8.9 C
La Plata
10 agosto, 2022
PAÍS

La “enfermiza obsesión” de la derecha por La Matanza

Por Alfredo Silletta

“Ganamos La Matanza” dice Pinky con una amplia sonrisa ante las cámaras de Canal 13 en octubre de 1999 y empieza a anunciar su gabinete municipal.  Horas después se conoce la verdad. Alberto Balestrini, el candidato del peronismo, ganaba ampliamente las elecciones municipales y Carlos Ruckauf superaba por más de cinco puntos a Graciela Fernández Meijide por la Gobernación.

Mauricio Macri, María Eugenia Vidal, los radicales y ahora Javier Milei intentan penetrar un territorio que los rechaza una y otra vez. Es como una “neurosis obsesiva”  que Freud la describe  como un trastorno psíquico cuyos afectados están constantemente preocupados por pensamientos que les interesan. Es así de simple: desean conquistar a los dos millones de matanceros pero poco les interesa su forma de vida. Quieren solo su voto sin preocuparse de sus necesidades.

La ex gobernadora Vidal, odiada porque en La Matanza había perdido por más de 20 puntos, intentó por todos los medios destruir el municipio. Rechazó en su gestión reunirse con la intendenta Verónica Magario. Le negaba los recursos económicos y se los brindaba con creces a los municipios gobernados por Juntos por el Cambio.

Se negó a inaugurar dos hospitales terminados durante el gobierno de Cristina Kirchner, uno en Laferrere y otro en Rafael Castillo porque los hizo el kirchnerismo. En esos tiempos se presentaba en los programas de televisión y afirmaba que “yo no vine a la Gobernación para cortar cintas ni abrir hospitales”. En realidad no quería contratar personal de salud y gastar en infraestructura hospitalaria. Era evidente su rechazo hacia la salud y la educación públicas.

Vidal, obsesionada con los matanceros y la intendenta que la enfrentaba públicamente, decidió  dividir el municipio en cuatro partes. Presionó una y otra vez a la Legislatura pero tanto el peronismo como el Frente Renovador se opusieron. La Matanza de esta manera como la proponen quedaría dividida entre ricos y pobres, lo cual es una locura. No queremos que La Matanza sea dividida y menos esta propuesta loca. Sería inviable en lo social, educativo, en la seguridad”, afirmaba la intendenta Magario.

Hasta el Papa Francisco envió un mensaje grabado para que los habitantes de la Matanza “no se dividan” y trabajen juntos por la comunidad. “Amigos de La Matanza, trabajen por La Matanza. Yo voy a rezar por eso, para que les vaya bien. Y que Dios los bendiga. Yo los bendigo de todo corazón“, concluye el Papa.

En las elecciones de 2019 Axel Kicillof, el candidato del Frente de Todos, obtuvo el 64% de los votos y Vidal apenas un 25%.  Para intendente, Fernando Espinoza sacó la misma diferencia con Alejandro Finocchiaro.

En las elecciones legislativas de 2021 el peronismo se impuso 48 a 28 puntos. Hay que recordar que a nivel país el Frente de Todos perdió cuatro millones  de votos y en La Matanza fueron 250 mil votos.

El periodista militante Joni Viale mostró todo su odio luego de la elección al afirmar que“estuvimos dos semanas hablando del homicidio del kiosquero y ganó el kirchnerismo”. Un lamento boliviano a lo Pinky.  Un dato interesante es la afirmación de Artemio López: “De los 250 mil votos que perdió el peronismo en La Matanza solo fueron 19 votos a Juntos por el Cambio. La mayoría decidió quedarse en sus casa o votaron a la izquierda, pero no a la derecha”.

Por estos días, los radicales Facundo Manes y Carolina Losada recorren La Matanza para “convencer” a los vecinos que  ellos son otra cosa diferente a la ex gobernadora que intentó humillarlos durante su gestión.

El fin de semana fue el lanzamiento de Javier Milei en Gerli. El candidato ultraliberal decidió lanzar su candidatura en la cancha de El Porvenir. Puso de telonero al cantante matancero de cumbia conocido como El Dipy y confiaba en juntar 10 mil personas. No llegó a los mil, un verdadero fracaso.

A La Matanza la llaman la Capital Nacional del Peronismo. Néstor Kirchner siempre la visitaba y junto a Cristina realizaron obras fundamentales para el bienestar de los vecinos, construyendo viviendas y llevándoles agua potable Con los años se convirtió en la capital de la industria nacional.

Para ganar en La Matanza hay que llegar al corazón de los matanceros y gobernar para los humildes. Como decía Evita “donde existe una necesidad existe un derecho”, pero es algo que aborrece la derecha.

 

 

También en info135

El Banco Nación incorpora al personal del Banco Supervielle de las sucursales de San Luis

Alfredo Silletta

Secco le respondió a Larreta: “No estoy de acuerdo con castigar a quienes no llevan a los chicos a la escuela”

Alfredo Silletta

ANSES entregó la jubilación 180 mil por tareas de cuidado

Alfredo Silletta

1 comentario

Salir de los comentarios