20 junio, 2019

Lavagna y sus débiles convicciones: se desdijo, y asegura que “no hubo ruptura” con Alternativa Federal

Como una muestra de debilidad, desorientación y falta de convicciones sólidas, Roberto Lavagna dio marcha atrás con lo que había asegurado sólo 24 horas antes, cuando rechazó formar parte de Alternativa Federal (AF), y que era “un capítulo cerrado”. Sin embargo, esta mañana sorpresivamente salió a decir que “en realidad no hubo ruptura” con ese espacio del peronismo anti K, y que “todoslos canales de diálogo están abiertos”.

En definitiva, demasiadas idas y vueltas, lo que le resta seriedad a la figura del economista, que insiste (al menos hasta ahora, aunque tal vez también cambie) en que no es conveniente ir a unas PASO, y sí designar a un candidato presidencial por esa fuerza que salga del consenso entre sus principales referentes, es decir, los gobernadores Juan Schiaretti (Córdoba), Juan Manuel Urtubey (Salta), el líder de Fuerza Republicana, Sergio Massa, y el senador Miguel Ángel Pichetto.

Ayer, después de su coqueteo por meses con esa fuerza, confirmaba su retirada luego de semanas de intentos fracasados por sellar estrategias unificadas de cara a las elecciones de octubre, y virtualmente dio un portazo, dando por cerrada cualquier posibilidad de sumarse a AF, llegando a confirmar, incluso, que buscaría la postulación presidencial, a través de su propio espacio, “Consenso 2019”, es decir, por fuera de Alternativa Federal.

Pero hoy Lavagan dio un volantazo y anunció su interés por recuperar el diálogo con algunos de los dirigentes. “Hacía falta clarificar la diferencia entre la interna de un sector del justicialismo y la idea de fondo que hemos venido defendiendo nosotros”, explicó Lavagna en declaraciones a radio Mitre. Y planteó: “Creemos que la situación de Argentina es más complicada de lo que aparece en la superficie”.

Y en un intento por aclarar su postura, dijo: “No hubo una ruptura. Hubo una fijación de diferencias, un momento de clarificación, para que no hagamos un amontonamiento de gente que aspira a cargos. Tenemos un diálogo abierto”.

Para él, una unión de dirigentes no amerita “juntar por juntar” y, por eso, mostró algunas diferencias con la idea de sumar a Daniel Scioli (una invitación elevada por Schiaretti). En tanto, reiteró que el candidato debe salir del consenso y se deben evitar las internas. Según las encuestas, unas PASO en Alternativa Federal se dirimirían entre Lavagna y Sergio Massa, que al mismo tiempo no descarta una vuelta al kirchnerismo.

Sin embargo, desde AF, molestos por el vedetismo del economista, salieron a decir que “no existen los ‘por ahora’ en un divorcio. Lo de Lavagna es un asunto terminado”. Pero, claro, habrá que ver si ahora desde ese espacio también modifican su postura y vuelven a abrirle la puerta.

1 Comment on Lavagna y sus débiles convicciones: se desdijo, y asegura que “no hubo ruptura” con Alternativa Federal

  1. Cunde la desesperación en la “ancha avenida de en medio”. Estos supuestos opositores están a los codazos para conseguir ser los elegidos para suplantar al ya inservible Macri.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.


*