8 agosto, 2020

Cambiemos estalla por los aires tras el comunicado por el crimen de Gutiérrez, y ya piden la cabeza de Patricia Bullrich

El deplorable comunicado de Juntos por el Cambio por el asesinato de Fabián Gutiérrez, empezó a generar una “rebelión en la granja” del PRO que promete hacer estallar por los aires a ese espacio opositor y que puede provocar, incluso, la salida de Patricia Bullrich como la figura número uno del macrismo.

En esa declaración de guerra, se habla del crimen de Gutiérrez como un hecho de “extrema gravedad institucional” cuando todavía seguían debatiéndolo internamente. Esto hizo que diversos sectores de peso del espacio, como los representantes bonaerenses –incluidos varios intendentes– y porteños, estén pensando en abandonar el grupo de Whatsapp partidario y dinamitar puentes con el ala dura del PRO.

El titular de la UCR, Alfredo Cornejo, se sumó a esa estrategia y aseguró que fue “un nuevo crimen vinculado al poder kirchnerista”. El jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, mantiene silencio, pero en su entorno advierten que no se trató de un crimen político.

Como quedó en evidencia, el comunicado en cuestión tuvo una escasa cantidad de firmas. Apenas las necesarias: por el PRO, Bullrich y el dirigente santafesino Federico Angelini –que sigue en la línea de ella y de Mauricio Macri–, por la UCR, Alfredo Cornejo, y por la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro. a

Son los que salieron a redoblar la apuesta cuando los cuestionaron por el uso político tanto el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, como el presidente Alberto Fernández, quien tildó de “miserables” y “canallas” a los que intentan sembrar la idea de un crimen político.

“Patricia tiene esas cosas, a veces querer marcar una línea dura te lleva a esto”. La frase, lanzada por un importante dirigente del PRO bonaerense, grafica el malestar que generó, puertas adentro, el comunicado.

“¿Cómo vamos a salir a decir que es un crimen político y que después termine siendo por una relación amorosa? Es un pa-pe-lón. Y Patricia se cagó en todos nosotros”, dijo enfurecido otro de los dirigentes bonaerenses.

Es que salir a vincular al Gobierno en un asesinato es una decisión de peso para un espacio opositor. Y en este caso, pudo saberse que no estuvo ni siquiera consensuada con todos los sectores de Juntos por el Cambio. En particular, no lo habían acordado con el ala “dialoguista” de Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, lo que desató una tormenta interna.

Lo que no se supo cuando salió el comunicado es que Bullrich se apresuró a publicarlo cuando todavía seguían las discusiones internas en el PRO sobre cómo pararse ante el asesinato de Gutiérrez. De hecho, estaban en plena discusión sobre qué hacer en el Whatsapp partidario. El hombre de Larreta dentro del partido, Eduardo Macchiavelli, venía proponiendo crear una comisión para trabajar en la redacción y, de paso, esperar a evaluar cómo se desenvolvía la causa. Lo secundaban diversos intendentes, como Jorge Macri y Néstor Grindetti.

En el medio de esa discusión, se enteraron de que ya se había publicado el comunicado y todo estalló. El ex secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, intervino para intentar calmar los ánimos. Grindetti abandonó ese grupo y dijo que sería para siempre.

Los que se irían son nada menos que el titular del bloque en Diputados, Cristian Ritondo, el senador Esteban Bullrich, los intendentes Macri y Grindetti, a los que se podrían sumar otros.

Otro dirigente de peso que salió a diferenciarse en público fue el director del Banco Ciudad Nicolás Massot. “No me representa la idea de que el kirchnerismo mandó a matar a Fabián Gutiérrez”, advirtió el ex jefe del bloque de Diputados. “Hay mecanismos institucionales para plantear lo que se plantea en el comunicado, como la recusación”, remarcó.

“Lo que salió publicado es un comunicado de Patricia Bullrich, no de todo el espacio, claramente tiene una intencionalidad que el resto no comparte”, se quejaron desde el sector bonaerense, y recordaron que no es la primera vez que la ex ministra de Seguridad “se corta sola”.

En concreto, el enojo se generó por el “tono agresivo” del texto y por el pedido de pasar la investigación al fuero federal. “Si decimos que hay que respetar la independencia de poderes no podemos hacer desde la política un planteo de incompetencia del fuero penal ordinario, y menos a través de conjeturas”, reflexionó un diputado del espacio que eligió no compartir el comunicado en sus redes sociales.

Si te gustó esta nota, mándasela a tus amigos de WhatsApp

Deja tu comentario

Your email address will not be published.


*