22.8 C
La Plata
9 febrero, 2023
"SIN RED"

Mientras el país está en el peor momento de la pandemia, Macri se divierte jugando un picadito y armando negocios con la FIFA en Suiza

En las últimas horas se supo que en el país se registraron más de 10 mil casos de coronavirus, lo que marcó un nuevo récord en cantidad de infectados diarios. Sin embargo, a miles de kilómetros de Argentina, y demostrando su desinterés por lo que aquí ocurre, Mauricio Macri se dedicó a jugar un “picadito” en la ciudad suiza de Zurich, con algunos ex jugadores y el presidente de la FIFA, Gianni Infantino.

Instalado desde hace casi un mes en Europa (primero descansó con su familia en París y luego en la paradisíaca Costa Azul), el ex presidente, tras haber asumido formalmente como titular de la Fundación FIFA, se tomó un tiempo para jugar un partido. Evidentemente, este divertimento debe haber sido una de las “actividades importantes que tenía en el exterior”, y por las cuales “tenía que irse del país de forma urgente”.

Del picadito participaron dos ex jugadores argentinos: Esteban “Cuchu” Cambiasso y Oscar Acosta, además de dos futbolistas mujeres: la suiza Heidi Beha y la alemana Prisca Steinegger.

Despreocupado y feliz, Macri se mostró abrazado a sus compañeros de equipo pese a que en Suiza no sólo siguen habiendo casos de coronavirus, sino que en las últimas horas aumentaron considerablemente los contagios en aquel país, alcanzando la mayor cifra desde los picos de abril.

Además del “picadito”, y fiel a su esencia como empresario, el ex presidente ya empezó a armar negocios gracias al puesto que ostenta gracias a su amigo, el procesado Infantino: firmó un acuerdo de colaboración entre la Fundación FIFA y la empresa agropecuaria UPL Ltd, proveedora de productos y servicios para la agricultura, con el objetivo de promover el desarrollo y la educación a través del fútbol, donde se comprometieron a “llevar a cabo campañas de concientización”.

UPL es un proveedor de productos y servicios para la agricultura con unos ingresos anuales superiores a los 5 mil millones de dólares, con base en 130 países y más de 10.000 empleados.

A pesar de todo este agotador “trabajo”, desde su entorno informaron que Macri volverá al país durante la segunda semana de septiembre, cuando termine parte de su agenda de actividades.

También en info135

Papelonazo de Martín Tetaz: se quiso hacer el picante, pero publicó un gráfico donde muestra que el empleo creció con gobiernos peronistas

Eduardo

En el programa de Viviana Canosa cruzan todos los límites: abiertamente ya hacen apología de magnicidio

Eduardo

“Yo amo a Perón”, el video del Negro Andante que explotó en las redes

Alfredo Silletta

Salir de los comentarios