11.7 C
La Plata
22 mayo, 2024
PAÍS

Mañana, la marcha en defensa de la educación pública: Milei enfrenta la mayor protesta desde que asumió

Estudiantes, docentes, no docentes, centrales gremiales y referentes del sistema universitario público se preparan para participar mañana de una manifestación sin precedentes. “En defensa de la educación pública”, miles de personas se movilizarán este martes en rechazo al ajuste presupuestario y en defensa del sistema público de educación superior, en una cuestión que parece haber calado hondo en la sociedad.

El tema aparece como el que reúne más consensos contra el gobierno de La Libertad Avanza desde que se inició hace cuatro meses. Es que, sin lugar a dudas, tocó un nervio social que despertó una reacción en diversos y plurales segmentos de la población. En otras palabras, Javier Milei no hizo más que despabilar la movilización estudiantil, ya que hasta el centro de estudiantes de una universidad privada como es la UADE convocó a plegarse al reclamo.

Además, este reclamo ha trascendido las barreras políticas y sociales, convirtiéndose en uno de los temas más consensuados contra el gobierno libertario. El recorte de fondos aplicado por el Gobierno ha generado una situación de extrema precariedad en las instituciones educativas, llevando a la Universidad de Buenos Aires (UBA) a declarar la emergencia presupuestaria la semana pasada.

Con ese respaldo heterogéneo, las universidades nacionales buscan aplicar presión sobre el Gobierno y torcerle el brazo al presidente. Se trata, acaso, de otro frente de batalla que enfrenta Milei que aúna a múltiples sectores del espectro político e ideológico.

El mandatario viene manteniendo una postura confrontativa con el sistema universitario, y demás está decir que rechaza la movilización de mañana.

En un nuevo ataque al financiamiento de las universidades públicas, el presidente Javier Milei dijo en X que estas casas de altos estudios se usan “para hacer negocios turbios y adoctrinar”. El jefe de Estado publicó este sábado un tuit dirigido a quienes defienden la educación estatal: “Hola a todos…!!! A ver, me gustaría tener la opinión de los salamines que escriben cartitas indignados negando que se usan las universidades públicas para hacer negocios turbios y adoctrinar…”.

Bajo el lema “La educación pública no se apaga”, la protesta de mañana busca visibilizar los pasillos a oscuras y aulas en semipenumbra de no pocas facultades, por lo que el clima universitario está más encendido que nunca. Por eso, amplios sectores se pusieron en pie de lucha por la defensa de la educación pública y gratuita, y por algo que la excede: la defensa de lo público como concepto general, por lo que se espera entonces para este martes una gran marcha Federal Universitaria en todos los rincones del país.

El debate sobre el presunto “adoctrinamiento” en las universidades públicas ha cobrado relevancia en medio de esta movilización. Rectores y vicerrectores han respondido con firmeza a las acusaciones del Gobierno, reafirmando el compromiso de las instituciones con la libertad de expresión y el debate pluralista. Los reclamos principales incluyen el incremento de los gastos de funcionamiento, la actualización de salarios, la continuidad de programas universitarios y el presupuesto para ciencia, tecnología y extensión.

El recorte de fondos aplicado por el Gobierno es profundo y le quita al sistema educativo y científico algo vital: previsibilidad. De acuerdo con un informe de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia, el primer trimestre del sistema público universitario con Javier Milei es el peor en 17 años, retrotrayendo la inversión a los niveles de 2006, por lo que, literalmente, las instituciones están al borde del colapso.

La concentración principal se llevará a cabo a partir de las 15.30 en el Congreso Nacional. Desde allí las columnas se trasladarán hacia Plaza de Mayo donde, a las 18, se leerá un documento redactado en conjunto frente a la Casa Rosada. Pero la marcha será federal, como tal, tendrá expresiones a lo largo y ancho del país.

Muchos de los discursos de rectores y vicerrectores que circularon esta semana en redes sociales institucionales apuntan a derribar un etiquetado que promovió el Gobierno, en voz del propio Milei, que identifica a la educación pública como un espacio que “ha hecho muchísimo daño lavando el cerebro de la gente” por difundir las ideas del “barbudo alemán empobrecedor” como señala el mandatario a Karl Marx.

 

 

 

 

 

También en info135

Luego del reportaje de TN, preocupa la salud mental del presidente

Alfredo Silletta

La “política internacional” de Milei pone en riesgo la Nación

Alfredo Silletta

Se extienden las protestas y el caos en Misiones por las políticas de ajuste

Alfredo Silletta

Salir de los comentarios