15.2 C
La Plata
18 junio, 2024
PAÍS

En el Gobierno se entusiasman con la idea de impulsar un proyecto para reducir la jornada laboral

En el marco de una serie de anuncios y medidas económicas, el Gobierno está trabajando en un proyecto de ley para reducir la jornada laboral de los trabajadores. Lo confirmó esta mañana el periodista Gustavo “Gato” Silvestre en Radio 10, donde detalló que “ya hay diputados sindicalistas trabajando este tema y lo hablaron con Sergio Massa”.

“En lo económico y en la línea de planes que se viene sobre Pymes, blanqueos, eliminación del impuesto a las ganancias, hay otro que se viene y va ser una bomba: reducción de la jornada laboral, se viene el proyecto”, anunció Sylvestre.

“Ya hay diputados sindicalistas trabajando este tema y lo hablaron con el ministro de Economía Sergio Massa. Es un tema que vienen reclamando distintos sectores. Ya lo comenzaron a evaluar, y sería enviado al Congreso para su estudio en el mes de octubre”, reveló.

Disminuir la jornada de trabajo diaria y semanal, generar más empleo a través de esa reducción, mantener los salarios, y aumentar el tiempo de recreación y de descanso de los trabajadores. Esos son los cuatro ejes temáticos de los proyectos que presentaron el diputado del Frente de Todos Hugo Yasky; el senador oficialista Mariano Recalde; el diputado del Frente de Izquierda Nicolás del Caño; el diputado socialista por Santa Fe Enrique Estévez; y la diputada bonaerense Claudia Ormachea.

Yasky pretende bajar la cantidad de horas a 8 diarias o 40 semanales, y destacó la necesidad de actualizar la normativa vigente: “Desde 1919 a la fecha se modificaron los sistemas productivos, se incorporó la tecnología con la revolución informática y ahora estamos esperando una etapa en la que los ritmos de la producción y la productividad se quintuplicaron. Nosotros seguimos teniendo la misma jornada de principios de siglo pasado, cuando en otros países de Europa y América Latina se redujo gradualmente”.

Los principales cuestionamientos que recibe la búsqueda de disminuir la carga laboral apunta hacia la menor producción. Un argumento que fue rechazado por el titular de la CTA, que cuenta con el apoyo de la CGT y otras organizaciones sociales, es que “al tener más horas de descanso, se reducen los accidentes laborales y el ausentismo. Por eso, no afecta la productividad”.

Destacó que “esta jornada laboral más reducida permitiría preparar las condiciones para empezar a pensar a futuro en una jornada laboral de cuatro días semanales, como se está intentando en algunos países como Bélgica. Todo esto se propone sin reducir el salario. Esto no afecta económicamente a las empresas, sino que, al contrario, las beneficia”.

Por su parte, el Frente de Izquierda y de Trabajadores (FIT), a través del proyecto del diputado Nicolás del Caño, busca implementar una jornada diaria de seis horas y 30 semanales. “Nuestro planteo es la reducción de la jornada laboral y el reparto de las horas de trabajo. Específicamente para que esas horas que queden libres o vacantes, sean nuevos puestos de trabajo genuino, con derechos para los trabajadores. (…) Aplicando la reducción a seis horas de la jornada laboral, en las 12 mil principales empresas del país, se podrían crear un millón de puestos de trabajo genuinos”, destacó la diputada Myriam Bregman.

En tanto, el senador del Frente de Todos por la Ciudad de Buenos Aires, Mariano Recalde, presentó una iniciativa para que la jornada laboral baje de 48 a 36 horas semanales: “Se reducen todos los máximos legales: régimen diurno, nocturno, insalubre y regímenes especiales. Esta reducción permitirá mejorar la distribución del trabajo existente y crear empleo, incrementar la productividad, mejorar la calidad de vida, disminuir los accidentes, reducir los costos empresarios y el impacto ecológico y sanitario”.

Todos los proyectos se encuentran con diferentes obstáculos. En primer lugar, la intención de los partidos de derecha que pretenden instaurar una reforma laboral en el país a partir del año próximo. Y, en el mismo sentido, una parte del sector empresario.

“En ninguna parte del mundo, la reducción generó pobreza, precarización y nada de los pronósticos agoreros que hacen desde la derecha. Hay sectores que tienen prejuicios, que la Argentina necesita menos derechos laborales, más superexplotación, menos condiciones de alienación en cuanto a las horas de trabajo, y se van a oponer”, manifestó Yasky.

 

También en info135

Persecución a la prensa crítica: reabren causa penal contra Roberto Navarro, y piden de 3 a 6 años de prisión

Eduardo

Grave: Karina Milei habría apretado a la jueza Servini para que no libere a ningún detenido 

Alfredo Silletta

Se tensa la relación con Chile: ultimátum de Boric para que Argentina retire los paneles solares

Eduardo

1 comentario

Salir de los comentarios