22 mayo, 2018

Hugo Yasky, durísimo con quienes se bajaron de la marcha del 21: “También se bajaron de la dignidad”

El secretario general de la CTA, Hugo Yasky, cuestionó con dureza a los sectores de la CGT que no acompañarán la marcha del 21 de febrero contra el Gobierno, y aseguró que “los dirigentes que se bajaron de la marcha, también se bajaron de la dignidad hace rato”.

Al apuntar contra los sindicalistas que quitaron su respaldo a la movilización, como así también contra los llamados ‘gordos’ e independientes que ya habían decidido no sumarse a la convocatoria, el diputado por Unidad Ciudadana pronosticó que “va a quedar chica la avenida 9 de Julio para la bronca que tiene la gente”.

Durante una entrevista con FutuRock FM, Yaski afirmó que “los que supuestamente se bajan de la marcha, se bajaron hace rato, pero no de la marcha: se bajaron del compromiso con la clase trabajadora, de la dignidad, de la necesidad de ponerle un límite a este Gobierno que ha sido tan duro, y que quiere serlo más todavía, con los más humildes”.

En referencia al triunviro Carlos Acuña, quien finalmente retrocedió con el argumento de la “infiltración” kirchnerista, el legislador dijo que el secretario general del Sindicato de obreros de estaciones de servicio “intenta explicar la propia incoherencia porque se convoca a una marcha para expresar el rechazo al ajuste, y se pretende que quienes votaron al kirchnerismo no participen”.

En tal sentido, agregó que “lo que pasa es que Acuña no puede explicar el volantazo de su jefe político, Luis Barrionuevo, y en realidad le ha hecho un bien a la movilización”.

En la misma línea sostuvo que “está bueno que esté claro que el sector de Barrionuevo, que además no aporta en las movilizaciones más que la presencia de un puñado de dirigentes, haya sincerado cómo son las cosas”, tras lo cual planteó que “necesitamos una línea divisoria de aguas que haga creíble las convocatorias del movimiento popular. Necesitamos que la gente recupere la confianza en quienes la convocan. Este ha sido un aporte invalorable a la credibilidad de la convocatoria”.

Y para que no queden dudas sobre su postura, el secretario general de la CTA profundizó los cuestionamientos al afirmar que “ellos no tienen coraje político y convicciones”, mientras aseguró que “temen los aprietes de la Justicia o del Gobierno, y no quieren ponerle el pecho a la adversidad, no quieren someterse a las presiones a las que estamos sometidos todos los dirigentes que en este país denunciamos las atrocidades de una política económica que favorece a los más ricos”.

Para Yasky, la mejor manera de ponerle “un límite” a las políticas económicas de desigualdad del Gobierno es armar “un frente lo más amplio posible en el terreno social y político”. Por eso mismo destacó que el encuentro por la unidad del Peronismo que se celebró la semana última “es un punto de partida”.

Al respecto, dijo que “hay que poner por delante aquellas cosas que puedan servir para tratar que este gobierno, que representa al empresariado más crudo, y que está haciendo tanto daño al tejido social, pueda tener un límite”.

Facebook

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*