24 junio, 2018

Un Macri desencajado amenaza con retirar 25.000 millones a las provincias y un dólar a 40

Por Alfredo Silletta. Hay pánico en la Rosada. Un presidente desencajado tiene alterados a todos sus ministros y funcionarios. Gritos, bronca y el viejo estilo de patrón de empresas que maltrata a sus empleados. Mauricio Macri no puede creer que su gobierno se derrumbe como un castillo de naipes: 40 por ciento de inflación en 2016, 25% en 2017 y ahora se espera más del 30% para este año; un dólar que no se detiene, que se comió 10.000 millones de dólares de reservas y la vuelta al FMI con sus recetas de ajuste; un endeudamiento externo brutal  y un tarifazo de gas, luz y transporte impagable.

Hoy el presidente, en contra de sus ministros, salió en cadena nacional a “putearla” a Cristina Kirchner, cuando el proyecto para frenar el tarifazo fue presentado por el Frente Renovador y apoyado por toda la oposición. Sabe que el veto presidencial hundirá más su imagen. Argumenta que no hay plata para retrotraer las tarifas cuando sería muy sencillo sacarle un tajada a sus empresarios amigos que manejan la distribución de la electricidad. Claro, cuando insinuó pedirle al campo lo insultaron por todos los lados, porque al campo no le interesa ser solidario con el país. A los empresarios de las compañías eléctricas tampoco.

Macri está desencajado y tiene razón para estarlo. El FMI exigirá recortes por todos lados e irá una vez más por los más necesitados: recortes en jubilaciones, achique de planes sociales, despidos masivos en la administración pública.

Con salarios a la baja y con una tasa de interés del 40% las Pymes cerca del cierre definitivo. Los alimentos aumentaron y la gente cada día consume menos, por lo cual la recaudación caerá y mucho en los próximos meses.

El presidente ya tiene en carpeta anular las partidas por 25.000 millones para el área educativa de las Provincias que están en el fondo de incentivo docente. Si recortan ese dinero a las provincias habrá un caos con la parálisis total de la educación pública. Los gobernadores no tienen ese dinero, de allí que hoy Macri los amenazó para que frenen el proyecto del tarifazo. Eso se llama “extorsión” a los gobiernos provinciales acá y en la China.

La otra opción que tiene el presidente es su escritorio es la propuesta de Carlos Melconian. El economista sabe que hoy es muy difícil hacer el brutal ajuste que pide el FMI, por lo cual plantea hacer una megadevaluación llevando el dólar a 40 pesos. De esa manera, tanto los sueldos como las jubilaciones perderían un 50% de su valor, ya que además del brutal aumento de alimentos también lo será en las tarifas que el gobierno tiene dolarizados. Con esta medida se benefician las empresas con mano de obra barata y la posibilidad de exportar, como también al campo que tendría un dólar recontra alto. De esta manera, dice Melconian, se cortaría la sangría de 30.000 millones de dólares que perdió Macri durante el año pasado a través de las importaciones y los que viajan al exterior.

Sus ministros lo escuchan y callan. Saben que responderle implica ser expulsado del paraíso de la Rosada. “Un Valium por acá”, se escuchó en uno de los pasillos de Casa de Gobierno.

 

 

 

Facebook

7 Comments on Un Macri desencajado amenaza con retirar 25.000 millones a las provincias y un dólar a 40

  1. EL tarifazo es una orden perentoria del FMI y la extorsión que este cachirulo imbécil pretende hacerle a las provincias es el resultado de una desastrosa gestión económica del gobierno. Aún después de dos años sigue culpando a Cristina lo cual es una prueba más que fehaciente de a ineptitud de Macri y de su equipo económico para sortear una crisis que ellos generaron, no Cristina ni Kicilof, sino esa caterva de corruptos que llegaron al gobierno para hacer negocios y enriquecerse desorbitadamente a costa del pueblo argentino.
    A las amenazas extorsionistas del inepto Macri, el pueblo debe responder con un paro general Ya.

  2. Melkonian se olvida que si devalúa a la mitad el peso, las deudas hay que pagarlas en dólares y el estado deberá recaudar el doble para poder pagarlas. Si los precios aumentan y los salarios no, la gente va a consumir menos y el estado va a recaudar menos, no más.

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.