23 octubre, 2018

Confirmado: las “recetas” del FMI serán un brutal golpe para los trabajadores

Macri y la titular del FMI, Christine Lagarde

“Deben disminuir el nivel de las indemnizaciones, porque son elevadas”. “Será necesario limitar la extensión de cobertura de los convenios colectivos, porque son un problema, y   aplicarlo únicamente para el personal sindicalizado”. “Es imprescindible disminuir las contribuciones patronales”. Estas son algunas de las “recomendaciones” del Fondo Monetario Internacional (FMI) para el gobierno de Mauricio Macri.

En realidad, tales “sugerencias” forman parte de un documento que el organismo elaboró a fines del año pasado, y que bien podría servir como un anticipo de lo que ocurriría en el ámbito laboral una vez que se acuerde el préstamo que otorgará el Fondo.

En el informe, de 83 páginas, el FMI puntualiza la necesidad de “simplificar los procedimientos de los despidos colectivos”, como así también “reducir el empleo público para bajar el déficit fiscal”, y hasta sugirió ampliar la cobertura del Impuesto a las ganancias.

Asimismo, precisa que al salario mínimo -al que identifica como una referencia para el sector informal-, “sería conveniente indexarlo a la inflación para fomentar el ingreso al trabajo formal”. De prosperar esta medida, desaparecería el Consejo del Salario, que fija el aumento anual del sueldo básico, y en el que participan el Estado, los gremios y los empresarios.

Otro dato que no es precisamente menor en el marco de la devaluación del peso de las últimas semanas: en diciembre, el FMI juzgaba que la moneda argentina estaba sobrevaluada entre un 10 y un 25 %.

En tanto, el Gobierno, en su proyecto de reforma laboral que envió al Congreso el 27 de abril pasado, incluyó dos puntos que irían en línea con las sugerencias del Fondo: disminuir el costo de las indemnizaciones, y fomentar las pasantías como otra opción de mano de obra.

En esa dirección, se propone excluir del cálculo indemnizatorio “el sueldo anual complementario, los premios y/o bonificaciones, y toda compensación y/o reconocimiento de gastos que el empleador efectúe hacia el trabajador”.

Y en cuanto al sistema de prácticas formativas, que suplantaría a las pasantías, la iniciativa oficial impulsa una “asignación estímulo no remunerativa en lugar del salario, aunque establece que todos los beneficiarios estén bajo convenio colectivo.

Facebook

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*