14.8 C
La Plata
14 junio, 2021
PROVINCIA

Un solo holding manejará el negocio de la luz en la Provincia

Tras arduas negociaciones, el grupo DESA (Desarrollo Energético) compró ayer a Alejandro MacFarlane la empresa Edelap, que presta el servicio de energía eléctrica en La Plata, Berisso y Ensenada, y también se quedó con Edea, la distribuidora con cabecera en Mar del Plata que brinda servicio en 17 localidades de la costa atlántica. De esta manera, a partir de ahora un solo holding manejará el negocio de la luz en la provincia.

DESA ya controlaba Eden y Edes, empresas que prestan el servicio eléctrico en el norte y el sur de la provincia de Buenos Aires, respectivamente. Con la compra de Edelap y Edes se expandirá ahora por todo el interior bonaerense, a excepción de los pueblos en los que prestan servicio las más de 200 cooperativas, y de los distritos del Conurbano, dependientes de Edenor y Edesur, cuya concesión es nacional.

La operación se cerró ayer y, según trascendió, fue cerrada en 250 millones de dólares. DESA, según su propia presentación, es una compañía inversora argentina con management local liderada por el empresario Rogelio Pagano. Enfocada en el sector energético, en la actualidad tiene a su cargo la prestación en Salta.

Con la nueva adquisición incorpora un “paquete” de 870 mil usuarios (350 mil de Edelap y 520 mil de Edea). Edea es la mayor distribuidora de electricidad del interior de la Provincia, en términos de cantidad de clientes y de energía vendida. Con sede en Mar del Plata, su concesión abarca aproximadamente 105.438 kilómetros cuadrados y tiene una población estimada de más de 1,5 millones de personas en un área donde están ubicadas las principales ciudades balnearias del país. También era propiedad de MacFarlane.

Por su parte, Edelap y Edea brindan el servicio eléctrico a casi 900 mil usuarios de La Plata, Berisso, Ensenada, Brandsen, Magdalena y Punta Indio y de toda la Costa Atlántica.

La prestadora platense había quedado en el ojo de la tormenta luego del temporal ocurrido a principios de febrero en La Plata dejara a media ciudad a oscuras durante una semana. Tras la crisis, legisladores de la oposición pidieron la rescisión del contrato de Edelap, e incluso exigieron el pago de multas millonarias contra la distribuidora, que tardó más de diez días en regularizar el suministro en los barrios más alejados del centro de la capital provincial.

También en info135

Kicillof busca financiamiento del Banco Mundial para obra pública y programas sociales

Jorgelina

Los gremios docentes reclaman “garantías” y más vacunas para volver a la presencialidad

Jorgelina

Aceleran la vacunación a los docentes para retomar las clases presenciales el miércoles

Jorgelina

Salir de los comentarios