2 diciembre, 2016

Van por los intendentes del peronismo: hoy Mussi

En horas de la mañana, varios carros de Gendarmería tomaron el edificio de la Municipalidad de Berazategui para realizar un allanamiento a partir de una denuncia de concejales opositores sobre el manejo de fondos del Programa Argentina Trabaja. A partir del mega operativo que duro varias horas se llevaron documentación y algunas computadoras.
“Entendemos que se trata de una búsqueda desesperada por ensuciar la imagen de una administración intachable como la que tenemos en mi ciudad con una gestión que solo ha hecho de Berazategui un Pueblo Próspero y a su gente digna.Cosas que este Gobierno y el Partido Judicial cómplice no nos perdonara Jamás”, afirmó el concejal Fernando Tévez.
Lo sucedido hoy en Berazategui es parte de un plan sistemático para castigar a los intendentes que no acepten las decisiones del gobierno nacional y provincial, especialmente aquellos que se pusieron a la cabeza de los vecinos para presentar amparos contra los tarifazos.
En la última semana se produjeron varios episodios preocupantes. El primero se produce en el municipio de La Matanza, cuando desde la Casa Rosada llamaron a la empresa Manaos para que no invite a la intendenta al acto que realizarían el presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal.
Verónica Magario decidió que si no era invitada armaría un acto paralelo cuando se fuera el presidente en la fábrica Manaos. Enterados en la Rosada decidieron finalmente invitarla a la intendenta ante el temor de las dos fotos: la fría de Macri con los obreros y la cálida y afectiva de Magario en la fábrica. Finalmente participó pero no la dejaron subir al escenario.
Se sabe que en todas las encuestas, tanto Macri como Vidal miden muy mal y de allí que hay un operativo conjunto con los legisladores de Margarita Stolbizer para dividir La Matanza en cuatro. La intendenta ha llamado “una Matanza para ricos y otra para pobres”.
Pasado lo de Magario, fueron por el intendente de Ensenada Mario Secco. El jefe comunal había decidido comprar 10 nuevos patrulleros para la policía y el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, decidió rechazarlos. Secco llamó a una conferencia de prensa con el apoyo de legisladores nacionales y provinciales y ante el escándalo de dejar a una ciudad sin seguridad, Ritondo decidió recular y aceptar los patrulleros.
Hoy fueron por Patricio Mussi. En un mega operativo dejaron durante horas encerrado a todo el personal de la municipalidad para buscar algunos papeles a partir de una denuncia política. En el edificio de Av. Rigolleau 3150, los uniformados buscaron documentación ligada a los Planes Argentina Trabaja, al parecer un nuevo artilugio legal para posicionar en los medios un supuesto acto de corrupción en medio del ajuste macrista.
La persecución ha comenzado contra aquellos intendentes que cuestionan las políticas de Cambiemos, pero como dice el gran Bertolt Brecht, irán por todos los jefes comunales que cuestionen las políticas oficiales. Decía el poeta alemán:
“Primero se llevaron a los comunistas, pero a mi no me importó porque yo no lo era; enseguida se llevaron a unos obreros, pero a mí no me importó porque yo tampoco lo era, después detuvieron a los sindicalistas, pero a mí no me importó porque yo no soy sindicalista; luego apresaron a unos curas, pero como yo no soy religioso, tampoco me importó; ahora me llevan a mí, pero ya es demasiado tarde”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*