3 diciembre, 2016

 Berazategui bajó la mortalidad infantil a un dígito

La municipalidad de Berazategui, a través de las políticas públicas de salud, logró bajar en 2015 la mortalidad infantil a un dígito, alcanzando una tasa de 9 cada 1000 nacimientos, siendo éste el índice más bajo de la historia del distrito.

De esta manera, la comuna cumple con el Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) N° 4 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que implica reducir “en dos terceras partes, entre 1990 y 2015, la mortalidad de niños menores de un año”. Dicho objetivo pertenece a una serie de metas propuestas por la ONU en septiembre de 2000 para erradicar la pobreza en el mundo, a las que 189 países adhirieron, entre ellos la Argentina.

Desde entonces, y con el respaldo de la ordenanza 3244, la secretaría de Salud Pública e Higiene de la Municipalidad de Berazategui puso a disposición toda su infraestructura para lograr la baja de mortalidad infantil. Se creó el Sistema Municipal de Vigilancia y Control de la Morbimortalidad Materna e Infantil, que trabaja con el fin de disminuir los casos de mortalidad en el distrito a través de acciones de prevención, protección y recuperación de la salud de madres embarazadas y niños menores de un año (durante el embarazo, parto, período neonatal y posneonatal).

La salud, el objetivo primordial de la administración municipal. 

La directora de Salud Materno-Infantil de la Secretaría de Salud municipal, Dra. Alejandra Grassi, explicó: “En Berazategui hace años que ponemos un gran esfuerzo para lograr bajar la tasa de mortalidad infantil. Gracias a las políticas públicas aplicadas, cada vez estamos más cerca de la mamá y del bebé, para garantizarles el acceso a la salud y que así haya menos fallecimientos por causas evitables. Pusimos énfasis en el trabajo de las obstetras porque cuando una mamá está bien controlada en su embarazo seguramente va a tener menos probabilidades de que la criatura tenga problemas. También lo hicimos con los pediatras para que tengan la atención necesaria una vez nacidos”.

Del mismo modo, afirmó: “El sistema municipal de vigilancia permite que tengamos un trabajo muy intenso en el tema. A partir del mismo hacemos un seguimiento de los periodos neonatales y posneonatales, y del parto. Por otra parte, se analizan los aspectos económicos, sociales y culturales porque son cuestiones a tener en cuenta y además para trabajar en la contención familiar”.

Por último, la doctora agregó: “Gracias a todas estas medidas, llevadas adelante, hoy podemos decir que en Berazategui cumplimos con el objetivo mundial contemplado por la ONU, de bajar la mortalidad infantil”.

Un trabajo con nuevos desafíos. El haber alcanzado el objetivo de bajar la mortalidad infantil a un dígito no quiere decir que el trabajo haya finalizado, sino que la Municipalidad de Berazategui continúa ocupándose de la problemática desarrollando nuevos programas, como es el caso de la Atención Ambulatoria Integral de los Niños de Riesgo.

Al respecto, la coordinadora del Programa de Salud Materno Infantil, Dra. Estela Valiente, detalló: “Siempre pensamos estrategias y vemos qué podemos implementar para seguir avanzando en este sentido. Por eso, pensamos en un programa por el cual agentes sanitarios van a ir a las casas de aquellas familias que estén en situación de riesgo”.

“Primero, vamos a hacer un relevamiento para detectar los hogares en donde pueden haber problemas de este tipo y así intervenir con atención, capacitación y asistencia. Se trata de no quedarse dormidos con este logro de haber bajado el índice, sino todo lo contrario, tratamos de ir mejorando día a día”, concluyó.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*