15.6 C
La Plata
30 noviembre, 2021
PAÍS

Feletti cruzó a los despiadados y miserables empresarios que amenazan con desabastecimiento

Tras la oficialización del listado de productos con precios congelados lanzado por el Gobierno, Mario Grinman, presidente de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), amenazó con que habrá desabastecimiento en las góndolas. Sin embargo, el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, no se la dejó pasar, y salió al cruce del empresario desde las redes sociales.

“Ni amenazas a los argentinos y argentinas ni desabastecimiento. Lamentamos mucho este tipo de amenazas que no son a un Gobierno ni a una política, sino al Pueblo argentino”, escribió el funcionario en su cuenta de Twitter al rechazar las nefastas declaraciones de Grinman.

Mientras tanto, desde las redes sociales crece en forma sostenida el llamado a no adquirir productos que pertenecen a aquellas empresas que rechazan el congelamiento de precios hasta el 7 de enero.

“Va a haber desabastecimiento, no tenga ninguna duda. Cuando se le termine al que ya tiene fabricado a ese producto, si eso le provoca pérdida no lo va a volver a fabricar porque no hay manera”, advirtió hoy el dirigente empresario a una radio santafesina.

En tanto Feletti sostuvo que “venimos de un tiempo muy duro, y estamos tratando de salir adelante poniendo todos un poquito para que la Argentina se vuelva, definitivamente, social y económicamente sostenible. Siempre estaremos abiertos al diálogo y a la negociación, pero no en estos términos”.

“No estamos forzando una situación, no estamos atacando al sector empresario. Le estamos diciendo vendan más, produciendo más “, señaló más temprano Feletti en declaraciones a un canal de noticias. Sostuvo que los controles de precios “siempre sirvieron para expandir el consumo, por lo menos por un tiempo”.

Según el funcionario, “se define esta intervención de estabilizar precios por noventa días, porque la canasta básica está mordiendo más porciones del salario”.

“Entonces, hay que levantar el peso del salario respecto a la canasta básica. Los empresarios tienen capacidad instalada, recompusieron márgenes todo este año, mucho, y la canasta básica sigue aumentando. Paremos un poco, aceptemos este apoyo, no es al Gobierno, es al pueblo”, expresó.

Feletti destacó que con el congelamiento del precio de 1.432 productos -que estará vigente hasta el 7 de enero- “la apuesta fundamental es conocer dónde no se está cumpliendo y exigir que se cumpla”.

“Que baje el precio, que la persona se pueda llevar el producto con el precio más bajo o si hay un problema de abastecimiento, que vayan al centro logístico y que aparezca el producto en la góndola. Es la presión directa”, afirmó.

Según el funcionario: “Queremos impedir que se deje el producto en la caja o en la góndola porque no se puede comprar”. A la vez, cuestionó la “lógica empresarial”, que según dijo es “no quiero etiquetado frontal, no quiero acuerdos de precios, no quiero ley de góndola”.

“Hay puja distributiva en la Argentina porque seguimos teniendo sindicatos y movimientos populares fuertes y que presionan”, resaltó Feletti. Y dijo que llegó el momento de “parar la pelota y ordenar la discusión de precios y alimentos”.

“No creo que esto se pueda mantener, lo que sí creo es que hay que ordenar y hay que ver. No estamos pidiendo a 60 empresas un esfuerzo sobre 1400 de productos para pasarla mejor”. No les estamos diciendo ‘pierdan plata, les rompemos su plan de negocio, los vamos a estatizar”, subrayó.

Y al defender el congelamiento anunciado, planteó un argumento contrario al de Grinman: “No es una intervención tan tremenda, no estamos desmadrando los márgenes de las empresas, no estamos produciendo ninguna alteración de los planes de negocios”, aseveró.

Según Feletti, la medida “simplemente es una garantía de 90 días de una canasta alimentaria amplia para que los argentinos puedan transitar el fin de año”. Además, sostuvo que el control de precios cuenta con “mucha compresión” por parte de los empresarios, aunque advirtió sobre la presencia de “algunos núcleos” con “demasiada carga ideológica”.

Por último, insistió en que “no hay una razón para que ocurran los aumentos” recientes que llevaron a intervenir los precios y advirtió que “el Gobierno hará cumplir la ley” en caso de que no se respete lo establecido. “La obligación de abastecer y cumplir precios compatibles con el ingreso de la población, es una obligación legal y tiene que cumplirse”, sentenció.

En tanto, en las redes sociales ya se convirtió en tendencia el planteo para boicotear la compra de productos que pertenecen a las empresas que rechazan el congelamiento de precios hasta el 7 de enero y sí, en cambio, se hace un llamado a los consumidores para adquirir a quienes adhieren a la medida dispuesta por el Gobierno.

Así, se replica por estas horas el siguiente mensaje: “Boicot a los formadores de precios que atentan contra la seguridad alimentaria de los argentinos. No a Molinos, La Serenísima, Procter & Gamble, Arcor, AGD, Molinos Cañuelas. Sí a Marolio, San Remo, Primor, Apóstoles, Tregar, Manfrey, Ilolay, Orieta, Dulcor”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

También en info135

El Banco Nación unifica sus aplicaciones móviles y centraliza todos los servicios digitales en BNA+

Alfredo Silletta

Adiós al billete y a las monedas: ya se puede usar cualquier billetera digital para pagar en todos los códigos QR del país

Alfredo Silletta

ANSES: calendarios de pago de hoy 29 de noviembre

Alfredo Silletta

Salir de los comentarios