8.9 C
La Plata
10 agosto, 2022
PAÍS

El deber de Alberto y Cristina: dejar los egos y tomar medidas excepcionales para una economía de guerra 

Por Alfredo Silletta

Con la aprobación del acuerdo con el FMI, el gobierno de Alberto Fernández debe relanzar su gestión en forma urgente para que haya alguna posibilidad de un triunfo electoral en 2023 y que el macrismo no vuelva otra vez a gobernar.

El gobierno nacional debe tomar conciencia que el mundo “está en guerra” y que hay que tomar medidas excepcionales como se toman en la guerras o en las pandemias. El gas se fue de 8 dólares por millón de BTU a 55 dólares y el país deberá gastar mucho más de lo presupuestado. Paralelamente, los precios del trigo, el maíz y la soja están por las nubes, con lo cual si no se toman medidas concretas, el precio del aceite y el pan estallará en el bolsillo de los argentinos y la inflación escalará sin control.

Mientras tanto, las peleas en el seno del Frente de Todos parecieran no tener límite. El presidente Alberto Fernández está molesto con la vicepresidenta que mantiene silencio sobre el acuerdo con el FMI y muy enojado con Máximo Kirchner y La Cámpora que se opusieron al mismo. “Hay que destruirlos”, dicen algunos albertistas en la Casa Rosada e incentivan al presidente a que hable de su reelección para el 2023.

Lo dijo Alberto el otro día en un encuentro de mujeres en José C. Paz: “Antes de que mi mandato termine, en este primer mandato que tengo, yo te garantizo Mario que van a tener el Polo Industrial que necesitan para darle trabajo a los hombre y mujeres de José C. Paz”.

Desde el lado del kirchnerismo hay bronca porque señalan que Martín Guzmán mintió y obtuvo un mal acuerdo con el organismo internacional que obligará a frenar el crecimiento económico. Desde ese sector  se afirma que hay un gran desánimo en la militancia porque todo lo que prometió el FdT en el 2019 no se cumplió.

Dan como ejemplo que los medios hegemónicos siguen marcando la cancha, la oposición esta cada día más fuerte y la Justicia sigue igual que durante el macrismo. “No la jodan a Cristina con reelecciones y candidaturas que los votos los sigue teniendo ella”, dicen desde ese sector.

Los referentes del FdT, especialmente aquellos que peinan canas, consideran que hay que dejar las peleas de lado y aprovechar este momento doloroso e histórico de la guerra, igual que lo aprovechó Perón en 1945 para impulsar el crecimiento económico.

Superado el obstáculo del acuerdo con el FMI, el presidente y Cristina  deberían encerrarse en la Quinta de Olivos y diseñar cuatro o cinco medidas y anunciarlas por cadena nacional.

En primer lugar se deben aumentar las retenciones al campo u obligarlos a que una parte de esas ganancias queden para la comida de los argentinos. Si no se hace nada, con un trigo a 400 dólares el pan y los fideos costarán una fortuna. Los economistas afirman que si no se toman medidas concretas el pan puede rondar los 1.000 pesos y la carne más de 3.000, por lo cual la inflación se disparará hasta el infinito. Roberto Feletti ha dicho en la intimidad que en febrero la inflación será del 4% y en marzo llegará al 5% por lo cual hay que imponer un aumento urgente a las retenciones y eso hay que explicarlo por cadena nacional.

El gobierno tiene que optar por pelearse con el campo o con los argentinos que saldrán a la calle por un plato de comida.

Hay que volver a poner el impuesto a las grandes fortunas. Que los 15 mil argentinos más ricos aporten en esta circunstancia dramática como es la guerra.

Con los medios hegemónicos en contra hay que hacer una o varias cadenas nacionales para explicar cada medida que se tomará. Muchos dirán que el presidente no se atreverá a tomar esas medidas cuando desde el ministerio de Agricultura, Julián Domínguez jura que las retenciones no se tocarán. El presidente debe tomar conciencia que estamos en guerra.

Hay que dejar las peleas internas y trabajar por las “comida de los argentinos”. Máximo, quien voto en contra del acuerdo con el FMI, podría volver a presentar en las próximas horas nuevamente el proyecto para cobrarle a las grandes fortunas. “Estamos en guerra” y no hay que temerle al ataque de la derecha, la oposición y los medios hegemónicos.

Se vienen tiempos difíciles. Hay que tomar decisiones importantes y dejar de cometer errores. Quizás ha llegado el momento de recordar a Carlos Salvador Bilardo, cuando en el entretiempo de Argentina y Brasil del Mundial de 1990, miró a los jugadores y les dijo: “Muchachos, lo único que les voy a decir es que si queremos ganar no se la demos más a los de amarillo”.

 

También en info135

El Banco Nación incorpora al personal del Banco Supervielle de las sucursales de San Luis

Alfredo Silletta

Secco le respondió a Larreta: “No estoy de acuerdo con castigar a quienes no llevan a los chicos a la escuela”

Alfredo Silletta

ANSES entregó la jubilación 180 mil por tareas de cuidado

Alfredo Silletta

3 Comentarios

Larroque: “Aturden el silencio y la parsimonia frente al ataque al despacho de Cristina Kirchner”  – Flipr 13 marzo, 2022 at 1:07 pm

[…] El deber de Alberto y Cristina: dejar los egos y tomar medidas excepcionales para una economía de g… […]

Respuesta
El gobierno decidió suspender las exportaciones de harina y aceite de soja para cuidar la comida de los argentinos – Flipr 15 marzo, 2022 at 1:30 pm

[…] El deber de Alberto y Cristina: dejar los egos y tomar medidas excepcionales para una economía de g… […]

Respuesta

Salir de los comentarios