18 diciembre, 2017

Cristina denunció a Macri por crear ‘listas negras’ para desaparecer gente

La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner hizo hoy responsable al presidente Mauricio Macri “por someter a la ciudadanía a un estado de shock y vigilancia, pretendiendo intimidar nuestras candidaturas y a nuestros electores”.

“Tengo la certeza absoluta de que encabezo esa lista”, dijo, al hacer mención a la existencia de ‘listas negras’ en manos del primer mandatario, con el fin de “poner en un cohete a quienes él considera sus enemigos y mandarlos a la Luna”, lo que no dudó en calificar como un eufemismo “sobre la necesidad de hacer desaparecer a gente”.

“Lo hacemos responsable de jugar sucio –enfatizó-, porque nunca se vieron este tipo de situaciones en democracia, de tanta obscenidad política, al permitir que el juez más desprestigiado (en referencia a Claudio Bonadio) actúe como motor de un vehículo de persecución política inadmisible”.

Y acusó a ese magistrado por persecución judicial y política, a partir de la citación a indagatoria para el próximo 26 de octubre, por su imputación en torno al atentado a la sede de la Amia el 18 de julio de 1994.

La candidata a senadora nacional habló durante una conferencia de prensa que ofreció este mediodía en la sede del Instituto Patria, oportunidad en la que también se proyectó un video de seis minutos para denunciar al juez Bonadio, como responsable de la persecución política de la que es objeto. Allí se muestran sus oscuros vínculos y complicidades en torno al atentado a la sede de la AMIA, además de mostrar las desprolijidades y datos erróneos en la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman.

– Los principales conceptos de la ex presidenta:

Estamos viviendo un marco económico y social complejo, con una inflación que no se puede controlar, desocupación creciente, con tarifazo en marcha para después del 22, mientras el ex ministro de Economía, Domingo Cavallo reivindica a este gobierno, identificándose con esta política económica, lo cual me exime de mayores comentarios.

Venimos denunciando un grave deterioro de la calidad democrática de la república. Es consecuencia de una política deliberada, autorizada por el presidente Macri. Tiene como objetivo uso ilegítimo de los poderes del estado, para consolidar un poder extraordinario, con una concentración de poder inédita y peligrosa para nuestra democracia.

Algunos hechos lo marcan, como el deterioro de las garantías electorales, teniendo en cuenta los gravísimos episodios que rodearon al escrutinio de las PASO, algo que nunca se había visto en democracia. Por lo tanto, es más que evidente que hay un deterioro de las garantías electorales en el país.

También aparece un evidente deterioro de las libertades públicas, con gente que pierde su libertad por escribir un tweet, por estar cerca de una marcha o por besarse. Hay un creciente temor en la ciudadanía. El caso de Milagro Sala, presa política, porque hay organismos internacionales reclamando por ella, y también un silencio por parte del Estado nacional, desoyendo los fallos.

Estamos viviendo un ataque sistemático a organizaciones sociales y sindicales, en la búsqueda de su estigmatización y persecución, como pasó con el gremio de los Canillitas que fue intervenido. Y lamentablemente, este tipo de hechos van generando antecedentes.

También, deterioro de la seguridad ciudadana, simbolizada en la desaparición de Santiago Maldonado. Lo grave es la reacción del Estado y sus organismos frente a un hecho de esta naturaleza. Suponiendo la responsabilidad de la Gendarmería, el problema es cómo reacciona el presidente, sus ministros y secretarios, lo cual es muy grave, teniendo en cuenta que el Estado, en lugar de ponerse del lado de la familia, se lanza a una feroz campaña para demonizar al desaparecido, casi como ocurría en tiempos de la dictadura.

Algo inédito desde el advenimiento de la democracia, es el reconocimiento de listas negras por parte del presidente Macri. Tengo la certeza absoluta de que encabezo esa lista. Y sé que si me mandan en un cohete a la Luna moriría, por lo cual no me resta más que pensar que se trata de un eufemismo sobre la necesidad de desaparecer a gente. Esto me remite a otros gobiernos democráticos en los que mucha gente debía irse del país o que la mataran si se quedaban.

Ayer se superaron todos los límites, con la citación a indagatoria por parte del juez Claudio Bonadio, que vulnera todas las garantías constitucionales. No puedo soslayar que como dirigente política, que se trata de un cronograma judicial en paralelo con el cronograma electoral. Hay que levantar la voz y denunciar el deterioro más grave de la calidad democrática.

Denuncio al juez Bonadio de servir a los intereses políticos del gobierno. Hago responsable al presidente Macri de persecución política, por un uso partidario obsceno e inconstitucional, donde el poder judicial actúa como una fuerza de tareas del gobierno.

Hago también responsable al presidente por someter a la ciudadanía a un estado de shock y vigilancia, pretendiendo intimidar nuestras candidaturas y a nuestros electores. Lo hacemos responsable de jugar sucio. Nunca se vieron este tipo de situaciones en democracia, por obscenidad política, al permitir que el juez más desprestigiado actúe como motor de un vehículo de persecución política inadmisible.

Consultada sobre una eventual inmunidad parlamentaria una vez que asuma su banca en diciembre, dijo que “podría haber sido diputada nacional en diciembre de 2015, pero no lo hice para evitar que pensaran que buscaba fueros o impunidad.

Ley de Medios: se ha tornado un poco obsoleta. Hoy hay un problema más grande que de concentración de medios. Lo que está generando este gobierno es crear temor entre los periodistas, lo que lleva a la autocensura, por lo que una nueva ley no serviría para contrarrestar esto. Cuando se produce el despido de Roberto Navarro, opera como un limitante para todos los periodistas. Esto se soluciona con una democracia que funcione como corresponde.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*