11.7 C
La Plata
25 mayo, 2024
MUNDO SECTAS

Rael, el último profeta que viaja en un ovni

“Son una secta. Es un tío al que se le presentó un ovni. Son del amor libre. Ese rollo se traen. Follan todo lo que quieren y con quien quieren. Hay unas tías buenísimas… despampanantes”. Este relato pertenece a un empleado del Hotel Indalo Park, de Santa Susana, a unos 60 kilómetros de Barcelona y refleja lo que se vivió en el seminario de meditación Sensual organizado por el Movimiento Raeliano Internacional, con más de 500 participantes en octubre del 2005. Este hecho sobre sexo libre y gurúes no nos preocuparía, sino fuera que atrás del movimiento raeliano hay muchísimos miembros que han sido condenados por la Justicia, especialmente en Francia, a partir del abuso sexual sobre menores.

Los raelianos, con sede central en Canadá, y con seguidores en más de 90 países aseguran que los seres humanos son fruto de un experimento biológico realizado por extraterrestres, una verdad revelada a su líder, el francés Claude Vorilhon, más conocido como Rael, el mensajero.

La historia oficial del grupo relata que Claude  Vorilhon era un periodista deportivo y piloto de automóviles que publicaba una pequeña revista Auto Pop y que el 13 de diciembre de l973 tuvo un encuentro con seres extraterrestres, cerca del cráter de un volcan de Clermont-Ferrand, en Francia, donde le trasmitieron un mensaje sobre el origen humano. El relato cuenta que los extraterrestres proceden de una civilización de más de 25.000 años de antigüedad, que se los conoce como Elohim (los que vinieron del cielo) y que los humanos somos seres creados por ellos a través de la manipulación del ADN y la ingeniería genética.

Según los Elohim, en distintos momentos enviaron profetas para que entendieran su mensajes (Abraham, Buda, Jesús, Mahoma) y ahora lo eligieron a él. Ellos solo volverán a la Tierra cuando haya un número importante de personas que amen la paz y que sigan sus enseñanzas. Ellos, los Elohim habían aprendido a crear la vida en laboratorios pero como un sector de la población se escandalizó los obligó a continuar en otro planeta muy lejano que se llamaba Tierra. Allí estaban en un laboratorio que era el Paraíso terrestre pero se asustaron por la agresividad que tenían estas nuevas criaturas y decidieron  dejarlas en el planeta. Con el paso del tiempo, un grupo de Elohim deciden retornar al Planeta para tener sexo con algunas mujeres terrestres y mejorar la raza, dando nacimiento al pueblo judío. Pero nuevamente un sector de los Elohim se  escandalizan por la unión entre los humanos y los Elohim y deciden un bombardeo atómico sobre la Tierra, lo que provoca el diluvio universal. Un grupo pequeño de Elohim con sus mujeres se salvan al esconderse en un plato volador (el arca de Noe), con lo cual comienza nuevamente la vida en la Tierra. La mayoría de la población de los Elohim se dan cuenta que destruyeron vida humana, lo que está muy mal y se comprometen a partir de eso momento en ayudar a los seres humanos sin interferir demasiado en la nueva civilización. Cada tanto envían mensajes con algún profeta como Jesús, Buda, Mahoma o Moisés. La explosión de la bomba atómica en l945 y sus consecuencias tremendas sobre los humanos, los obliga a enviar el ultimo profeta, Rael, para que enseñe el verdadero mensaje de paz y amor sobre la Tierra.

Claude Vorilhon, fue bautizado con el nombre de Rael, el ultimo profeta y publicó un libro titulado El libro que dice la verdad, que fue un éxito editorial. En ese primer encuentro los Elohim le entregaron un símbolo de amistad que era una estrella de David con una esvástica dentro. De acuerdo con su información, la esvástica ‘representa la infinidad del tiempo, y su origen procede de los símbolos sánscritos y budistas’ pero rápidamente llovieron críticas de la sociedad europea y especialmente de la comunidad judía por el uso del símbolo nazi que llevó a Rael a modificarlo en 1991.

