21 enero, 2018

Macri y la excusa perfecta para tener su avión presidencial: en los vuelos comerciales corre “un serio riesgo”

El próximo domingo, cuando Mauricio Macri se suba al avión comercial que lo trasladará a Europa, correrá “un serio riesgo”. Así lo describió en un informe reservado la Casa Militar, a cargo de la seguridad presidencial. En otras palabras, es el argumento perfecto para que, por fin, el presidente se dé el gusto de contar con una lujosa aeronave, para la que ya está previsto un desembolso de entre 65 y 80 millones de dólares.

Desde que asumió en diciembre de 2015, Macri aprovecha para esgrimir un discurso de austeridad, al mostrarse en vuelos comerciales, para viajar incluso a citas de la importancia del Foro de Davos, por ejemplo.

Sin embargo, esa imagen quedará muy pronto en el pasado, a partir de esta advertencia de la Casa Militar, que terminará empujando a tomar la decisión de contar con un avión propio, para el que no se escatimará en gastos en función de la operatividad y el confort.

A través de un comunicado que firma el general de Brigada, José Luis Yofre, jefe de la Casa Militar, aparecen en detalle los peligros a los que está expuesto el jefe del Estado y su familia en cada viaje al extranjero, por lo que recomienda “la utilización de un avión exclusivo para el traslado del Presidente”.

Cuando faltan ocho días para la gira que llevará a Macri por Rusia, Suiza y Francia, en la nota se enumeran como potenciales riesgos el traslado dentro de los aeropuertos, la seguridad física ante los restantes pasajeros, la seguridad del equipaje presidencial, la seguridad física, médica y electrónica durante los vuelos, y la imposibilidad de modificar las rutas, entre otras cuestiones.

Otro de los problemas que identificaron los responsables de la seguridad del Presidente es que el personal de seguridad de la custodia y los integrantes de la unidad médica, por las particularidades que tienen los aviones de línea, no se encuentran en un mismo espacio lo que les impediría llegar a tiempo ante una posible agresión. Y, además, aumenta el riesgo de que la aeronave sea secuestrada.

Además, siempre las autoridades aeroportuarias de cada país a los que viaje Macri les retienen las armas los custodios presidenciales. “Al llegar a destino, el personal debe permanecer en el aeropuerto efectuando los trámites para retirar sus armas, lo que afecta la seguridad en virtud de no poder la custodia acompañar al Presidente”, explica el informe.

La Casa Militar también identifica como un problema grave lo que puede suceder con el equipaje del Presidente, que puede ser “violentado, robado o saboteado”. Incluso, la compra de un ticket comercial se realiza con “una antelación que pone en conocimiento del movimiento del Presidente a mucha gente”.

Desde hace tiempo, Macri tiene pensado comprar un nuevo avión para reemplazar al viejo Tango 01, adquirido por Carlos Menem en 1992. Se deslumbró con un Gulfstream G650, un avión más moderno, diseñado para el transporte de ocho pasajeros más cuatro tripulantes, pero adaptable para trasladar hasta 15 personas en su interior.

Sea ese u otro modelo, la premisa es que la futura aeronave presidencial deberá tener un dormitorio con cama doble, además de un baño privado, además de disponer de una antesala para reuniones con la comitiva, conexión de wi-fi a bordo, sistemas de comunicación satelital y de reproducción de audio y video.

2 Comments on Macri y la excusa perfecta para tener su avión presidencial: en los vuelos comerciales corre “un serio riesgo”

  1. El si quiere tener un buen avión lo puede comprar.un presidente no puede viajar en un remis.no sean ridículo.es la imagen de Argentina

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*