12 julio, 2020

A dos meses de llegar al poder crece el apoyo para el Frente de Todos, mientras que la imagen de Macri no deja de caer

A dos meses de haber asumido el gobierno del Frente de Todos, si hoy volvieran a repetirse las elecciones, la fórmula Alberto Fernández – Cristina Kirchner no sólo volvería a triunfar, sino que la diferencia respecto a Mauricio Macri – Miguel Ángel Pichetto sería mayor a la alcanzada el 27 de octubre.

Así lo revela una encuesta de la consultora Ricardo Rouvier & Asociados, que tuvo como disparador la inquietud acerca de cómo saldría hoy una elección presidencial entre ellos, y ahí se destacó que el Frente de Todos amplía la diferencia, más cercana a lo que ocurrió en las PASO que en la general.

Según el relevamiento, los Fernández obtendrían hoy un 51,1 % de los votos y dejarían a Macri-Pichetto más de 20 puntos abajo (31,2 %). Si se compara con el resultado del 27 de octubre, los K estarían subiendo 14 puntos, mientras que Juntos por el Cambio caería 8.

Según los resultados de la encuesta, resultado de los relevamientos de más de 1.200 consultados entre el 27 de enero y el 1 de febrero, significa que aún el gobierno, luego de sus primeros dos meses de gestión, continúa manteniendo su apoyo, mientras que la oposición no logra sumar nuevos adeptos.

En tanto, la imagen de Alberto Fernández mantiene números estables desde agosto, cuando ganó las primarias. En este último trabajo suma 56,8 puntos de valoración positiva contra 39,2 de negativa.

En el caso de Macri, suma 34,1 % de adhesión, pero alcanza el 59,1 % de imagen negativa.

Respecto a las expectativas económicas, la curva se acomoda al ritmo electoral. Tuvo su pico negativo hasta octubre, con más de 63 % de encuestados con mirada negativa y sólo 26 % de positiva; y luego comenzó a mejorar, hasta quedar en este último sondeo, con un 46,2 % de negativa y 42,1 % de positiva.

Como parte del informe, Rouvier destacó que “la situación coyuntural indica que el gobierno de Alberto Fernández reúne una expectativa sostenida y mantiene el crédito que viene acumulando desde el triunfo en las PASO. La opinión pública tiene confianza de que la gestión mejorará la situación general económica y social”.

Agrega que “esta confianza pública se ve respaldada por los sectores institucionales que constituyen el espacio de la sociedad civil. Pero hay que distinguir que el apoyo sindical y de los movimientos sociales, tiene que ver con una identidad política, mientras que la disposición del empresariado está relacionado con la normalización de una economía que estaba descontrolada”.

Si te gustó esta nota, mándasela a tus amigos de WhatsApp

Deja tu comentario

Your email address will not be published.


*