El paso de los años y el poder directo de Rael en todo su movimiento lo llevó a contar nuevas revelaciones a partir de nuevos contactos y varios viajes al planeta de los Elohim. Rael relata que él fue el fruto de una relación entre el jefe de los Elohim, Javeh, y su madre, secuestrada en una nave e inseminada como lo fue la madre de Jesús. También explica que los Elohim volverán en el año 2035 cuando se pueda construir una embajada en la ciudad de Jerusalén. Dice Rael:

 “Puedo ver en el planeta en que ellos viven personas de la Tierra que han sido recreadas después de su muerte y que tienen la vida eterna después de la vida. Estas personas están allá y yo las vi con mis propios ojos. Jesús está vivo, es un hombre como nosotros, y fue creado científicamente. Estoy seguro que cuando los Elohim lleguen habrá muchos para recibirlos”.

La estructura del grupo está basada en el poder total de Rael y un grupo de obispos que lo secundan en sus actividades. El grupo enseña que no existe Dios, ni el alma, ni el paraíso ni el infierno y que tras la muerte volverán a vivir quien lo merece a partir de una clonación. Los raelianos promueven la libertad sexual y la defensa de la paz y los derechos humanos. En los últimos años han creado una empresa dedicada –según sus anuncios- a la clonación humana y han dicho que llevan clonados más de medio centenar de niños. Los científicos que trabajan en la clonación de animales han señalado que es un verdadero disparate. El mismo Rael ha señalado a la CNN que espera que la clonación avance rápidamente ya que su intención era alcanzar la eternidad mediante la constante clonación:

“Si lo logramos, antes de morir yo podré clonarme a mí mismo, podré crecer de manera acelerada y ya adulto, podremos implantar mi conocimiento, mis memorias, mi inteligencia en el nuevo yo”.

El movimiento raeliano decidió mudar su sede a Québec, Canadá cuando las denuncias de padres y familiares abundaban dentro de la secta en Europa. Denuncias sobre manipulación mental en los adeptos, libertinaje sexual donde se incluían niño, racismo y antisemitismo. Hoy dicen contar con más de 30.000 miembros y oficialmente en l991 Rael declaró al grupo como religioso.

Rael, desde su instancia en Canadá, ha decidido incrementar su critica a las creencias de la iglesia católica y ha planteado que la mejor forma de que la paz se produzca entre los humanos es a partir del sexo libre, por lo cual su oposición al matrimonio tradicional. En su segundo libro Los extraterrestres me llevaron a su planeta relata con detalles una experiencia muy particular. Cuenta que un día se le acercó un robot y le pregunto si quería tener compañía femenina y lo invitó a que lo acompañe a un salón.

“Apareció un cubo luminoso y de adentro surgió una magnifica morocha tridimensional de proporciones maravillosamente armoniosas – el robot le preguntó si me gustaba- y le dije que era perfecta. Pero casi al instante apareció una segunda, en este caso rubia y espiritual… luego una pelirroja todavía más sensual que las anteriores… y luego una magnifica negra, después una china delicada y esbelta y una voluptuosa oriental. El robot me preguntó con cual quería estar pero decidí estar con todas y fue la noche más alocada de mi vida”.

La última propuesta publicitaria de Rael es la creación del programa Clitoraid ‘Adopta un clitoris’ donde se ayudara a que las mujeres que han sufrido la tortura de la incisión del clítoris-especialmente en África- puedan recuperarlo y así disfrutar del placer sexual nuevamente. Según la empresa, que pide donaciones de dinero por Internet, hoy se puede implantar a esas mujeres un clítoris que le permitirá recuperar el placer sexual en pocas semanas luego de la cirugía.

Los raelianos anunciaron que se expandirán en toda América Latina. Hace un año se instalaron en Argentina y en Brasil, donde están desde hace más tiempo, dicen haber clonado tres bebes.

Texto del libro Shopping Espiritual de Alfredo Silletta

 

 

También en info135

Antares de Luz y La Mesías, series sobre sectarismo

info135

Shoko Asahara y el gas sarín en el metro de Tokio

info135

Osho, el polémico gurú del sexo

info135

Salir de los comentarios