17 noviembre, 2018

Bonadio y su obsesión por Cristina: iba por containers enterrados y al fin la acusa por una carta, un bastón y desgrabaciones

Fueron por containers enterrados y repletos de dólares. También por cajas fuertes y bóvedas secretas con dinero y joyas. Sin embargo, el juez Claudio Bonadio, mal que le pese, debe conformarse con investigar el origen de una carta, un bastón y presuntas desgrabaciones de diálogos que podrían haber sido obtenidos de manera ilegal. Pero, hasta ahora, nada vinculado con las anotaciones del chofer Oscar Centeno y el rol de Cristina Kirchner como jefa de una asociación ilícita.

Sin embargo, y como muestra del encono personal que siente el magistrado por la ex presidenta, en las últimas horas ordenó la apertura de tres nuevas causas judiciales contra CFK, a raíz de los hallazgos de distintos objetos durante el reciente allanamiento a la vivienda de El Calafate.

La defensa de Cristina Kirchner, a cargo de Carlos Beraldi, sostuvo que “las cosas que Bonadio ordenó secuestrar, no sólo no guardan relación con el objeto de la causa, sino que, además, son efectos que integran el ajuar del hogar, cuya incautación no tiene otro propósito que generar daño y humillación”.

Por su parte, la actual senadora había planteado, antes de los allanamientos a sus propiedades que “si encuentran lingotes de oro, millones de dólares o piedras preciosas en bolsas, se los pueden llevar; pero si encuentran un anillo o un collar, está claro que son objetos de mi uso personal”, le había dicho Cristina Kirchner a Bonadio, tras pedirle que “no rompa nada”.

Sin embargo, para el juez “la imputada Fernández, además de elementos que conforman el ajuar del hogar, tenía ocultos en una bóveda ubicada en el espacio lindante a la escalera que comunica al subsuelo con la cocina del inmueble, dos artículos invaluables que hacen a la historia de la República Argentina”.

Uno es una carta de José de San Martín a su amigo chileno Bernardo O’Higgins y el prontuario policial–con anotaciones de 1906 a 1910- del ex presidente de la Nación Hipólito Yrigoyen . Pero además, Bonadio ordenó investigar el origen de un bastón presidencial que los Kirchner no recibieron en ninguna de sus llegadas a la Casa Rosada.

También pidió que se aclare el origen de una serie de carpetas con desgrabaciones que podrían provenir de escuchas ilegales, para lo que se recomendó abrir una causa por “abuso de autoridad y de malversación de caudales públicos”.

La tercera y última investigación que impulsó el magistrado se originó por el hallazgo de un bastón de mando histórico. El juzgado de Bonadio averiguó que en 2009 fueron robadas la banda presidencial y el bastón del ex presidente Arturo Frondizi del museo de la Casa Rosada. Por eso, el magistrado tomó testimonio a expertos, que dijeron que el objeto encontrado no era el robado, sino otro diferente, por lo que se abrió una causa judicial para determinar su origen.

Facebook

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*