10.5 C
La Plata
27 julio, 2021
PAÍS

Distribuidoras eléctricas extorsionan: sin aumento de tarifas, habrá cortes de luz

La extensión del congelamiento tarifario en algunas zonas del país puede producir “una afectación” al servicio. En otras palabras, la Asociación de Distribuidores de Energía Eléctrica (ADEERA), más que una advertencia acaba de lanzar una virtual extorsión que lisa y llanamente se basa en la exigencia de una urgente suba de tarifas.

La entidad, que nuclea a 47 distribuidoras eléctricas de todo el país, sostiene que “este congelamiento se produce en un contexto con una inflación acumulada del 80 %, de la cual el servicio eléctrico no es responsable pero que sí impacta directamente en los aumentos de los costos de la prestación”. Sin embargo, y a pesar de la queja, en 2019, por ejemplo, Edenor y Edesur tuvieron ganancias multimillonarias.

El 17 de diciembre pasado, el presidente Alberto Fernández, a través de un decreto, habilitó la renegociación tarifaria de la luz y el gas. Para ADEERA, las tarifas de los servicios públicos que rigen actualmente en el país son “las más económicas de la región, comparadas por ejemplo con Uruguay, Brasil o Chile”.

“Esto implica un fuerte atraso monetario en las distribuidoras que trae como consecuencia falta de fondos para continuar con el necesario nivel de inversiones para mantener la calidad del servicio”, afirma.

“Se requieren inversiones constantes para garantizar las condiciones de calidad requeridas por los usuarios, como así también para sostener la operación de los más de 450.000 kilómetros de redes que existen actualmente en nuestro país, lo que involucra a más de 80.000 personas que trabajan directa e indirectamente para prestar el servicio”, expresaron en el comunicado.

La queja de las empresas eléctricas, por ejemplo, no contempla las ganancias de los últimos cuatro años. Por ejemplo, Edesur al momento de informar los resultados a sus inversores, comunicó a la Bolsa ganancias por más de $ 12.600 millones en 2019. En el caso de Edenor en el primer semestre de ese año, la empresa había obtenido una extraordinaria ganancia de $ 15.450 millones.

En el complejo escenario que trajo aparejada la pandemia, las distribuidoras de electricidad aseguraron que realizaron “una gran cantidad de obras para mantener la calidad del servicio, acompañar la demanda y fortalecer el abastecimiento a hospitales y centros de salud, sin ningún programa de compensación o ayuda económica”.

Evidentemente, omitieron en la declaración hacer referencia a los subsidios que recibe el sector.

“El servicio eléctrico que brindan las distribuidoras mejoró notablemente en los últimos años y esto se evidencia principalmente en la disminución de los cortes. La calidad del suministro está regulada por el Estado y se mantiene gracias al esfuerzo coordinado de todos los operadores”, sostiene ADEERA.

Evidentemente, las definiciones contrastan con la reducción de las inversiones que realizaron las dos principales distribuidoras del país, Edenor y Edesur, lo que quedó en evidencia tras el corte masivo que se registró en el área de concesión de esta última empresa.

“A la fecha, se puede asegurar que se logró prestar exitosamente el servicio en todas las jurisdicciones del país. Es así que entre todas las empresas invirtieron más de $ 50.000 millones en 2020, privilegiando las redes y su operación por sobre otras obligaciones”, insiste la entidad empresaria.

También en info135

Cronograma de pago para el bono de 5000 pesos para jubilados y pensionados

Alfredo Silletta

Alberto Fernández contra el macrismo: “Algunos casi celebraban las muertes, y nosotros hacíamos lo imposible por evitarlas”

Eduardo

Macri, cada vez más débil y abandonado: sólo pudo colocar a tres aliados puros en las listas

Eduardo

Salir de los comentarios