Kirchner llevó adelante su primera reunión formal del Consejo partidario desde que el peronismo perdió las elecciones a nivel nacional.

El encuentro se desarrolló en la localidad de Cañuelas. Allí, desde el Museo del Campo, Kirchner consiguió una foto de unidad y -puertas adentro- la certeza de que por ahora no habrá un pedido de renovación de autoridades.

Quedó claro que, más allá de las diferencias internas, la situación política y económica que propone el presidente impone una agenda acelerada que obliga a posponer el debate internista. Lo dejó en claro el ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés Larroque, que al salir del encuentro, dijo: “Todos podemos tener matices, pero este es el momento de priorizar la unidad”. Y agregó: “Lo fundamental es que haya unidad en la acción”.

No sin momentos tensos, en la reunión del Consejo del Partido Justicialista (PJ) bonaerense se acordó convocar a próximas reuniones a Cristina Kirchner, Sergio Massa y Axel Kicillof, entre otros dirigentes del peronismo debido a la “gravedad de la situación” desatada por las medidas lanzadas por el gobierno de La Libertad Avanza.

Entre las cuestiones que se debatieron se planteó generar reuniones del Consejo con diferentes dirigentes del peronismo, se habló de tener reuniones con Cristina, con Axel y con Sergio ante la gravedad y el enorme desafío de la situación actual.

La presencia del gobernador bonaerense en la cumbre de Cañuelas fue un misterio hasta último momento. Si bien algunas fuentes auguraban su asistencia, en La Plata replicaban que Kicillof sólo tenía agenda en el municipio de San Martín. No fue invitado. Kirchner justificó que no fue porque no tenía “el aval institucional del partido”. Alguien lo chicaneó que bastaba un mensaje de WhatsApp.

Justamente, durante la reunión hubo un pedido para que en el próximo encuentro del partido participe Kicillof. Ocurre que el mandatario no forma parte de la estructura orgánica del partido a nivel provincial, aunque sí es el vicepresidente del PJ nacional. Fue la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, la que planteó el tema.

Ante la respuesta negativa de Máximo, la diputada nacional Victoria Tolosa Paz opinó que era un error no fortalecer al mandatario bonaerense en medio de la disputa de Milei con los gobernadores. Fue la única que expuso una opinión en ese sentido. La senadora provincial Teresa García le replicó que no sobreactúe la defensa a Kicillof y le recordó que quiso armarle una interna en las elecciones del año pasado. El tema terminó ahí, no sin antes haber acordado que el gobernador sea invitado a participar de la próxima reunión.

Para matizar los contrapuntos que surgieron puertas adentro, el documento elaborado en el encuentro, exhibe un respaldo contundente tanto a Kicillof como al resto de los gobernadores por la línea de confrontación a la que apuesta el gobierno nacional. “Repudiamos el recorte de fondos que por ley les corresponden a las provincias y demandamos su urgente reposición para no condenar a la desesperación y a situaciones indeseadas a millones de compatriotas que quieren trabajar, estudiar, producir y vivir en paz”, plantea parte del texto oficial titulado “La Patria no se vende y el federalismo no se negocia”.

Allí se plantea que “el orden constitucional agoniza”, y que el pueblo argentino “padece un ataque integral desde la Presidencia de la Nación, replicado por personeros del régimen imperante en redes sociales y medios de comunicación afines”, generando un “aumento de la violencia y la desigualdad, desgaste de la institucionalidad democrática, vaciamiento conceptual de los valores humanistas, empobrecimiento económico generalizado, entrega inaudita del patrimonio nacional, regresión educativa y cultural, destrucción de la capacidad soberana del Estado, centralismo mesiánico antifederal, descarte de jubilados, populismo represivo, silencio oficial ante la provocación colonial británica en Malvinas y sumisión al credo fondomonetarista”.

También en info135

Acto de Axel Kicillof y Mayra Mendoza  en Quilmes

Alfredo Silletta

Preocupación en la comunidad farmacéutica por los problemas que generaría a la salud pública la venta libre de medicamentos

Alfredo Silletta

Kicillof vuelve a diferenciarse de Milei: salió a bancar las universidades públicas y anunció que irá a la marcha del 23 de abril

Alfredo Silletta

Salir de los comentarios