16.6 C
La Plata
30 mayo, 2024
PAÍS

El día después ya arrancó con subas de naftas, mientras se vienen nuevos tarifazos

“Nunca engañé a los argentinos”, dijo esta mañana el presidente Mauricio Macri durante una conferencia de prensa el día después de las elecciones, en el que coincidentemente se pone en marcha un ajuste de 10 % en el precio de los combustibles, mientras se vienen aumentos para luz, gas, transporte público, cuotas de prepagas y monotributo.

Acompañado por el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, explicó que a partir de octubre Argentina paga el combustible “lo que se paga en el mundo”, mientras aseguró que la suba se debe a que a partir de este mes en el país rige “el precio internacional” y a que ese valor “aumentó”, recordando que cuando asumió el Gobierno aquí se aplicaba el precio de la nafta más bajo que en el resto del mundo, y que “si se baja el precio del combustible hoy, hay provincias que pierden empleos”.

En cuanto a los combustibles, con el incremento de hoy en lo que va del año ya se acumula un 24 %.

Sobre el precio del gas, el Gobierno les había ordenado a las distribuidoras a fines de agosto postergar para después de las elecciones el cobro del monto correspondiente al 50 % de las facturas emitidas entre el 25 de agosto y el 31 de octubre. El único objetivo fue evitar que lleguen facturas con fuertes subas en la recta final de la campaña electoral. Ahora los usuarios deberán afrontar el 50 % restante junto con el monto del próximo período. Además, antes de fin de año está previsto un nuevo ajuste que se sumará al incremento interanual de hasta un 400 %, que tuvieron que afrontar los hogares el invierno pasado.

Energía eléctrica: el ministro Juan José Aranguren adelantó que en noviembre de este año y en febrero de 2018 habría dos nuevos ajustes del Valor Agregado de Distribución, de 19 % en cada caso, a lo que debería sumársele una actualización por inflación. Al igual que en el gas, el Gobierno todavía no confirmó si el aumento será el mes próximo, en diciembre o si quedará para ser aplicado en febrero de 2018, junto con otro ajuste ya agendado para entonces.

Prepagas: el Gobierno autorizó cuatro subas en lo que va del año. En julio, las empresas habían solicitado aplicar un ajuste de 5 % en septiembre y otro tanto en octubre. La Secretaría de Comercio sólo autorizó el 5 % de septiembre y dejó en suspenso el otro aumento que obtendría luz verde en los próximos días, por lo que con el nuevo ajuste se elevaría la suba autorizada este año al 29%, por encima de la inflación oficial.

Monotributo: la ley establece que los topes de facturación suban en septiembre de cada año, tomando como referencia los dos últimos incrementos de la movilidad jubilatoria. Por la campaña electoral, la AFIP anunció a comienzos de septiembre que el ajuste recién se aplicaría a partir de enero de 2018.

Por último, por estos días se analiza a cuánto alcanzará la suba a aplicarse para el ransporte público, existiendo coincidencia en que comenzaría a regir antes de fin de año.

También en info135

Milei y el desprecio por los pobres: “Nadie es tan idiota para morirse de hambre”

Alfredo Silletta

Cristina cuestionó la crisis del gas, mientras Milei sigue de “gira artística”

Alfredo Silletta

Falta de gas: el Gobierno se lava las manos y le echa la culpa al frío y a Alberto Fernández

Eduardo

Salir de los comentarios