14 diciembre, 2018

Cuatro minutos antes de que venciera el plazo, Barrionuevo devolvió las llaves del PJ y Gioja vuelve a tomar el mando

Sobre el límite, cuando faltaban 4 minutos para que se cumpliera el plazo límite, Luis Barrionuevo entregó las llaves de la sede del PJ nacional a la Justicia. El interventor cumplió así con la orden de la jueza federal María Servini de Cubría quien le había dado un ultimátum hasta las 13.30, luego de que la Cámara Nacional Electoral revocara el mandato de Barrionuevo y repusiera en la presidencia a José Luis Gioja.

Con Barrionuevo afuera, las autoridades del PJ se disponen a ocupar la sede nuevamente en el transcurso de hoy. Además de las llaves, el dirigente entregó “los libros de actas y contables de dicha Institución”.

La intervención del PJ, por orden de Servini de Cubría, empezó el 10 de abril de 2018 a partir de un pedido de sindicalistas del PJ como Carlos Acuña, y fue rápidamente cuestionada por las autoridades desplazadas. Entre los argumentos que esgrimió para hacer lugar al reclamo incluyó análisis políticos y no elementos jurídicos sólidos. Hizo mención a “los adversos resultados electorales obtenidos en los dos últimos procesos electorales”, “el fracaso en el acto electoral para elegir gobernador en el distrito más grande del país”, y advirtió por una “situación crítica insostenible que de permanecer en el tiempo, podría afectar la propia existencia del partido”.

La intervención de Servini y Barrionuevo caducó el último 2 de agosto, a partir de un fallo de la Cámara Nacional electoral. Ese tribunal observó que “no se verifica” que haya una “violación de la ley o de la carta orgánica” del partido que amerite su intervención, que, por otra parte, subrayó, es “una medida excepcional”, con lo cual dispuso el cese de la medida.

Facebook

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*