21 septiembre, 2019

Apurado por Cambiemos, el senador de La Cámpora denunciado de abuso sexual finalmente pidió licencia

Acorralado por el “escándalo Mosca”, el senador bonaerense de Unidad Ciudadana, Jorge “Loco” Romero, denunciado por abuso sexual finalmente pidió licencia hoy a ese cargo por un mes.

La decisión se conoció esta mañana horas antes de la sesión convocada para las 15 y en la que iba a tratarse una serie de sanciones para el legislador de La Cámpora por no asistir a las sesiones desde diciembre, cuando fue denunciado por Stephanie Calo, una militante de esa agrupación, de haberla obligado a practicarle sexo oral tras una salida conjunta con otros militantes.

En ese momento, Romero hizo un descargo en sus redes sociales admitiendo su culpa pero achacando su actitud a ser “un varón criado en una sociedad patriarcal” que en el pasado “tuvo prácticas machistas que parecían naturales”. Pese a que amagó con renunciar a su banca, no lo hizo y desapareció de la Cámara a lo largo de estos seis meses.

A raíz de esto, el titular del Senado, Daniel Salvador, ya había advertido que sancionarían a Romero y se evaluaba recortarle la dieta, descontándole las seis sesiones a las que no asistió. Pero esta mañana, Romero se adelantó a eso y pidió licencia por un mes sin goce de haberes: “Por medio de la presente, solicito una licencia sin goce de haberes por el plazo de 30 días a partir del día de la fecha, conforme a lo establecido en el artículo 5 inciso B y 6 del reglamento de la Honorable Cámara de Senadores de la Provincia de Buenos Aires”, escribió en una escueta carta enviada a la Cámara.

El reglamento establece que las licencias ordinarias pueden ser de hasta 15 días, mientras que las extraordinarias se concederán por hasta seis meses. No obstante, si la licencia supera el mes debe asumir el suplente de la lista por la que hubiera asumido el senador titular. En este caso, ese lugar le corresponde a la ex vicegobernadora Graciela Giannettasio.

La situación de Romero, que amagó pero nunca renunció a la banca, se volvió insostenible luego de que el presidente de Diputados, Manuel Mosca, pidiera licencia sin goce de haberes tras ser denunciado también por abuso sexual por una militante del PRO. Esa situación puso contra las cuerdas a Romero y al bloque presidido por Teresa García, que decidió hace algunos días correrlo de todas las comisiones en las que participaba en el Senado. A esto se le sumó en las últimas horas la amenaza de Caló de “escrachar” a Romero en la sesión de hoy para forzarlo a renunciar que derivó en una reunión con el presidente de la Cámara, Daniel Salvador, quien le brindó su apoyo.

En su denuncia de diciembre, Caló contó que todo ocurrió tras una salida conjunta con otros integrantes de La Cámpora. “El Loco Romero me agarra, me mete en el baño, traba la puerta, se baja los pantalones y, de una forma más guaranga, dijo que quería que le haga sexo oral. Le dije no y que me abriera la puerta”, relató.

Si te gustó esta nota, mándasela a tus amigos de WhatsApp

Deja tu comentario

Your email address will not be published.


*