22 mayo, 2018

Intendentes opositores desafían a la Gobernadora y ofrecen subas mayores al 15%

Intendentes de Unidad Ciudadana y del massismo ya avisaron que otorgarán aumentos a los empleados municipales por encima del 15 por ciento, la cifra tope que el gobierno de María Eugenia Vidal planea ofrecer el jueves a los gremios docentes, en el primer encuentro paritario del año. Además analizan incorporar ofrecer cláusula gatillo, una herramienta prohibida por el gobierno nacional a los gobernadores de Cambiemos.

La movida tiene como protagonistas a intendentes del Frente Renovador de Sergio Massa como de distintos sectores del peronismo, tanto del kirchnerismo como del PJ más propenso al diálogo con Cambiemos. La idea no es nueva: fue el intendente de Ensenada, Mario Secco, el primero en anunciar a fin de año que otorgaría un 25% de aumento a sus empleados públicos.

El Frente Renovador confirmó ayer que los intendentes de esa fuerza negocian con los trabajadores municipales paritarias con subas de entre un 15 y 20 por ciento, con la inclusión de una cláusula gatillo que actualice esos montos según la inflación.

Así lo informó ese espacio político por medio de un comunicado en el que consigna que tras haber consultado al equipo económico del partido, y “con el fin de defender el poder de compra de los salarios y combatir la inflación”, los intendentes bonaerenses del FR “se pusieron de acuerdo en la negociación de las próximas paritarias para los trabajadores de sus municipios” y ofrecerán aumentos de “entre un 15 y un 20% de suba con cláusula gatillo”.

“Venimos trabajando con los gremios en un entendimiento que nos permita cumplir con la palabra empeñada y, a su vez, garantizar el poder de compra promoviendo el acompañamiento de la inflación”, indicó al respecto el intendente de General Las Heras, Javier Osuna, siempre según el documento difundido por el FR.

Por su parte, el intendente de Tigre, Julio Zamora, sostuvo que “los trabajadores necesitan tener la seguridad de que una suba de la inflación superior a la establecida no va a atentar contra sus salarios y su capacidad de compra”, en referencia a la cláusula gatillo, que actualiza las subas de acuerdo a la inflación.

“El equipo económico del FR nos lo sugiere (el uso de la cláusula gatillo) como herramienta imprescindible para garantizarle a los trabajadores municipales que no pierdan su poder adquisitivo actual a manos de la inflación”, se sumó Germán Di Cesare, intendente de General Alvarado.

Mientras en la provincia y la Nación está en duda el uso de esa herramienta (que sí había sido incorporada en las negociaciones del año pasado) el partido que lidera Sergio Massa salió a diferenciarse una vez más del gobierno de Cambiemos remarcando especialmente la necesidad de la cláusula gatillo, y unificando la postura de sus jefes comunales al respecto.

El anuncio es un desafío público al gobierno de Cambiemos que ya dejó trascender que ofrecerá suba de máximo 15% y sin cláusula gatillo. La primera reunión con los gremios docentes será el próximo jueves.

Facebook

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*